Entrada etiquetada ‘Ciudades bajo tierra’

Bajo tierra

26

08 2016

Alfons Martí. Uno de los programas más atractivos y dignos de ver actualmente es Ciudades bajo el mar, en Cuatro. Como era de esperar, un programa excelente se emite en horario difícil, pero no hay fruto sin esfuerzo. Es una mirada hacia la esencia de las ciudades, combinando espíritu aventurero y admiración por las grandes gestas de la civilización. En mi opinión, es un notable mérito volver la mirada a las entrañas de nuestra vida real. Uno puede sentirse Indiana Jones siguiendo un recorrido por las venas de Estambul, descubriendo más de lo imaginable. Descubrimos cómo las ciudades están construidas en orden histórico, la más antigua en el fondo y la más reciente en la superficie aunque siguen siendo las mismas. En Estambul, por ejemplo, nos conducen al antiguo corazón de la ciudad, el Hipódromo, siguiendo rutas escondidas o nos admiramos al enterarnos cómo unas columnas clásicas siguen aguantando, bajo sus pies, el peso de la gran urbe. Y esa es la metáfora de este interesante estilo de exploración: cada sorpresa nos enseña cómo los tesoros de la civilización no pasan y sus cimientos aguantan literalmente nuestro mundo. Excelente fórmula televisiva. Aire refrescante.

La ciudad vikinga

26

05 2015

Neus Aguiló. El sábado por la mañana estaba haciendo zapping pero decidí que no quería ver por enésima vez realities de encantadores de perros. Me detuve en Energy, que en esos momentos estaba emitiendo ‘Ciudades bajo tierra’, un programa de documentales del que un compañero de trabajo me había hablado hace tiempo. Como bien indica su nombre, el espacio se adentra en lugares subterráneos que en algún momento han sido determinantes para el desarrollo de la historia. En la reposición emitida el sábado el reportero se encontraba en Dublín para enseñar la brutalidad con la que los vikingos arrasaban las tierras que invadían hace más de mil años y como los lugareños se defendían de sus invasores construyendo escondites bajo tierra tratando de poner así sus vidas a salvo. El intrépido reportero también descendió a los tenebrosos subsuelos de un edificio del centro de Dublín para mostrarnos una especie de albergue subterráneo donde, hace trescientos años, los británicos escondían a cientos de niños huérfanos y moribundos para que no molestaran en la superficie, hecho que sentó las bases para la futura rebelión irlandesa. Aunque es cierto que se trata de reemisiones de programas antiguos, vale la pena dedicarles un poco de tiempo.