Entrada etiquetada ‘Anne Igartiburu’

Jo, ¡qué noche!

03

01 2016

Urko Urbieta. Los que ya tenemos una edad no pensamos ni por asomo salir en Nochevieja. Seamos sinceros, es la peor noche del año para dar rienda suelta al cuerpo:bares masificados, agobiantes y el alcohol es de dudosa calidad. Lo mejor es juntarse con amigos y celebrarlo en una casa, como hice yo. Y entre copa y copa, echar un vistazo a esos inenarrables programas pasados de moda que arrasan en audiencia.
La noche empezó eligiendo el canal para ver las Campanadas. Entre que los ‘clásicos’ querían a los veteranos Ramón García y Anne Igartiburu en La 1, otros preferían arriesgar con Marta Torné y sus estilistas de Cámbiame en Telecinco, y yo apostaba sobreseguro por A3, simplemente por el morbo de ver el nuevo ‘novestido’ de Cristina Pedroche –¡qué mala es esta chica en directo, pero qué guapa!–, casi nos perdemos las uvas. Pero después todos sabemos que lo mejor de la noche venía a continuación: las galas de fin de año. Entre Telecinco de rebajas, con su ya tradicional Noche en Paz de actuaciones grabadas, y el espectáculo de La 1, ‘¡Feliz 2016!’, con un trío imposible –Pepe Viyuela, Carolina Cerezuela y Eva González–, no dejé de recordar lo divertida que es la nueva comedia de Álex de la Iglesia, Mi gran noche, que narra la loca grabación de un programa de este tipo. Si al menos en La 1 hubiera actuado ese genial Mario Casas dando vida a Adanne, me hubiera quedado a verla. Pero no, cantaba el ‘sin sal’ de Pablo Alborán. Por supuesto, elegí el alcohol.

Presentadores especiales

08

05 2015

Alfons Martí. La televisión es entretenimiento, información, manipulación e ideología. Y fenómenos curiosos. El mayor es la presencia de presentadores raros, especiales o inclasificables. Es el caso de Mariló Montero, Michael Robinson o Risto Mejide. Son llamativos, polémicos y sobre todo, acaparan la atención. A veces absurdos, estos personajes demuestran que la pequeña pantalla no busca mostrar realidades con distancia y serenidad, sino más bien exhibir dotes de teatralidad e histrionismo. Cuando lo que se muestra no es interesante o aburre el presentador, se les ficha. Michael Robinson se interpone entre fútbol y el espectador con sus rebuscados y barrocos discursos en un español con palabras muy castizas pero totalmente inglés en sonidos. Una mezcla incomprensible. ¿Imposible pronunciar tan mal la lengua de Cervantes? Risto Mejide se autoproclama empresario de éxito, escritor y publicista. O sea, un personaje autoinventado. Su última hazaña ha sido fotografiarse pisoteando sus propias gafas. Mariló Montero no defrauda ni aburre. Es capaz de confundir el Miño con el Nilo, regañar en directo a un telespectador, o preguntarle a Anne Igartiburu si no se sentía «oxidada». Aunque son incomprensibles, los presentadores sui generis son chocantes, aburren poco y además no usan tonos inquisitoriales ni robóticos. Yo confieso: adoro a Mariló.

La fórmula de las campanadas

07

01 2015

Guillermo Esteban. La gracia de ver las campanadas, como sucede en el fútbol, reside en seleccionar a tus jugadores favoritos. Construir una alineación para adentrarse en el Año Nuevo. Los factores que determinan la elección de los canales y en consecuencia a sus presentadores, ¿dónde radican? ¿En la profesionalidad?, ¿en el atractivo físico?, ¿en la tradición?, ¿en la fidelidad hacia una cadena?Son varias preguntas complejas de responder. Venció TVE, con Ramón García, su capa y Anne Igartiburu, obteniendo un 45 % de la audiencia, que equivale a 6.531.000 personas. El dúo se antepuso a Telecinco y La Sexta, en cuya alineación figuraban ‘jugadores’ menos veteranos, pero con empaque. Ya sea por currículum (Frank Blanco, Carlos Sobera), por belleza (Anna Simón)o por lucir un vestido con transparencias (Cristina Pedroche). La cuestión es que el tándem que planteó TVE dribló al rival. Por la izquierda y por la derecha, sin mucho esfuerzo, logrando 436.000 televidentes más que en la temporada anterior. La Sexta captó la atención de 1.395.000 espectadores y Antena 3 1.212.000. ¿Por qué el público prefiere a Igartiburu y García al resto?¿Cuál es la fórmula de las campanadas?

