Entrada etiquetada ‘Adela Úcar’

Reporteros

26

04 2016

Neus Aguiló. Cuatro sigue apostando sin éxito por los reportajes. Cintora a pie de calle no acaba de encontrar sitio ni horario y el viernes, en la privilegiada franja de prime time, tampoco logró salir a flote y obtuvo un mínimo histórico de audiencia. Por su parte, 21 días acaba de estrenar temporada y presentadora (Meritxell Martorell) a la que le han llovido críticas desde el minuto uno. Hace dos semanas se estrenó como reportera pasando veintiún días en un prostíbulo. En la segunda entrega, la periodista viajó a Nueva York y a Guatemala para mostrar cómo viven determinadas comunidades de judíos ultraortodoxos. Muchos han sido los que le han recriminado frialdad y sobreactuación, especialmente en el programa del prostíbulo, donde se le achacó una absoluta falta de empatía con las prostitutas. Las comparaciones son odiosas, sí, pero en las redes sociales no dejan de comparar su profesionalidad con la de sus predecesoras Samantha Villar y Adela Úcar.  El programa de Cintora tiene todos los números para desaparecer. 21 días es una incógnita todavía, pues, si bien es cierto que obtuvo sólo un 7 por ciento de share, también lo es que la competencia de la misma franja horaria logró datos similares, exceptuando el imbatible Sálvame Deluxe. Los espectadores decidirán.

Cárcel de mujeres

05

03 2013

Neus Aguiló. En la última entrega de ‘21 días’, Adela Úcar entró en una cárcel de mujeres de República Dominicana. Para ella, no dejaba de ser una experiencia de tres semanas, pero no para un grupo de presas españolas que habían acabado entre las rejas de esa prisión por culpa del tráfico de drogas. Algunas llevaban más dos años encarceladas, esperando un juicio que no llegaba a celebrarse. Elisabeth, una joven reclusa de origen canario, recibió la emotiva visita de su madre, quien recorrió miles de kilómetros para verla sólo durante unas horas. Además de a su madre, Elisabeth ha dejado atrás a una hija de cinco años y malvive con el miedo permanente de perder el vínculo con esa niña. Las reclusas demostraron una humanidad y un compañerismo insólito con la reportera, a quien acogieron como a una hermana. Pero los veintiún días pasaron, Adela se fue a casa y allí permanecen esas chicas, lejos de sus familias y de sus hijos pequeños, luchando por mantener la cordura en un encierro insoportable, tratando de adaptarse a un ambiente más que hostil y experimentando a diario una situación límite. De todos los ‘21 días’ que he visto, éste ha sido din duda uno de los más impactantes.