Entrada etiquetada ‘Bertín Osborne’

Sílvia

09

04 2018

Emili Gené . Estrenado hace dos meses, este diván de TV3 no se parece al de Risto Mejide ni al sofá de Bertín Osborne. Sus invitados son investigadores, emprendedoras, actores, intelectuales… Quizás por provenir de la radio, este diván tiene un formato sobrio, centrado en la conversación que mantiene con buen pulso y mejor humor Sílvia Cóppulo. Una veterana de la televisión catalana, que se mantiene en plena forma. Joven u juvenil, empática con sus invitados, a los que interrumpe cordialmente cuando la charla se anima y ella quiere subrayar o entresacar alguna anécdota que ha quedado a medias. Buen flujo, aunque siempre en este tono intimista de medianoche y acunados por una iluminación tenue. De los siete u ocho programas emitidos, mi favorito: el de Moncho. Aquel bolerista catalán que se hacía pasar por cubano y que ahora goza de una vejez envidiable. Más delgado y con una sonrisa más franca aunque igualmente pícara, la de quien ha hecho trampas para sobrevivir sin dañar a terceros, enamorado de la vida y la música. Cuántas anécdotas de un tiempo desaparecido, contadas sin pizca de nostalgia.

Etiquetas: , ,

Buen humor

25

04 2017

Neus Aguiló. Hacer humor sale caro. Pero siempre queda ‘Polònia’. De momento, el programa no ha sido denunciado por hacer apología de nada. Imposible ver los gags sin reírse ni una sola vez. El jueves pasado me reí especialmente con el guiñol de Bertín Osborne, tan poco delicado con sus comentarios casposos y machistas hacia el guiñol de Soraya Sáenz de Santamaría. En el gag, la ‘popular’ fue amonestada por el cantante-presentador-cañí porque según él una mujer como ella no debía estar fuera de casa siendo tan tarde. “¿Cuándo te van a venir a buscar, chiquilla?”, preguntó Osborne, a lo que Soraya respondió enfadadísima que ella era la vicepresenta y Bertín añadió “sí, la vicepresidenta del club de fans de Enrique Iglesias”. Tampoco se salvó de la crítica Ana Pastor, a quien Mariano Rajoy intentó tomar el pelo mandando a Soraya a la entrevista de ‘El objetivo’. Por su parte, Oriol Junqueras trató de esquivar a Anna Gabriel (sin duda, uno de los personajes mejor caracterizados) ante la presión de la diputada de la CUP sobre el referéndum de la independencia. Es lo de siempre, un programa excelente y que quién sabe si se salva de la quema porque se emite en una televisión autonómica y no de ámbito estatal.

Operación ‘blanqueamiento’

02

02 2017

Urko Urbieta. Dice mucho de este país, y nada bueno, que el programa con mayor audiencia de enero fuera El hormiguero de este lunes, que recibió la visita de Isabel Pantoja. Ya saben, famosa por cantar, muy bien, eso sí, vender durante años que era ‘la viuda de España’ y, además, una ladrona de guante blanco. Pero si echaron un vistazo a esa ‘operación blanqueamiento’ que le regaló Pablo Motos, porque llamar a ‘eso’ entrevista sería faltar a la verdad, lo más llamativo es que su paso por prisión durante los últimos dos años no se mencionó. Un par de preguntitas tímidas, respuestas evasivas y para no pronunciar la palabra ‘cárcel’, la tonadillera prefirió hablar de «aquel sitio de cuyo nombre no quiero acordarme». Muy lírico todo.
Si me leen habitualmente sabrán que Pablo Motos, su poco estilo y sus gracias sin gracia no son santo de mi devoción, pero lo de este lunes clamaba al cielo. Dicen que las preguntas estaban pactadas y la entrevista grabada para no salirse del guion. Para Motos y sus guionistas, pensando en la audiencia del día siguiente, lo mejor era que hablara de su nuevo disco, la viéramos haciendo un saleroso gazpacho y que recibiera la llamada del ‘bueno para nada’ de su hijo. Hasta una entrevista con Bertín Osborne hubiera sido más peligrosa. ¡Qué lamentable!

