Entrada etiquetada ‘Águila Roja’

Y por fin comieron perdices

30

10 2016

Urko Urbieta. Águila Roja ha puesto punto y final a su historia. Tras ocho años en emisión, nueve temporadas dando vueltas a la misma historia de amor cansina, 166 capítulos donde han aparecido cuchillos con mango de plástico, ninjas y gladiadores en una serie que, supuestamente, recrea el Siglo de Oro español, se ha despedido para siempre de sus ‘aguiluchos’, que parece que así se llaman los fans de la ficción. Si creen que no me gusta esta serie han acertado. Es mala con avaricia y nunca he entendido su éxito. Aviso por adelantado que aguanté un par de episodios de la primera temporada y, de vez en cuando, he echado un vistazo a la serie cuando creía que debía comentarla. Al César lo que es del César: Águila Roja entrará en la historia de la televisión como la última serie española –al menos por ahora– que logró reunir audiencias superiores a los 6 millones de espectadores, allá por su tercera y cuarta temporada. El final de la ficción no ha sorprendido a nadie. Margarita (Inma Cuesta) volvía en el último capítulo para salvar a Gonzalo, sellar su amor con el héroe y darle una buena nueva y los malos recibían su merecido. Nada nuevo bajo el sol. Un final de cuento. Que sean felices y coman muchas perdices. Adiós.

Mamá, quiero ser artista

01

10 2016

Gemma Marchena. Las cifras salieron esta semana y daban ganas de llorar. La mitad de los actores españoles que tenía un empleo ganaba menos de 3.000 euros al año. Sólo el ocho por ciento de los que pertenecen a este gremio vive de lo suyo. Todavía están recientes en la memoria las declaraciones emocionadas de Candela Peña cuando recogía el Goya a Mejor Actriz Secundaria y aprovechaba para pedir trabajo tras tres años en dique seco. Tres años en los que, mientras tanto, nació su hijo y murió su padre. Las cosas no han mejorado desde entonces, han pasado tres años y las estadísticas siguen dando bofetadas. Actores y actrices malviven con otros empleos, confiando en que se disipe esta crisis que también le está dando bien a periodistas, arquitectos, diseñadores de moda o fisioterapeutas. Da lo mismo: todos comparten el sueño bobo de vivir de lo suyo. Al mismo tiempo, la enorme Paquita Salas (esa serie donde la protagonista es representante de actores) grita al teléfono a una actriz: «¿Quieres un Puente Viejo?». O un Águila Roja, o un Acacias 38 o la inmensa Crematorio, lo mismo es. Todas estas producciones propias dejan un reguero de empleo tanto para los intérpretes como para los que están tras las cámaras. ¿Acaso no queremos bajar el paro sea como sea? Menos IVA y más ayudas no estarían nada mal.

Un otoño lleno de emociones

25

09 2014

Miguel Soler. La nueva temporada en cuanto a series de televisión ya ha comenzado. Tanto los canales que emiten en abierto como los de pago tienen a punto o han iniciado ya las emisiones de sus productos «estrella».
A la reciente reaparición de «Bates Motel» en TNT «Isabel» y Águila Roja» en TVE. Estamos a la espera de que las temporadas finales de «Mad Men» y «House of Cards» acudan a una cita llena de sorpresas y, en el último de los casos, de tragedias.
Entre tanto HBO, la productora que creó una de las series más aclamadas por la crítica, «True Detective» lanzaba el anuncio de su segunda temporada (que esperamos amplíe el número de capítulos que sólo fue de ocho durante la primera) pero con cambio muy importantes en su reparto tras la renuncia de Mathew McConaughet y Woody Harrelson.
Inicialmente se dijo que habían sido consultados Christian Bale y Brad Pitt con los que, finalmente no hubo acuerdo.
Ahora se habla de Vince Vaughn y de Collin Farrell y se estudia la posibilidad de que uno de los detectives sea una mujer, concretamente Jessica Chastain a quienes recordamos por su participación en «La noche más oscura».
La decisión final está en manos del creador de la serie Nie Pizzolatto.

