Abrazos gratis

Emili Gené Vila. Si han visto alguna vez El Hormiguero, igual se habrán fijado en el ritmo casi frenético con que se suceden las entrevistas, los retos, los juegos y las distintas ocurrencias más o menos bizarras que jalonan el programa. Nada raro, porque este es el estilo de los concursos, realities y demás encuentros con famosos. Mucho movimiento de cámara (mejor con grúa), hablar rápido, actuaciones cortas. Y luz y colorines. Pero El Hormiguero va más allá. Me refiero a los abrazos con que Pablo Motos y sus colaboradores se saludan y despiden. Es más. El estilo de abrazo impuesto en El Hormiguero es adoptado de forma sistemática por todos sus ilustres invitados. Descartando que sea el resultado de la casualidad, la empatía o la mímesis, convendrán ustedes que debe de existir un código en el programa, asumido por todos cuantos aparecen en él. Se trata de abrazos amplios pero breves, casi fugaces, que expresan una camaradería puntual. Nunca se funden en un abrazo emotivo porque este abrazo hormiguero es casi profiláctico. Cuidado, no me ensucies. Como con miedo a que te infectasen. O igual es el abrazo deportivo de una época con prisas que no tiene tiempo para el intercambio.

09

01 2017

Toros, religión y banderas

Urko Urbieta. Espero que no se perdieran este jueves el capítulo de estreno de Mentes criminales: sin fronteras, titulado ‘Toro bravo’. Si no lo vieron, les aseguro que fue la monda. Esta ficción calca la fórmula de éxito de su serie madre, Mentes criminales –que le permite seguir en antena 12 años después de su estreno–, pero trasladando las investigaciones criminales por todo el mundo. El problema es que el equipo técnico y artístico no se ha movido jamás de EEUU. Así que imagínense el resultado final: inenarrable. Tras pasar por multitud de países, en este episodio nos ha tocado a nosotros. ¡Agárrense los machos! El equipo liderado por Jack Garret (al que da vida Gary Sinise, que te sirve para estar nominado al Oscar por Forrest Gump y luego interpretar durante diez años al protagonista de CSI:NY con cara de seta) se traslada hasta Pamplona para investigar la desaparición de un norteamericano durante los Sanfermines. Por obra y gracia de la serie, en la capital navarra solo hay toros, religión y banderas españolas por todas partes. Imposible encontrar más guiños cutres por minuto. ¡Y olé! Entre las menciones a Xavi Alonso –que no es navarro sino vasco–, a Cristiano Ronaldo, a la izquierda abertzale y a Hemingway, tanto topicazo me obliga a no dejar a esta serie salir sana y salva del encierro.

08

01 2017

Corneados y ‘cuerneados’

Javier J. Díaz. Los seres humanos han enloquecido definitivamente. Y la serie americana Crímenes pasionales lo ha confirmado. Demuestra las locuras que llegan a hacer las personas cuando su pareja o ellos mismos cometen una infidelidad. Algo que puede ser exótico, apasionante, divertido, desgarrador o doloroso puede llegar a convertirse directamente en un asesinato a sangre fría. Lo dicho, locura. El programa documental incluye testimonios de las personas del entorno e imágenes del crimen, además de opiniones de jueces o policías que intervinieron en el caso cuando sucedió. Bien documentado, también es muy entretenido, aunque las reconstrucciones son un poco forzadas y los actores que participan siempre son más guapos y estupendos que en la realidad, lo que le resta credibilidad a la historia. Crímenes pasionales aglutina crímenes de todos los tipos: para cobrar un seguro de vida, simulando un accidente casero, un robo, una enajenación mental o, incluso, una extorsión a otra persona para que mate a su pareja. Merece la pena prestarle atención solo por ver cómo piensan algunas mentes.

07

01 2017

La mejor mentira colectiva

Gemma Marchena. Ahora mismo, mientras lee esta columna, debe de estar rodeado de papel de regalo tirado por el suelo. Si tiene niños, es posible que le estén martirizando con el ruidito de algún juguete. O llorará por las esquinas por esa utilísima batidora que le ha tocado en suerte (así aprenderá a portarse mejor este año). Pero ya hay que ponerse a pensar en 2018 y esta columna va directa para los informativos. Por favor, si queremos mantener la mentira colectiva de que los Reyes Magos existen, no se pueden colar en un informativo noticias del tipo: «Los padres apuran hasta el último minuto para comprar los regalos de los Reyes». Es como si te vas a la taquilla a comprar la entrada de El Sexto Sentido y cuando te cobran, de paso te desvelan el final. Para darle más realismo, igual podrían desde IB3 grabar a pajes que pasean por Sant Miquel haciendo las compras. Lo de meter un camello igual se nos va de presupuesto, pero no creo yo que sea tan difícil coger una carretilla y hacer un poco de teatro por Palma. Mientras tanto, haremos malabarismos para que no me desvelen el final de la película. No sé si es responsable o no, pero he descubierto que la amenaza de mandar una carta pidiendo carbón acelera mucho el proceso de vestirse por las mañanas. Gracias.