Hitler

30

05 2016

Emili Gené Vila. Al fin Bertín Osborne ha realizado su sueño de entrevistar a Hitler. Ya saben, aquel pintor de acuarelas. Y lo ha hecho por vía interpuesta, gracias a Buenafuente resucitado desde enero en un programa tan parecido a los que le han hecho famoso (monólogos, entrevistas, invitados, colaboradores de Berto en adelante) pero rebautizado como ‘Late Motiv’. Pueden sintonizarlo en la parrilla de Movistar (canal #0) aunque los que no tienen contratada la plataforma de pago pueden acceder a los contenidos en internet (latemotiv.com) o incluso en YouTube. La entrevista soñada por Bertín fue emitida el pasado miércoles 25 de mayo y no tiene desperdicio. Mucho mejor Javier Quero como Bertín que David Fernández (ex Chiquilicuatre) como Hitler. Un diálogo que explora los tics del presentador andaluz con más gracia y contundencia que los del dictador, reducido a un crudivegano susceptible incapaz de soportar la socarronería del macho alfa televisivo. Total, ocho minutos para troncharse con perlas como aquello de que Bertín planea entrevistar a otros personajes históricos (Mussolini, Bin Laden, Stalin) pero nunca entrevistaría a criminales y delincuentes como Maduro.

Bertín patina en Telecinco

27

04 2016

Nacho Jiménez. Aunque Bertín Osborne no sea santo de mi devoción, por razones que ahora no vienen a cuento, debo reconocer que la mayoría de entrevistas de En la tuya o en la mía, programa que hasta ahora emitía La 1, me gustaron, tenían su chicha. El lunes, su cambio a Telecinco –a golpe de talonario– bajo el nombre Mi casa es la tuya, con Agatha Ruiz de la Prada y Pedro J. Ramírez como protagonistas, no pudo ser más insoportable. El episodio parecía escrito por el propio Pedro J. y a Osborne solo le faltó besarle los pies. Nada de caña, nada de polémicas, todo era bonito y maravilloso y sirvió al exdirector de El Mundo y actual jefazo de El Español como canal para echar pestes del Gobierno y de su «amigo» Rajoy, cuya amistad terminó cuando Pedro J. publicó el famoso SMS de nuestro presidente en funciones: «Sé fuerte, Luis».
En definitiva, Mi casa es la tuya arrancó mal, tanto en contenido como en audiencia, ya que solo el 15 por ciento de los españoles se enganchó al esperadísimo regreso de Osborne a la cadena de Fuencarral. En La 1, el programa superaba los 4 millones de espectadores y el 20 % de share. Vasile debe echar humo.

Con los bártulos a otro sitio

18

03 2016

Urko Urbieta. Si me voy de TVE, no es por dinero». Esto es lo que aseguraba hace unos días Bertín Osborne, cuando le preguntaban sobre su posible separación de la cadena pública, al tiempo que era vox pópuli su coqueteo con la competencia. Pues bien, tras conocer ayer la noticia de su súper contrato con Mediaset –no tiene otro nombre, es una pasta lo que se va a llevar–, le digo al cantante de rancheras: ¡tururú!
Playboy en horas bajas, señorito andaluz de familia bien de toda la vida y comediante de medio pelo, lo que nadie puede negar a Bertín Osborne es que tiene, como se dice comúnmente, una flor en el culo. Tras sonoros éxitos en la época de Telecinco con las Mama Chicho, con programas como Contacto con tacto, y en A3 con Lluvias de estrellas, los últimos años se había refugiado en Canal Sur y en Intereconomía, hasta que TVE llamó a su puerta, o él a la de la Pública, no lo tengo claro, para presentar En la tuya o en la mía. El triunfo fue instantáneo, y aunque Osborne no ha sido el secreto del éxito del espacio, sino el guión, la realización y algún que otro invitado de interés, el presentador ha sabido aprovechar ‘la marea’. Alegando que RTVE solo le había encargado cinco entregas más y que no había tiempo de planificación, se marcha a Mediaset por un sueldo de 240.000 euros por programa, más bonus… es decir, casi 10 millones en dos años. Pobrecillo, nos tiene que dar pena y todo…

En tu cocina o en la mía

27

02 2016

Gemma Marchena. Ay, Bertín, con lo bien que se te daban las rancheras… Ahora nos echas en cara a los españoles que nuestras casas son pequeñas, que no tenemos thermomix y, además, que las mujeres no vuelven a trabajar después de tener hijos. Y lo peor de todo es que tiene razón. Así de claro lo dejó en el último En tu casa o en la mía, donde se fue a Oporto a ver a Iker Casillas.  Después de hablar de sus cosas (de hombres), se fueron a la cocina e intentaron hacer unos huevos fritos con patatas, que ya se sabe que es misión imposible. Que digo yo, lo de hacerse el torpe ante el fogón está muy visto. ¿Por qué no intentan hacer un agujero en la pared con un berbiquí o zurcir con unos calcetines? Con un poco de suerte se mutilan un dedo y les vemos practicar primeros auxilios. Eso sí que sería una risa. Lo triste es que siguieron con el plato de huevos con patatas y tuvieron que llamar a Sara Carbonero. «Tú que eres mujer, ¿esto ya está hecho?», pregunta Bertín, debidamente pagado con dinero público. Pues cómo no lo va a saber una fémina, que como todos sabemos tenemos un instinto infalible para conocer el punto de cocción, como mujeres que somos…
Cuando Sara sale de escena, Bertín le pregunta a Iker que si Sara volverá a trabajar después de su segundo embarazo. No, Bertín, eso ya te lo digo yo: conciliar familia y empleo es misión imposible en España. Igual en Oporto es diferente, quién sabe.

