Entrada etiquetada ‘Al rincón de pensar’

Chester in repetición

16

02 2017

Iris Luque. Los programas de entrevistas que eran capitaneados por Risto Mejide siempre me han gustado. El formato crítico y rompedor de sus cuestionarios y el personaje que el presentador se ha creado a su alrededor hacían que sintiera morbo por ver a los invitados sacando su lado más humano. Viajando con Chester fue una auténtica revolución, y tuvo grandes datos de audiencia. Después del rifirafe entre Mediaset y Mejide, el formato se trasladó a Atresmedia, con Al rincón de pensar. En ese momento, el cambio de cadena era hasta triunfante para el polémico presentador.
Ahora, casi dos años después, vuelve Chester in Love. He de reconocer que los invitados siguen siendo personajes con mucho morbo y las entrevistas siguen dando la talla, y estoy segura de que la mayoría de ellos se sienten halagados aunque sepan que van a ser despellejados por el antiguo miembro del jurado de OT. Pero la charla distendida en el sofá ya huele a rancio. Además, desde que se popularizó el texto Mía, he dejado de confiar en el personaje chungo de Risto. ¿Ha existido alguna vez? ¿Era pura fachada? Sólo el tiempo lo dirá.

Más rincón

09

10 2015

Javier J. Díaz. Es muy divertido ver como Risto Mejide ‘obliga’ a sus invitados a responder a preguntas concisas sin tener que dar ningún rodeo y sin lugar donde esconderse. Al rincón de pensar, caiga bien Mejide o no, le debemos que no se escuchen preguntas estúpidas, como la mayoría de las que se hacen hoy día. Además de divertido, también es agradable poder ver una entrevista en la que el invitado va a tener que hablar de los que la audiencia desea, le guste o no, porque está dentro de un guión no escrito por él mismo. El conocido descaro y la agresividad habitual de Risto se ha visto suavizado –que no erradicado- por el sentido común, mostrando a un entrevistador coherente que atrapa al entrevistado para exprimir la parte más latente, la que no suele dejarse mostrar habitualmente, sea el entrevistado que sea.
Aunque no deja de ser televisión, con Risto Mejide es un poco más real, aunque a veces sigue dando esa sensación extraña de que todo lo que sucede es un poco mentira. La pena es que los entrevistados a veces sean personas que no se merezcan los minutos de gloria que se les ofrecen, por lo poco que aportan a la sociedad. En cualquier caso, hay que agradecer a este programa, y mucho, que el formato entrevista, real, vuelva a tener repercusión y se reivindique como un espectáculo para la televisión, porque lo puede llegar a ser.

El rincón de Risto

07

07 2015

Alfons Martí. Bajo el título Al rincón de pensar, Risto Mejide ha sido lanzado como figura de un nuevo invento televisivo. El título es evasivo, pues si bien es un rincón de desnudo verbal, el pensar es tan ajeno al programa como cualquier atisbo de seriedad y profundidad. Se trata de entrevistas que pretenden desnudar a personajes muy variopintos aunque en general dados a la polémica y al histrionismo. Sentados en un sofá o incluso una cama, se ejerce una especie de frikilogía. Risto, muy dado a la pose, pretende buscar las intimidades de estrellas del frikismo o similares. Desde el padre Fortea, un simpático buscador de demonios y exorcista, hasta la reina del porno, Amarna Miller, pasando por luminarias del dinero. Todos ofrecen sus excentricidades y se recrean en declaraciones absurdas o tópicos autoindulgentes. Y es que Risto, fiel a sí mismo, pese a haber pisoteado las gafas en arranque histriónico, lógicamente saca provecho de su linea de personaje friki, ya explotada por Sardà en sus inicios. El efecto es típico: cuanto más pose y gravedad, intimidad y sofá, más sensación de farsa, demostración de ingenio y exhibicionismo compartido tanto por el publicista camaleónico como por sus distinguidos sofistas. Pero sofistas de sofá.