Entrada etiquetada ‘Disney Channel’

Superhéroe adolescente

22

10 2018

Gemma Marchena. La adolescencia es una etapa muy dura. Para el propio afectado pero sobre todo quienes más lo sufren son los que están a su alrededor. Por otro lado, están los superhéroes que son esos persnajes que juegan con la doble identidad y siempre están en conflicto con un supervillano. No debe ser fácil estár todo el día en mallas y capa para salvar el mundo.

El caso de Ladybug es extremo. Tenemos a una muchacha parisina, con las hormonas revoloteando, que en cuanto aparece el mal se disfraza de mariquita en mallas. Y no solo eso, sino que está enamorada en secreto de Adrián, que es otro adolescente que se viste de Chat Noir.

Las peripecias heroico-sentimentales de la muchachada se han convertido en el argumento único y exclusivo de esta serie de dibujos que mezcla el ambiente parisino con la estética manga. Europa y Occidente unidos por la tontuna adolescente.

Se agradece que Ladybug encarne a una chica resuleta y valiente, frente a un Chat Noir con cualidades típicamente femeninas. Para resolver los conflictos siempre deben colaborar. Así debería ser, pues, en la vida real.

Ladybug l Disney Channel

Etiquetas: ,

Tormento para padres

19

04 2014

Gemma Marchena. Plaza Encanto, ese invento del demonio. Sospecho que si emiten al revés ese programa infantil, los cantantes acaban invocando a Satanás. De momento, a mí me tienen fundido el cerebro y a las pequeñas de la casa las han captado cual secta. El grupo Cantajuegos se ha llevado sus canciones y bailes infantiles a canal Disney Junior para alegría de los pequeños de la casa, para tormento de los padres. Cada vez que les escucho me recuerdan a una versión rejuvenecida de Mocedades. Hay canciones escritas a medida, coreografías y una plaza donde seis personajes se mueven con un guión simplón y tontorrón, lo que hace padecer a los adultos. ¿Falto de calidad? Para mi gusto, sin duda. Pero apenas existe producción propia en España, frente a referentes como la versión española de Barrio Sésamo o los más recientes Lunnis. Echo terriblemente de menos a Los Fraguel o algún programa gamberro de marionetas. A poco que tengan un buen guión, canciones que podrían colarse sin disimulo en un concierto para adultos y personajes que enganchen, las masas de pequeñajos se decantarán por ellos. Mientras tanto, nos tendremos que conformar con Plaza Encanto y verlo con resignación. Lo que no se haga por un hijo…

Preadolescentes noctámbulas

27

09 2013

Amaya Michelena. Los padres que tenemos hijas preadolescentes estamos condenados a tener prácticamente a todas horas sintonizado el canal de Disney porque la todopoderosa productora norteamericana ha sabido como nadie dar en el clavo a la hora de convertir a chicos y chicas en ídolos de multitudes infantiles. El fenómeno del niño prodigio es su hábitat natural y saben explotarlo hasta la extenuación en forma de series de televisión, discos, conciertos y merchandising que causa furor. Detrás de la meteórica carrera al calor de Disney van quedando las cenizas de los que un día fueron estrellas de la casa, unos con más fortuna que otros. Ahora la protagonista del culebrón de turno es Violetta, una chavala argentina más bien sosita que estrena la segunda temporada del serial anunciando conciertos por todo el país y vendiendo camisetas, mochilas, cuadernos y bolis para la vuelta al cole.Un negocio redondo basado en la clásica premisa de «quien tiene un sueño debe perseguirlo hasta triunfar» que, sin embargo, adolece del defecto de siempre en este país: el horario. Si la serie está destinada a niñas de siete a diez años, ¿por qué se programa a esas horas? ¿No es más saludable mandarlas a dormir más temprano?

Etiquetas:

Dibujos animados innovadores

31

07 2013

Alfons Martí. Disney Channel y Clan nos ofrecen dibujos en profusión. ¿Creaciones con cualidades y méritos? Sin duda. Pero, sin desmerecer los Phineas y Ferb, muy seguidos, o el celebérrimo Bob Esponja, uno se acuerda de ciertas series míticas que ya casi ni se reponen. Porque más allá del hiperrealismo como llaman a lo más actual en dibujos, hay un tipo de series exitosas hoy inigualadas. Por ejemplo, en los 90 apareció la serie del original palmípedo Pato Darkwing. Creada por Tad Stones, era una serie innovadora, combinación de parodia de superhéroes y crítica irónica, con unos personajes de mucho carácter. El Pato Darkwing, un pato que se traforma de noche para velar por la seguridad de San Canario, era torpe y egocéntrico, pero digno y responsable. Su rival el maligno Elmo Chisporrote creía que las máquinas eran superiores y maltratadas por los humanos. «Soy el terror que aletea en la noche», era el mítico lema del pato. También uno echa en falta a Timón y Pumba, quienes protagonizaban una serie con elementos musicales y típica fórmula de amistad entre seres muy distintos. Eran series muy clásicas pero innovadoras, de calidad y sin abandonar el rasgo de divertir a raudales, sin tregua ni concesiones al aburrimiento.