Entrada etiquetada ‘Carlos’

Parón imprevisto

18

11 2015

Jennifer Munar. Carlos V no entró en la cadena pública con la misma fortuna que sus padres, los Reyes Católicos, y por eso TVE ha anunciado que va a realizar el parón previsto para Navidad antes de tiempo. Las aventuras del monarca volverán, no obstante, una vez pasadas las fiestas, aunque sin una fecha concreta prevista.
La ficción histórica comenzó sus emisiones en septiembre creyendo que iba a comerse el mundo del mismo modo que había hecho Isabel, pero episodio tras episodio la audiencia ha ido abandonando las peripecias de uno de los reyes más poderosos que ha tenido España. Este devenir de los acontecimientos es una sorpresa, puesto que a la presencia de caras tan conocidas como las de Blanca Suárez y Álvaro Cervantes se suma el hecho de que las recientes producciones de la cadena pública han demostrado que la historia le resulta interesante a los ciudadanos, aunque quizá la existencia de El Ministerio del Tiempo haya dejado el pabellón demasiado alto para sus sucesoras.
Lo que queda claro de todo esto es que Felipe II lo va a tener muy difícil para ser protagonista de una serie de televisión.

Historia edulcorada

06

11 2015

Alfons Martí. Las series históricas están de moda. Las cadenas no paran de encargar productos de este tipo. En un tiempo de olvido total de la historia, sea de las grandes civilizaciones y unidades políticas como de las historias personales, los canales más oficiales apuestan por series históricas. Nada de historia pero series históricas. En realidad, de historia hay poca. Desde Yo Claudio a Carlos, rey emperador, la televisión ha puesto de moda esquemas de telenovela de fondo exótico. Eso son las series históricas. Algunas ciertamente de gran calidad. Sin embargo, en ellas no hay el más mínimo retrato de las relaciones entre el gobernante y las leyes o entre estos y sus súbditos. Todo es enredo social, algo que no existía, al menos como interés político, ni en Roma ni en el Imperio español. La novela televisada con fondo histórico muestra enredos familiares, envidias, rencores y todo tipo de intrigas absolutamente privadas que nada explican de la realidad histórica. El telespectador moderno ve en esos enredos lo mismo que ofrecen las crónicas de alta sociedad solo que creyendo que era algo practicado por los grandes personajes de la historia. Fórmulas cuyo éxito depende de la combinación de ambos enfoques, o sea, mucho enredo social y mucha calidad en la recreación ambiental.