06

01 2017

Apuestas y loterías

Alfons Martí. La programación de televisión se ha inundado de loterías, concursos y apuestas desde hace tiempo, y aún más en Navidad. Por ejemplo, TVE no ocultó su apuesta por las apuestas, pues anunció su parrilla de programas especiales navideños presentando la retransmisión del sorteo de la Lotería Nacional como el inicio de la serie de espectáculos de la época.  En parte, los sorteos, loterías y apuestas son un medio nada desdeñable de ingresar dinero por parte del ente público. El problema es que la generación de ilusiones ha desplazado el espacio dedicado a obras creativas, como las películas. Sean dramas, comedias o farsas, las películas dan que pensar, algunas emocionan y, en todo caso, ponen a prueba el gusto del público. Reducir la programación a exhibiciones de glamur narcisista y a loterías no solo rebaja el nivel de lo público, sino que alcanza el punto de ahogar la misma realidad común. Las loterías, concursos, apuestas y demás convierten al espectador en un mero contemplador de un baile de números o en un desesperado en busca de aumentar su fortuna privada. Si algunos creen que en Navidad se fomenta más lo humano, las tradiciones, la creatividad o la imaginación, el desengaño queda patente zapeando y viendo cómo la creatividad se ha reducido a dramatizar el hecho de recibir dinero de un modo mágico.

Etiquetas: ,

05

01 2017

Viejas glorias

Iris Luque. Ya está aquí, ya ha llegado.  En poco tiempo dará comienzo una nueva edición de Gran Hermano VIP, y con esta ya van cinco. He de confesar que nunca he sido muy fan de Gran Hermano, pero a la versión clásica le tengo más aprecio. Empezó como experimento social y aunque ahora se haya desvirtuado hacia la farándula más rancia, siempre quedan concursantes nostálgicos que dejan entrever la esencia del programa. Pero Gran Hermano VIP es otra cosa. Un batiburrillo de famoseo que expone sus vergüenzas en la pequeña pantalla, con figuras actuales como Daniela Blume o Aless Gibaja y viejas glorias que desaparecieron hace años de la parrilla televisiva más conocida, como Alonso Caparrós. En el fondo, son estos últimos los que más lástima me producen. Antiguos mitos que luchan por tener sus minutos de fama. Que buscan que la audiencia no les olvide, y volver a los platós de televisión o al interior de la prensa rosa. Parece ser que la fama es tan adictiva como el tabaco, así que algunos personajes televisivos deberían plantearse que su momento de gloria ya ha pasado, y dejar los focos a un lado y desintoxicarse de los realities como quien abandona el cigarrillo.

04

01 2017

‘And the andarán’

Neus Aguiló. And the andarán’ fue uno de los programas más vistos en la noche de fin de año. El propio José Mota se convirtió en personaje de sus ficciones al ser requerido por el rey Felipe para suplantar la identidad de una serie de políticos que habían sufrido un accidente aéreo. Así, mientras Mota grababa su especial de Nochevieja, era interrumpido continuamente para ir a ruedas de prensa e interpretar a Mariano Rajoy, Antonio Hernando, Pablo Iglesias y Albert Rivera (los de verdad se habían convertido en náufragos tras estrellarse el avión). El objetivo era que los ciudadanos no se enteraran del accidente de aviación.Una buena excusa para que José Mota se luciera con unas muy buenas imitaciones de los principales líderes políticos. Lo peor, tal vez la imitación de Donald Trump, y lo mejor, la de Felipe VI. El programa fue un repaso a lo más destacado de 2016 y contó además con colaboraciones especiales como las de Iker Casillas, Juan José Ballesta, Daniel Guzmán, Santiago Segura, Fernando Romay o Rafael Amargo. A pesar de algunos momentos flojos, ‘And the andarán’ hizo gala de un excelente humor y fue la mejor opción para esperar el momento de las doce campanadas.

