Entrada etiquetada ‘actriz’

Shannen contra Brenda

03

08 2016

Nacho Jiménez. Su carácter indomable, su belleza y esa melena morena inolvidable enamoraron al mundo entero a principios de los años 90. Les hablo de Shannen Doherty, la actriz que encarnó a la icónica Brenda Walsh en una de las series de más éxito e impacto mediático de la historia de la televisión, Sensación de vivir. Sus protagonistas se convirtieron, de un día para otro, en auténticos ídolos de masas, solo equiparable a otros fenómenos como Los Beatles (no me sentencien por esta comparación). Pero, sin duda, fue Shannen, o Brenda, la protagonista absoluta. Recientemente conocimos que la actriz, ya con 45 años, padece una de las enfermedades más terribles y dramáticas, el cáncer de mama. Desde aquí quiero rendir mi particular homenaje a esta musa del cine underground, que supo aprovechar su fama y huir de Sensación de vivir para embarcarse en proyectos como Mallrats, de Kevin Smith, o Nowhere, de Gregg Araki, aunque finalmente terminase en otro serial, Embrujadas, o en tv-movies al más puro estilo ‘animadora acosada’ o ‘¿quién es realmente mi marido?’, por ejemplo. Esos ojos, ese carisma, esa mala leche. Eso y mucho más es Shannen Doherty, un personaje icónico y que siempre será recordado

Etiquetas: , ,

Gracias, Lina

21

08 2015

Triunfó en el teatro y en la revista; el público la adoró en el cine y la televisión llegaría más tarde, en los 90, pero tampoco se le resistió. Lina Morgan fue una estrella de los pies a la cabeza, a pesar de su físico decían, aunque menudas piernas tenía la señora. Todavía recuerdo, y debía tener 13 años, cuando A3 estrenó la primera serie protagonizada por Lina Morgan, Compuesta y sin novio. Fue algo así como un acontecimiento, aunque la artista ya sabía lo que era arrasar en audiencia cuando TVE emitía sus espectáculos teatrales. La serie de 13 episodios intentó lograr algo que Lina Morgan no podía y su público ni lo exigía ni lo quería: su capacidad interpretativa, que era limitada no nos engañemos, su gracia natural y su humor no conectaron con los guiones. Aunque arrasó en su estreno, se consideró una pequeña decepción. Pero la Morgan decidió embarcarse en un proyecto más personal, con presencia de público y muy teatral. Hecho a su medida: Hostal Royal Manzanares. La audiencia fue apoteósica, con casi 9 millones de espectadores; críticas excelentes, aunque vista hoy da vergüenza ajena. Y un reparto tan loco como perfecto para sus papeles: Ana Obregón, Joaquín Kremel o Mónica Pont, entre otros. Sus proyectos posteriores, como Academia de baile Gloria o Una de dos, no tuvieron éxito alguno y la comediante se retiró discretamente, salvo alguna participación esporádica. Ahora, ya para el recuerdo, nos queda su mítico cruce de piernas o su respuesta cuando le preguntaban la edad: «Taitantos». Muchas gracias, Lina.