Águilas, comisarios y damiselas

06

09 2014

Urko Urbieta. La noche del jueves La 1 brindó un aperitivo de su serie estrella, la absolutamente loca Águila roja, que estrena nueva temporada el día 11.
Para los que la tienen olvidada, la serie sigue a Gonzalo de Montalvo (David Janer), un maestro de escuela que se transforma en el héroe Águila Roja para descubrir quién mató a su esposa y vengar su muerte. Hay malos, como el comisario (Francis Lorenzo) o la duquesa (Myriam Gallego); un amor imposible, su cuñada Margarita; e, incluso, un ayudante metepatas (Javier Gutiérrez).
Recordemos, en esta serie ‘ambientada’ en la España de Felipe IV, hemos podido ver cuchillos con mango de plástico –un error que se puede perdonar–, así como ninjas llegados de Japón, una mujer pirata encarnada por Mónica Cruz (¿a quién se le ocurre?) y gladiadores… todo muy lógico y normal en pleno siglo XVII, ¿verdad? Como ya sospecharán, no soy nada fan de esta serie. Solo vi la primera temporada y tuve bastante, aunque luego he echado un vistazo a alguna que otra secuencia, advertido previamente, por lo loco de su argumento y resolución.
Esta temporada prometen el ansiado acercamiento de los dos protagonistas, mientras que la pobre Inma Cuesta (Primos, La voz dormida o 3 bodas de más), Margarita en la serie, debe estar rezando para que la serie termine y pueda centrarse de una vez en su carrera cinematográfica porque Águila roja ya se le queda muy pequeña.

 

Etiquetas: ,

Recortadas sí, pero vuelven

25

11 2012

Urko Urbieta. Las cosas se empiezan a calmar en RTVE –la televisión y radio pública que pagamos todos– tras unos meses de vaivenes, noticias confusas y pérdida de audiencia.
Los nuevos gestores de la cadena se han sentado a pensar (algo que hacía falta en esa casa de ‘tócame roque’) y ante los datos conseguidos por su nueva serie, Isabel, ya ha sido renovado para una 2ª temporada, cuando la productora de la serie la había cancelado prácticamente ante sus constantes retrasos. Además, ya se ha anunciado la renovación de Águila roja para una nueva temporada –la nueva tanda de capítulos lleva en la ‘nevera’ de TVE desde hace meses–, al mismo tiempo que han encargado más episodios de Gran reserva, que se sumarán a los 13 ya grabados de la 3º temporada. Sin olvidar que la cadena también tiene en la recámara nuevos capítulos de La república y Los misterios de Laura.
Águila roja y Cuéntame se quedan en TVE porque han aceptado una reducción de presupuesto, que nosotros notaremos en su duración; por ejemplo, los episodios de la familia Alcántara durarán una hora, en vez de los 85 minutos a los que nos tenían acostumbrados. Una buena noticia porque, al menos yo, siempre he dicho que el problema de la ficción española es su eterna duración. Si al final será bueno el recorte…

Sin segundos

19

03 2012

Emili Gené. Los rumores apuntaban a Clan, Águila Roja e incluso Teledeporte: muy mal tiene que estar un país para sacar de la parrilla pública un programa dedicado íntegramente al deporte. Más lógica resulta la caída en desgracia de 59 segundos, un programa que se hizo famoso por retirarles el micrófono a todo tipo de políticos y periodistas. Cierra en abril, y TVE se quedará sin magazine político, a la espera de que La noche en 24 horas corra la misma suerte. Cuando se añadan los desayunos comandados por Ana Pastor (ya saben, la única mujer que se atrevió con Cospedal) a la merienda de negros, la cadena que ZP quiso poner a la altura de la BBC podrá orientarse definitivamente a los concursos de fabricación propia para competir en igualdad de condiciones con el resto de canales: más publicidad, más telebasura. Con el imperio de Polanco en subasta y el de Roures en pleno ERE, parece claro que no hay en Occidente modelo televisivo alternativo a los impuestos por Murdoch o Berlusconi. ¿Y en Oriente? China e Irán, donde Internet es una red controlada por el Gobierno.

Con las series no se juega

06

02 2012

Urko Urbieta. Voy a olvidarme de mis inclinaciones políticas y explicar por qué creo que la decisión del Consejo de Administración de RTVE de suspender por el momento (no cancelar) su dos series estrellas, Águila roja, y Cuéntame, y aplazar ‘sine die’ el regreso del resto de sus series me parece un error tremendo.
Por un lado, una de las reglas básicas en televisión es no cambiar lo que funciona. Por eso, paralizar toda la ficción de la cadena sólo va servir para perder la fidelidad del espectador. Quédense con el dato de que estas dos series copan seis de las 10 emisiones más vistas en España en televisión en enero.
Se critica que son caras, con un coste por episodio de 600.000 euros. La gente que lo comenta no debe saber mucho de televisión, producción y costes. Además, durante la renovación de ambas series las productoras negociaron con TVE a la baja, ‘motu proprio’.
Una ficción de calidad en la televisión pública marca las pautas de calidad del resto de la ficción española y su venta al exterior fortalece a nuestro sector audiovisual que, parece ser, se está ‘comiendo’ los platos rotos de una crisis que el fútbol y los toros (que volverán a La 1, según anunció el PP) parece ser que no notan.