Una chaquetina por si refresca

03

01 2015

Gemma Marchena. He empezado 2015 indignada. No tanto como los andaluces que se comieron cuatro uvas con Canal Sur. Pero cuatro uvas de verdad, uno, dos, tres y cuatro, porque los que estaban al mando de los botones se hicieron un lío y metieron anuncios en plenas campanadas. A lo que iba, estoy indignada con los vestidos de las presentadoras de las uvas. Yo, que soy una clásica, estaba en La1 viendo a Ramón García, con su capa y su traje y su pajarita, abrigado de arriba a abajo. Seguro incluso que llevaba una camiseta interior de borreguito para que no notase las gélidas temperaturas de Madrid. ¿Qué llevaba Anne Igartiburu? Un ligerísimo vestido con magas transparentes que, de verdad, la ciencia aún no ha demostrado que la gasa traslúcida sea abrigada. En la vida. Y Madrid no es Canarias. ¿Qué llevaba Cristina Pedroche? Un picardías. Me recordaba a las jamonas de las películas de Esteso, que siempre tenían a mujeres semidesnudas corriendo por pasillos de hotel. A ver, que cada una lleve lo que quiera. Pero lo que no me parece bien es que ellas se pelen de frío mientras ellos van calentitos. Y si no, póngase el lector ahora mismo en ropa interior con la ventana abierta un cuarto de hora y me cuente como se le quedan las meninges. No sé si proponer para 2016 un presentador semi en cueros o una chica con abrigo de plumas.

TVE 90-2015

26

12 2014

Javier J. Díaz. Aunque el programa electoral del Partido Popular no lo refleje, está claro que Ramón García va incluido en el pack ahorro, siempre, bajo todas las circunstancias. Ejemplo de ello es que de nuevo, por enésima vez, el presentador vasco, cuna de esa España de los noventa, vuelve a la casa de la tele pública, donde hace unos años parecía que estaba desahuciado, por Navidad. En Nochebuena presentó Telepasión, ese formato arcaico creado por algún iluminado para la tele navideña, que  tras haber desaparecido, volvió de entre los muertos. De hecho, lo hizo el pasado miércoles, con el susodicho Ramón y su amiga, también ya muy desahuciada de la televisión y de las revistas, Ana Obregón. Sin embargo, lo que podía haber sido una anécdota nostálgica vintage un día más de Nochebuena, se ha extrapolado también al final de fiesta. En Nochevieja, Ramón García se enfunda su capa de Conde Drácula casposo que ya llevaba en los noventa, cambia a Ana Obregón por Anne Igartiburu (otra que empezó también en los noventa), para dar las Campanadas de Fin de Año, como en los noventa. A veces, aunque parezca que ya estamos en aquel futuro que predecíamos antes del año 2000, aún seguimos en los noventa, y no en 2015.

De ‘+Gente’ a ‘-Gente’

28

04 2013

Urko Urbieta. Ha sido la crónica de una muerte anunciada; desde que se estrenó en septiembre el nuevo +Gente, con Anne Igartiburu al frente, quedó claro que el veterano magacín de La 1 era un barco que hacía aguas. Ni el ‘desparpajo’ de la presentadora vasca –léase, su nula capacidad para conducir un magacín de estas características–, ni los colaboradores, ni el corazón ‘con clase’ han servido para que este programa de dos horas pasase del 5 % de share durante estos nueve meses, incluso reduciendo su horario. El resultado: cada vez menos gente veía +Gente. Este veterano formato nació en 1995, como un programa de actualidad y crónica de sucesos de enorme éxito, por el que pasaron Jose Toledo, Sonia Ferrer o Pepa Bueno. En septiembre de 2012, la televisión pública decidió ampliar su horario y remodelarlo –con el nombre de +Gente, y presentado por Pilar García Muñiz y José Ángel Leyras– al estilo de España directo, con conexiones en directo, reportajes de actualidad y crónica social. No contentos con sus datos, el pasado septiembre la cadena apostó por levantar su audiencia con Anne Igartiburu al frente, pasando a ser un magacín vespertino más tradicional, que ha terminado de hundir las tardes de La 1. Así, la marca Gente dice adiós el 17 de mayo, tras la friolera de 18 años en antena. Descanse en paz.