2016: Deseos imposibles

31

12 2015

Javier J. Díaz. La televisión en España ha vivido momentos patéticos e ilógicos en 2015, por lo que es normal que en 2016, las personas con dignidad deseen que en el año que hoy entra se suba el nivel de exigencia de los espacios que producen las cadenas televisivas. Difícil parece, por ejemplo, cuando hace más de 15 años que triunfa un formato patético y denigrante como el de Gran Hermano. Pero la ilusión nunca se pierde. El caso es que en 2015 se han seguido imponiendo modelos alejados del carácter didáctico, ameno e informativo que debería tener la televisión. A través de sus programas, se han vuelto a ensalzar valores alejados de su potencial, realzando modelos erróneos, sectarios, partidistas y pasados de rosca como los de Bertín Osborne, María Teresa Campos, Pablo Motos (sin duda el peor de todos) y Mercedes Milá, por citar algunos. Los deseos imposibles de 2016 pasan por una televisión en la que los medios de comunicación informen y no manipulen, los presentadores dejen su ego y sus intereses a un lado, y los directivos reflexionen sobre los límites de la moralidad televisiva, ampliamente olvidados desde hace años. Podemos soñar, por ejemplo, con una TVE que informe y no ‘forme’,  con una IB3 que ‘transite’ y no petrifique, y con una programación que refresque y ofrezca y no que congele y excluya.  Nunca nos quitarán los deseos.

Rajoy y Bertín

08

12 2015

Neus Aguiló. La ausencia de Rajoy en el debate de ayer ha sido de lo más comentado en estas semanas. Que si el presidente no se iba a sentir cómodo porque hay un salto generacional entre él y sus adversarios: excusas, Manuela Carmena, por ejemplo, tiene más edad que él y no hubiera desentonado. Que si tiene una agenda apretadísima en esta campaña electoral: más excusas, Rajoy ha acudido a otros formatos televisivos donde sabía que no se le iba a poner en aprietos. Me refiero, sin ir más lejos, al programa de Bertín Osborne: la casa era moderna pero los personajes y su conversación apestaban a siglo diecinueve. El cantante se justificó por no saber encender la vitrocerámica porque él no entra mucho en la cocina –ya saben eso es más cosa de mujeres– y el presidente dijo que en su tierra ellas son las que realmente saben cocinar. En un momento del programa, Rajoy preguntó al anfitrión si de verdad le parecía un tipo aburrido a lo que el artista contestó que en absoluto. ¡Por favor! Después de contemplar un constante y mutuo peloteo, decidí cambiar de canal con la intención de volver al siglo veintiuno. Y mientras, ayer, Soraya sacándole las castañas del fuego.

Rivera &

30

11 2015

Emili Gené Vila. Pedro Sánchez se metió un día en ‘Sálvame’: había empezado la campaña electoral en televisión. Soraya bailó después en ‘El hormiguero’ y ahora Rajoy se ha hecho comentarista de fútbol (del Madrid, por supuesto) en la Cope, colleja incluida a su colaborador, o sea su hijo. Es lo que hay. Mientras, algunas cadenas pasean a los candidatos para entrevistarlos en sus programas. Wyoming, Ana Pastor, Jordi Évole, Iñaki López, Bertín Osborne o Pablo Motos. Gana La Sexta por goleada a la espera del match a cuatro (perdón, tres y medio) de Antena 3. Pasará como con Chiquito, que lo mataron de sobreexposición. Rivera o Iglesias hasta en la sopa, y encima va Monedero y acusa al líder de C’s de acudir a la tele pasado de coca. Pedíamos debate político pero esto se les ha ido de las manos, y todavía quedan tres semanas. Es el momento de recurrir a ‘Polònia’. ¿Cabría un programa así en TVE, por ejemplo? Ni por asomo. Mas, un fijo como Rajoy o Joan Tardà, pero ahora pega con fuerza el guaperas emergente (esta mirada, esta perilla) de Esquerra. Y para los que no lo hayan visto, el clip ‘Com funciona la CUP?’ No se lo pierdan. Está en YouTube.