La duración eterna

23

01 2012

Urko Urbieta. No negaré que dentro del panorama televisivo español hay muestras de un verdadero interés por innovar o buscar historias algo ‘diferentes’. Pero también es verdad que los guionistas se enfrentan a las exigencias de las cadenas, atadas, a su vez, por la dictadura de las audiencias.
A pesar de que muchos guionistas se quejan de que no hay presupuesto para hacer según qué cosas, series como Gran hotel demuestran que podemos lograr series de época con un nivel medio alto. Superado este problema, la gran dificultad de toda serie española es su duración. Cada episodio dura en España la friolera de casi una hora y media (por ejemplo, las cadenas inglesas emiten series de hora y media como Sherlock pero solo tienen tres episodios por temporada; o Downton Abbey que, con nueve episodios, duran una hora escasa).
Por eso, episodios como el primero de Toledo (el Águila roja de A3) se hacen eternos y muestran más claramente sus flaquezas debido a esta duración. Además, el empeño por introducir tramas más juveniles con actores malos, o muy malos (como Maxi Iglesias) destruyen cualquier posibilidad de lograr un producto excelente y nos tenemos que conformar con otro suspenso contundente.

Al asalto del cine

11

01 2012

Urko Urbieta. Ayer me dediqué a analizar a conciencia las nominaciones a los Goya de este año con mi habitual mezcla de sorpresa y desagrado juntos. Dejando a un lado mi total indignación al ninguneo al que ha sido sometido el excelente thriller de Jaume Balagueró, Mientras duermes, lo que más me ha llamado la atención es el aluvión de actores televisivos que han sido nominados a estos premios Goya.
De entre los 24 actores y actrices nominados a los diferentes premios, hasta 17 son rostros con un pasado (o un presente, o futuro) en la pequeña pantalla. Lo que deja claro que la frontera entre cine y televisión cada es más pequeña y que los actores españoles se mueven como pez en el agua en ambos medios.
Los ejemplos más claros. Inma Cuesta (la heroína de Águila roja) corona un año triunfal con la serie de La 1 y tres éxitos de taquilla como Primos, Águila roja. La película y La voz dormida por el que opta a la mejor actriz principal; Blanca Suárez (la Ainhoa de El barco), nominada a actriz revelación por La piel que habito de Almodóvar. Sin olvidar la nominación (y casi Goya asegurado) a mejor actor de José Coronado, logrando gracias a su alcohólico inspector de policía Santos Trinidad el reconocimiento que hace años merecía. Que siga la racha.

Lo que nos ha dejado 2011

29

12 2011

Urko Urbieta. Con el fin de año llega el momento de repasar qué nos ha deparado este año 2011 televisivamente hablando. Las series de época, los telefilmes, los concursos y los ‘talent shows’ se han convertido en las estrellas indiscutibles. El éxito de Águila Roja ha hecho que todas las cadenas se hayan lanzado de cabeza a estrenar ficciones de época. Nos quedamos con dos: La República, el excelente ‘spin off’ de La señora; y Gran Hotel, el gran éxito de este otoño. Además, los telefilmes basados en la vida de personajes famosos también han llenado horas y horas de televisión. Raphael, Isabel Pantoja, o la baronesa Thyssen han visto sus vidas en la pequeña pantalla. Este año también hemos vivido el resurgir de los concursos en el prime time de las cadenas. Ahora caigo, Pasapalabra, Atrapa un millón, o Uno para ganar han demostrado el ‘hambre’ que teníamos por este tipo de programas aptos para toda la familia. Finalmente, los ‘talent shows’ han sido también protagonistas del año. Tú sí que vales y Tu cara me suena han demostrado que el público quiere volver a disfrutar de este tipo de programas. Es más, en 2012 se estrenarán Número 1, The voice y un nuevo Factor X, aprovechando esta moda.