Etiquetas: , ,

A dar la campanada

22

11 2012

Jennifer Munar. Si los mayas lo permiten, pronto nos adentraremos en el 2013. Y, sin ninguna duda, el evento televisivo que mejor representa el cambio de año son las clásicas campanadas en la puerta del Sol. Las cadenas de televisión colocarán a los famosos en sus respectivos balcones y éstos se encargarán de guiarnos durante la tradicional ingesta de las doce uvas.
Esta semana, el grupo Mediaset ha anunciado quiénes son los elegidos para despedir el año en todos sus canales: ni más ni menos que los protagonistas La que se avecina. Normal, siendo la serie estrella de la cadena. En concreto, los responsables serán Jordi Sánchez (Antonio Recio ‘mayorista, no limpio pescado’), Pablo Chiapella (el ‘capitán salami’) y Vanesa Romero (Raquel, la ‘femme fatale’). Mientras que Antena 3 no innova y ha elegido a Carlos Sobera y Paula Vázquez para dar la bienvenida al nuevo año. El presentador de Atrapa un Millón repetirá después de haber recibido el 2012, aunque esa vez fue junto a la ahora embarazadísima Carolina Cerezuela.
La incógnita es, ¿quiénes serán los afortunados por parte de TVE? No tengo ninguna duda de cuál sería la pareja perfecta: Mariló Montero y Anne Igartiburu.

Más vale

29

10 2012

Emili Gené. Dicen que no van contra Sálvame ni contra Anne. Se presenta el magazine como una apuesta por la información ajena al rating, al morbo, a la lucha por la audiencia en la que todo vale. Veremos. Hoy Antena 3 estrena su programa vespertino sin declarar la guerra al resto de cadenas y con ganas de sobrevivir sin necesidad de que Mariló Montero les ceda sus órganos. Mamen Mendizábal, cara del nuevo espacio, promete espíritu crítico para retratar la actualidad. Una plataforma abierta a sus protagonistas (mejor decir sus víctimas: pocos nos salvamos del deshaucio económico y del derrumbe cultural), algo que resulta difícil de cumplir en estos tiempos. Quizás nos hemos acostumbrado definitivamente a consumir basura por las tardes, empaquetada con colorines y gritos del corazón, y este estilo respetuoso con la gente basado en un periodismo de calidad nos resulta insólito. Cuestión de tiempo: el que debe invertir la cadena para abrirse un espacio, el que necesita la audiencia para descontaminarse. Suerte.

Mariló se pone chula

19

09 2012

Nacho Jiménez. Mariló Montero, la flamante presentadora de La mañana de la 1, se ha tomado el puesto muy seriamente e incluso se pone chula. Sí, sí. Sino que se lo digan a Anne Igartiburu. La dulce y tierna expresentadora de Corazón, corazón visitó recientemente el programa que conduce Mariló para hablar de su nuevo espacio, +Gente, y, si lo llega a saber, no va. ‘Ir pa’ na es tontería’, ¿no? Resulta que la gran Mariló (seguro que hablaré más sobre ella en esta, mi querida columna) se puso al mundo por montera, nunca mejor dicho, y se atrevió a preguntarle a la Igartiburu si no se sentía oxidada tras diez años diciendo ‘mete el vídeo, mete el vídeo’… ¿Qué le pasa a Mariló? ¿No le cae bien Anne? ¿O simplemente quería ser la presentadora de +Gente? Lo siento, Mariló, el enchufismo no da para tanto. La cosa es que esta discusión, en la que Anne demostró que sabe mantener el tipo y la educación en todo momento, arrasó en las redes sociales y fue trending topic en Twitter. Montero tiene muy mala leche, muy mala, será quizás por eso que Carlos Herrero la mandó a paseo. Lo siento, mi querida Mariló.