Entrada etiquetada ‘Cómo conocí a vuestra madre’

Adorable Kimmy Schmidt

29

10 2015

Nacho Jiménez. Hacía muchísimo tiempo que no disfrutaba tanto con una comedia. Diría que desde el final de Friends en 2005 –Girls, aunque me fascine, no la considero una comedia–. Ni Modern Family, ni Big Bang, ni Cómo conocí a vuestra madre, ni Dos chicas sin blanca. Ninguna me enganchó. Estos días, gracias a Netflix [que es casi como un Dios para los seriéfilos], he descubierto una pequeña joya, Unbreakable Kimmy Schmidt, que vendría a ser algo así como ‘indestructible’ Kimmy Schmidt. Este es el nombre de la protagonista de esta serie, una sit-com de toda la vida, pero sin risas enlatadas y un estética y una manera de contar las tramas que engancha desde el minuto cero. La comedia gira en torno a Kimmy y su viaje interior, adaptándose a la vida en la ciudad de Nueva York después de su rescate de una secta apocalíptica en Indiana, donde estuvo retenida durante 15 años junto a otras mujeres en un búnker. Ahora quiere reiniciar su vida, pero con un handicap: le falta ponerse al día. Ni siquiera sabe lo que es un iPhone. Tiene que buscar casa, trabajo y amigos. La crítica la adora [estuvo nominada al Emmy], y el público también. Bienvenida, Kimmy.

Dos días eternos

28

11 2013

Jennifer Munar. Tras ocho años y con el misterio de quién será la esperada mujer de Ted Mosby resuelto, ayer llegó a FOX España la última temporada de Cómo conocí a vuestra madre. Un total de 24 episodios que transcurrirán en el interior del hotel donde Barney y Robin celebrarán su boda, durante las 48 horas previas a ésta. Puede que estén pensando que tantos capítulos comprimidos en un solo espacio y tan poco tiempo se van a hacer eternos o incluso aburridos. No les falta razón. Es el fin de semana más largo de la historia.
Sin embargo, y a pesar de que llegados a este punto la mayoría de tramas se vuelven repetitivas y pesadas, Cómo conocí a vuestra madre sabe perfectamente como jugar con nuestros corazones, recordando momentos entrañables o recuperando personajes que habíamos perdido por el camino.
Ted y su mujer no se han conocido todavía (y probablemente tardarán en hacerlo), pero eso es algo que cada día importa (o debería importarnos) menos. Ahora tenemos que limitarnos a disfrutar de los últimos momentos que nos quedan junto a Ted, Marshall, Lilly, Robin y Barney antes de que todo termine. Y quizá ir a tomarnos una cerveza al bar más parecido al Mclaren’s que encontremos.