Entrada etiquetada ‘Casados a Primera Vista’

Amor líquido en esencia

06

02 2017

Margalida Ramis. Cuántas ganas de casarse que hay en esta sociedad! Y lo que más me sorprende: ¡a cualquier precio! Quiero pensar que los concursantes de Casados a primera vista son actores, porque en caso de que no lo sean, me parece muy triste el extremo al que hemos llegado. Los protagonistas del reality acuden al programa en busca de cónyuge, al que no conocen hasta que no llegan al altar. Tras darse el ‘sí, quiero’, entonces empiezan a conocer a su pareja, de la que pueden enamorarse, o no. ¿Qué queda del amor romántico? Es un ejemplo del ‘amor líquido’ en su más pura esencia, término que acuñó el recientemente fallecido sociólogo polaco Zygmunt Bauman. Asegura que «en una cultura de consumo como la nuestra, partidaria de los productos listos para uso inmediato, las soluciones rápidas, la satisfacción instantánea, los resultados que no requieran esfuerzos prolongados, las recetas infalibles, los seguros contra todo riesgo y las garantías de devolución del dinero (…) Seduce y atrae porque supone deseo sin espera, esfuerzo sin sudor y resultados sin esfuerzo (…) La conveniencia es lo único que cuenta (…) Son relaciones de bolsillo».

Crueldad innecesaria

12

03 2016

Gemma Marchena. Son noticias que en apariencia parecen inconexas, pero que no dejan de preocuparme. Por un lado, un par de rubias residentes en GH Vip se han peleado con Carlos Lozano, el que fuese presentador de El Precio Justo y Operación Triunfo. Como si de una trastada infantil se tratase, las señoras han metido el cepillo de dientes de Carlos en el water y luego lo han colocado en su sitio, como si aquello fuese una novatada en un colegio mayor. El otro detalle de la semana, en el concurso Casados a Primera Vista, donde dos desconocidos se conocen en el altar ya para contraer matrimonio. Lo divertido es ver como esas parejas casuales se llevan a matar. Pero aquí tenemos a una tal Sabrina que se casó con Jonathan y ahora lo acusa de malos tratos y, de paso, lo ha echado de su casa. Los amigos del susodicho afirman que la moza se está apoderando de las posesiones de Jonathan y están recopilando pruebas. Mientras tanto, las nuevas generaciones pasan de la tele y se enganchan a las bobadas de los youtubers, unos chavales de poco más de veinte años, que se graban diciendo tonterías y tienen una legión de seguidores. Uno de ellos, Wismichu, hace giras por los teatros y a una cría de catorce años la insultó y le pidió una felación. Delante de todo el público y como parte del espectáculo. Dan ganas de desenchufar la tele… Y el ordenador también.