03

01 2017

V.O.D.

Emili Gené. Eramos pocos y parió la abuela. A los servicios clásicos de tele en streaming o vídeo bajo demanda como Filmin o Wuaki se añadió Movistar+ (Imagenio), que llegó para arrasar y casi monopolizar el mercado. Pero en apenas unos meses nada menos que tres gigantes han desembarcado para disputarse el pastel. Por orden de llegada: Netflix, HBO y Amazon. Los tres con una tarifa (alrededor de 10 euros al mes) que deja fuera de juego a Movistar+ (unos 40 euros). Además ofrecen mayor versatilidad: cuentan con apps para tablet o móvil o permiten la descarga. Definitivamente, adiós al vídeo que íbamos a alquilar a una tienda a base de devolver el DVD y pagar el recargo por demora antes de llevarnos el nuevo. Sin salir de casa, con mejor calidad (HD) y pagando menos. Milagros de la fibra de banda ancha. Televisión por Internet, vídeo (series, pelis o incluso programas) en nuestra SmartTV o en nuestros dispositivos móviles. Parece que el nicho quedará en manos de HBO y Netflix por la amplitud de su catálogo y la ubicuidad de uso, falta ver cómo reacciona Movistar+. Quien lo tiene peor es Amazon Prime Video (catálogo reducido), a pesar de su oferta de lanzamiento: gratis para suscriptores de Amazon Premium (unos 20 euros al año).

Etiquetas: , ,

02

01 2017

Cuatro deseos

Urko Urbieta. Para el nuevo televisivo he pedido cuatro deseos a las cadenas. Quizá se cumplan, o tal vez no. Pero ahí van. Uno de mis grandes anhelos es que, por fin, aparezca un programa de entrevistas decente. Y no, estimados lectores, desde luego que El hormiguero de Antena 3 no lo es. Ay, ¡cuánto se echa de menos al Manel Fuentes y su troupe de Fuentes & Cía! Ya no se hacen espacios así. Por otro lado, a TVE le deseo que la tercera temporada de El ministerio del tiempo sea tan buena o más que la segunda. Espero que la marcha de Rodolfo Sancho no se note demasiado en las tramas. Para superarlo, tendremos a Pacino a tiempo completo. ¿Quién me iba a decir que me gustaría una interpretación del normalmente inepto Hugo Silva?
A Telecinco le pido que estrena de una vez Sé quién eres, su serie de suspense con Blanca portillo y Carles Francino, entre otros. Y le deseo que funcione. Aunque huele raro que la anunciara a bombo y platillo y seis meses después siga encerrada en su despensa. Además, espero que su Perdóname, señor, una miniserie en la que Paz Vega interpreta a un monja enamorada de un narcotraficante, sea tan mala y loca como parece. ¿Alguno se cumplirá? Seguiremos informando.

02

01 2017

Feliz 2017

Gemma Marchena. Si esta noche me quedo en casa (y hay un 50 por ciento de probabilidades que así sea), por fin tengo claro que voy a poner en televisión. Cachitos de Hierro y Cromo ya no es ni siquiera programa revelación, que por algo lleva más de dos años en antena, y va camino de convertirse en un clásico. Hay algo placentero en contemplar programas musicales de décadas pasadas. Oh, Rockopop. ¡Qué tiempos los de Plàstic! ¿Qué habrá sido de los concursantes de Gente Joven? De ahí salieron Mecano y María del Monte, por cierto. El caso es que Cachitos no sólo recuerda la música de antes, sino que pone de manifiesto la necesidad de programas musicales durante todo el año. Cada entrega semanal es un hit en las redes sociales. Nunca con tan poco dinero se hizo tanto: sólo hace falta buscar en el vasto archivo de TVE y un buen guión (ah, sí, los guionistas: esos olvidados señores con ingenio que saben hilar frases con sentido). ¿Cuándo acabarán esos programas donde adolescentes con breves vestidos y mozos de brazos hipertrofiados seguirán apareándose ante las cámaras? ¿Hasta cuándo seguirán encerrados la docena de mastuerzos anodinos en la casa de Gran Hermano? Desde aquí reivindico música de la buena y videoclips para bailar en el salón. ¡Que este 2017 nos dé motivos de sobra para agitar las caderas al ritmo de New Kids on The Block, Vanilla Ice o lo que sea que se lleve ahora.

02

01 2017