Entrada etiquetada ‘Bajo sospecha’

Series policiacas

28

07 2017

M. Lluc García. Las cadenas de televisión están llenas de programas, telenovelas y películas de relleno que se utilizan día a día para completar la parrilla televisiva. Entre ellas, y de manera muy notable, destacan las series policíacas. Las españolas como El comisario, Bajo sospecha o Los hombres de Paco no han tenido la misma repercusión que las americanas. Me refiero a CSI, NCIS, Hawai 5.0, Bones o Mentes criminales. Todas ellas llevan un gran repertorio de temporadas detrás y siguen emitiéndose en antena. Un claro ejemplo es CSI que se centra en un grupo de científicos y forenses que se dedican a resolver los crímenes que ocurren en Las Vegas. Su éxito fue tan importante que los directores decidieron crear la franquicia en Nueva York, Miami e incluso en la red, con Cyber. A todos los que nos ha tocado hacer zapping a altas horas de la noche, por las tardes, nos hemos topado con alguna de estas series. Y aunque no sean las mejores, el entretenimiento y la intriga no te la quita nadie. Por eso, espero poder seguir disfrutando muchas madrugadas más de ellas.

Del cine a la tele

02

03 2016

Nacho Jiménez. Antena 3 quiere que su ficción sea la de mejor calidad, la que marque la pauta en el devenir televisivo, pero, en realidad, lo suyo es un corta y pega, y además mal hecho. Sus más importantes bazas de esta temporada, Allí abajo y Buscando el norte, son dos calcos de la arrolladora Ocho apellidos vascos y la no tan exitosa Perdiendo el norte. Diferentes perros, pero mismo collar, un collar que pasa del oro a la bisutería, una falta de ideas que estamos importando, cada vez más, del cine y la televisión de Estados Unidos. La gran María León y un actor vasco cuyo nombre ni recuerdo son los protagonistas de Allí abajo, que narra una relación entre una andaluza y un vasco… ¡qué original! Lo peor es que la audiencia acompaña, con una media de entre 3 y 4 millones de espectadores. Será la resaca de los apellidos… Sobre Buscando el norte, lo único bueno hasta la fecha fue la escena del sexo virtual entre el ‘prota’, a quien da vida Antonio Velázquez y su novia, él en Alemania y ella en España. Todo muy nuevo e, insisto, original. Yo me quedo con otra serie de la misma cadena, Bajo sospecha, que aunque no aporta nada nuevo al género negro, al menos engancha, ‘y de qué manera!

‘Bajo sospecha’, ¿en serio?

27

01 2016

Nacho Jiménez. Tengo que reconocer que, sin ser una gran serie, la primera temporada de Bajo sospecha me enganchó. La trama no estaba del todo mal, y aunque algunos giros de guion estaban cogidos con pinzas –a veces, un tanto al límite del ridículo–, el resultado final no fue del todo desastroso. En fin, que a pesar de todo, me gustó. La segunda tanda cambia un crimen en un pueblo de la Sierra de Madrid por el caso de un asesino en serie en un hospital de la capital. Bueno, empecemos: es extraño que el mismo equipo de Policía que se encargó del primer caso en el ‘pueblecito’ sea también el que esta detrás del nuevo psicópata en la gran ciudad. Segundo: el protagonista, un guapísimo, por qué no decirlo, Yon González, se infiltra en el hospital como enfermo en prácticas –en la primera temporada se hizo pasar por camarero, más sencillo– en cuestión de horas. Un gazapo brutal. Tercero y último: los líos de Anatomía de Grey dan risa comparados con los de este hospital, que comanda una Concha Velasco muy sobreactuada y con cara de mala leche. Habrá que ver cómo avanza el asunto. Aún así, la audiencia ha vuelto a responder.

