Entrada etiquetada ‘Crematorio’

Mamá, quiero ser artista

01

10 2016

Gemma Marchena. Las cifras salieron esta semana y daban ganas de llorar. La mitad de los actores españoles que tenía un empleo ganaba menos de 3.000 euros al año. Sólo el ocho por ciento de los que pertenecen a este gremio vive de lo suyo. Todavía están recientes en la memoria las declaraciones emocionadas de Candela Peña cuando recogía el Goya a Mejor Actriz Secundaria y aprovechaba para pedir trabajo tras tres años en dique seco. Tres años en los que, mientras tanto, nació su hijo y murió su padre. Las cosas no han mejorado desde entonces, han pasado tres años y las estadísticas siguen dando bofetadas. Actores y actrices malviven con otros empleos, confiando en que se disipe esta crisis que también le está dando bien a periodistas, arquitectos, diseñadores de moda o fisioterapeutas. Da lo mismo: todos comparten el sueño bobo de vivir de lo suyo. Al mismo tiempo, la enorme Paquita Salas (esa serie donde la protagonista es representante de actores) grita al teléfono a una actriz: «¿Quieres un Puente Viejo?». O un Águila Roja, o un Acacias 38 o la inmensa Crematorio, lo mismo es. Todas estas producciones propias dejan un reguero de empleo tanto para los intérpretes como para los que están tras las cámaras. ¿Acaso no queremos bajar el paro sea como sea? Menos IVA y más ayudas no estarían nada mal.

A Chirbes le gustaría

05

09 2015

Gemma Marchena. La burbuja inmobiliaria trajo consigo hipotecas inasumibles, viviendas sobrevaloradas y, al calor del boom, un furor constructor que terminó en algunos casos en chapuza. Las obras se terminan pero las hipotecas en España son eternas y algunos se han quedado con la letra y el andamio en el salón. Para solventar las chapuzas y los engaños de los constructores, esos villanos de la época dorada, ha llegado ‘Constructor a la fuga’, el nuevo programa de La Sexta que aún no tiene fecha de estreno. El objetivo es arreglar los desmanes de estos contratistas que por falta de profesionalidad o de escrúpulos, se llevaron por delante los sueños de los propietarios. Antonio Hernández es el constructor bueno, el que se encarga de coger de las orejas a los malos. Manuel Santos es el jefe de obra y Eugenia Dos Santos ejerce de chica guapa responsable de la investigación que ha ganado la Medalla al Mérito Policial. Pero ojo, desde el programa advierten que no todo son estafas. Algunos constructores con buena fe no terminaron la obra porque llegó la crisis, que ha arrasado con todo. Sólo sé que este programa igual le gustaría a Rafael Chirbes, el escritor que soñó Crematorio, testimonio de ese boom del ladrillo que aún estamos digiriendo.

La SERIE con mayúsculas

30

01 2012

Urko Urbieta. La Sexta estrena mañana (Canal + la emitió hace un año) la mejor serie que se ha hecho en años en este país, Crematorio.
Esta serie, que solo cuenta con 8 episodios de 50 minutos (inaudito en la ficción española), adapta la conocida novela de Rafael Chirbes del mismo nombre y narra la caída de Rubén Bartomeu (sobresaliente, más bien magistral, Pepe Sancho), un empresario inmobiliario sin escrúpulos, capaz de comprar y vender puestos políticos con tal de lograr sus propósitos.
Pero Crematorio no muestra solo los tejemanejes de este empresario amoral, también dibuja su humanidad (que la tiene) gracias a las cuatro mujeres de su vida: su hija (maravillosa, como siempre, Alicia Borrachero), su consentida nieta (Aura Garrido), su madre (Monserrat Carulla), y su novia florero (sorprendente Juana Acosta).
Ambientada en la ficticia localidad de Misent (pero podría ser cualquier pueblo de la costa valenciana, murciana, o mallorquina), Crematorio logra con nota mostrarnos un trozo de nuestra historia moderna: la España de la especulación, la burbuja inmobiliaria y la corrupción política sin tapujos que, aún hoy, se sigue mofando de todos. Crematorio es la SERIE, con mayúsculas. No se la pierdan.

Etiquetas: