Entrada etiquetada ‘deseos’

Deseos televisivos para 2018

02

01 2018

Urko Urbieta. La época navideña no es el mejor momento para ver televisión, y como esta columna no sirve para hablar de cine, me veo en la obligación de lanzar un par (mallorquín) de deseos televisivos para el 2018. A Televisión Española le pido más criterio a la hora de contratar programas. Es decir, más series como Traición y menos como La Pelu o iFamily. Y no, su primera ficción para 2018, Sabuesos, va por el mal camino. Solo de pensar en su premisa –un detective novato resuelve casos gracias a su perro que habla– me produce más terror que gracia. Ahh, y que las próximas galas de Operación Triunfo empiecen a subir como la espuma. El programa lo merece. A Telecinco le rogaría que se olvidara de una vez de sus realities –el fracaso de GH Revolution es un ejemplo del cansancio de estos formatos–, y que Vivir sin permiso, su nueva serie con José Coronado y Álex González, sea tan buena como aparenta. A Antena 3, que estrene por fin la ambiciosa La catedral del mar, y a laSexta, que siga en su línea de ofrecer información y debate. ¿Es mucho pedir?

 

Etiquetas: , ,

Cuatro deseos

02

01 2017

Urko Urbieta. Para el nuevo televisivo he pedido cuatro deseos a las cadenas. Quizá se cumplan, o tal vez no. Pero ahí van. Uno de mis grandes anhelos es que, por fin, aparezca un programa de entrevistas decente. Y no, estimados lectores, desde luego que El hormiguero de Antena 3 no lo es. Ay, ¡cuánto se echa de menos al Manel Fuentes y su troupe de Fuentes & Cía! Ya no se hacen espacios así. Por otro lado, a TVE le deseo que la tercera temporada de El ministerio del tiempo sea tan buena o más que la segunda. Espero que la marcha de Rodolfo Sancho no se note demasiado en las tramas. Para superarlo, tendremos a Pacino a tiempo completo. ¿Quién me iba a decir que me gustaría una interpretación del normalmente inepto Hugo Silva?
A Telecinco le pido que estrena de una vez Sé quién eres, su serie de suspense con Blanca portillo y Carles Francino, entre otros. Y le deseo que funcione. Aunque huele raro que la anunciara a bombo y platillo y seis meses después siga encerrada en su despensa. Además, espero que su Perdóname, señor, una miniserie en la que Paz Vega interpreta a un monja enamorada de un narcotraficante, sea tan mala y loca como parece. ¿Alguno se cumplirá? Seguiremos informando.