Otro escenario, mismos errores

18

01 2016

Urko Urbieta. Cambiamos el ambiente rural por un hospital privado. Un nuevo caso: una médico desaparecida y una enfermera asesinada. Sin rastro de uno de los personajes principales de la primera temporada, que no terminó de funcionar –la policía a la que daba vida Blanca Romero–. Pero Bajo Sospecha, a pesar de intentar renovarse, sigue sin funcionar porque no es capaz de solucionar sus problemas de base. Y son muchos. En esencia, la nueva temporada de la serie de Antena 3, sigue siendo la misma. Y ahí radica el problema: Un asesinato/desaparición que obliga al policía interpretado por Yon González –igual de limitado como actor como siempre– a infiltrarse, esta vez en un hospital, a las órdenes de Lluís Homar y del personaje insufrible que Vicente Romero interpretó en la primera temporada: ese policía paleto y despreciable que sigo sin entender por qué ahora forma parte del grupo. En el primer capítulo hemos podido ver una galería de personajes que parecen unos santos, pero poco a poco descubriremos sus secretos. Mucha miradita misteriosa y poca chicha. A pesar del espectacular reparto, que incluye a Gonzalo de Castro, María Botto o Unax Ugalde, la única que saca petróleo de los falsos diálogos es la gran Concha Velasco. Ella y el actor francés Hugo Becker son lo mejor de una temporada que pinta igual de floja que la primera. Diferente escenario, mismos errores. Ya me contarán. Yo me bajo aquí.

Tocada y hundida

25

10 2015

Urko Urbieta. Mala no, lo siguiente. Los guionistas de Mar de Plástico se empeñan en hacer cada episodio peor que el anterior. Si el primer capítulo fue flojo, los siguientes están demostrando las flaquezas de unos diálogos insulsos y unas interpretaciones tirando de flojas a pésimas.  Señores guionistas, no basta una premisa atractiva, el desarrollo de la historia es muy importante. Y queda claro que en esta serie se están haciendo las cosas mal. La investigación se está llevando a trompicones. Sí, es cierto que resulta algo mejor que en Bajo sospecha, el otro intento de Antena 3 de tener una serie sobre una investigación criminal, ya que sus creadores no se empeñan en dejar claro al espectador que todos los personajes esconden cosas. Pero los diálogos son tan obvios y explicativos, que parece que no confían en que el sufrido espectador entienda las cosas. Por no hablar del innecesario uso de los flashbacks; llegué a contar tres en el capítulo de hace dos semanas. Mención aparte para las interpretaciones. Rodolfo Sancho, un actor más bien limitado, pero que nunca ha estado mal, carga con un personaje tan tópico como insufrible, imposible de salvar. Y Jesús Castro, que interpreta al racista exnovio de la víctima, metido en una difícilmente creíble trama amorosa con una sinpapeles senegalesa, hunde todas y cada una de las escenas en las que participa. Lo interesante que hubiera sido esta serie protagonizada por la compañera de Sancho, la guardia civil gitana. Al menos hubiese sido refrescante.

La cruda realidad

24

09 2015

Jennifer Munar. Lo malo de consumir televisión americana es que te das cuenta de que a la española todavía le queda mucho por conseguir. Mientras que en el campo de la ficción se está haciendo un gran trabajo, con series como El Ministerio del Tiempo, Isabel o Bajo Sospecha, el espacio de la parrilla ocupado por los programas de entrevistas deja mucho que desear. Iré al grano: me cuesta horrores digerir El Hormiguero. Pablo Motos me resulta simpático, los colaboradores del programa son lo suficientemente graciosos como para que, si no con ellos, por lo menos te rías de ellos… Pero aún así el programa rezuma una ridiculez que me provoca rechazo. Si alguien ve The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, Late Night with Seth Meyers o incluso The Ellen Degeneres Show, que ya es un programa veterano en la parrilla americana, sabrá de lo que hablo. Pueden presumir de entrevistas infinitamente más interesantes y de un humor más logrado, más refinado. Todos ellos publican sus programas en sus canales de Youtube, por lo que les animo a echarles un vistazo. El humor español es el que es, pero, ¿de verdad es necesario exacerbarlo de esta manera?

Todos ocultan algo

11

03 2015

Nacho Jiménez. Lo reconozco. Me cuesta darle una oportunidad a una serie española. Esto no quiere decir que piense que en este país no se hacen buenas producciones, que las hay, pero la mayoría de ficciones que nos llegan no van más allá de los clásicos tópicos ‘made in Spain’. Pues bien, con el estreno de la nueva gran apuesta de Antena 3, Bajo sospecha, me tengo que tragar mis palabras. Su trama no es novedosa, la desaparición de una niña en una pequeña localidad donde todos se conocen y en la que los secretos no tardan en destaparse. Es su ritmo, su elenco y sus continuas sorpresas y giros argumentales lo que la hace diferente, y, sobre todo, muy adictiva. Protagonizada por dos policias, interpetados por el guapísimo Yon González y una ‘sosa’ Blanca Romero –su expresión está simplemente vacía de emoción, será que no hay actrices buenas en este país–, en el reparto destacan Lluís Homar, Alicia Borrachero o Melanie Olivares. La cuestión es que la propia familia de la pequeña Alicia es la sospecha de su desaparición. Todos parecen ocultar algo, pero, ¿quién es el culpable? La audiencia, de momento, ha hecho líder a esta producción que apunta alto.

La mejor clase de historia

26

02 2015

Jennifer Munar. No me gusta emitir juicios categóricos, pero… El Ministerio del Tiempo es la mejor serie española de, como mínimo, los últimos cinco años. Una historia de ciencia ficción y aventuras con ese toque de ‘clases de historia’ que tan bien sabe explotar la cadena pública. Un guion afilado, chistes graciosos (cada vez más difíciles de encontrar), dirección precisa y actores espléndidos fueron los ingredientes que hicieron de su primer episodio todo un éxito. Cualitativo, claro, porque la audiencia prefirió ver Bajo Sospecha o Levántate. Es por eso que TVE ha optado, acertadamente, por trasladar la emisión a los lunes, cuando la competencia es menor.
El Ministerio del Tiempo reúne a un soldado de los Tercios de Flandes del siglo XVI, a una de las primeras mujeres en ingresar en la universidad en el siglo XIX y a un hombre de nuestro tiempo con problemas para superar la muerte de su esposa. Todos ellos deberán viajar al pasado para evitar que éste invada el presente. La serie tiene sus fallos si se profundiza un poco en el tema ‘viajes temporales’, pero todo lo demás rezuma tanta genialidad que es mejor pasarlo por alto y limitarse a disfrutar.

Juguemos al Cluedo

22

02 2015

Urko Urbieta. Confieso ser fan de las series de investigación policial. Me das un caso único, un montón de sospechosos y un lugar apartado como escenario, y compro. Son efectivas, atractivas y enganchan. Hay decenas de ejemplos en Reino Unido y el norte de Europa, aunque en España este género no ha tenido presencia. Por eso me llamaba la atención Bajo Sospecha, la nueva serie de A3, creada por los guionistas de Gran Reserva, y con un reparto de peso. Pero no es lo que esperaba. La premisa, manida pero atractiva: la desaparición de una niña, Alicia Vega, durante su comunión, deja al pueblo de Cienfuegos y a su numerosa familia en un estado de tensión palpable. Hasta aquí un acto inicial impecable que plantea las bases de la serie. Es entonces cuando dos detectives se infiltran en la localidad para descubrir al culpable. Y aquí llega mi problema con la serie: ¿Tengo que creer que dos policías se hacen pasar por matrimonio para encontrar a una sola niña? En ese punto, en mi opinión, se derrumba Bajo Sospecha. No me he creído la trama. Y tampoco ayuda Yon González repitiendo el mismo personaje de siempre: ‘canalla supuestamente atractivo’. Por no hablar de esa obsesión por remarcar que TODO el mundo esconde algo y es sospechoso. Lo más destacable es la atmósfera tensa de la serie y la excelente interpretación de Alicia Borrachero, que da vida a la madre de la niña, sobrepasada por la situación. Ella está sobresaliente; el resto de la serie, sólo cumple.

‘Bajo sospecha’ prometedora

27

07 2014

Urko Urbieta. Los trailers son armas de doble filo, tanto en cine como en televisión. Y la productora Bambú y A3 tienen un ejemplo, Velvet.
La serie protagonizada por Miguel Ángel Silvestre me maravilló con sus promos y ha funcionado muy bien en audiencia. Pero, en mi opinión, la serie deja mucho que desear; al menos hasta el segundo episodio, cuando abandoné. Y eso, esperar demasiado de una serie, es el único problema que tengo con Bajo sospecha, que llegará en septiembre, y de la que ya hemos podido ver un adelanto.

Escrita por los guionistas de Gran reserva o Gran Hotel, cuenta la intensa búsqueda de Alicia, una niña de 7 años, que desaparece el día de su comunión. La policía solo tiene una cosa clara: el culpable es uno de los invitados a la ceremonia.

El reparto, aparte de extenso, es impresionante: Lluis Homar, Yon González y Blanca Suárez interpretan a los policías asignados al caso; mientras que Alicia Borrachero, Pedro Alonso, José Ángel Egido o Armando del Río dan vida a parte de la familia sospechosa.
Con ecos de la ficción inglesa Broadchurch, aún inédita en España, y a Desaparecida, en la que trabajaron algunos de los guionistas de Bajo sospecha, del trailer destaca Alicia Borrachero, que interpreta a la madre de la niña desaparecida; una actriz que no sabría cómo hacerlo mal. Espero mucho de esta serie. Veremos…

Etiquetas: ,