Entrada etiquetada ‘Divinity’

El acoso de ‘Tu casa a juicio’

29

08 2013

Jennifer Munar. Un hombre, una mujer y un hogar que ya no sirve ni como caseta para perros. Esos son los protagonistas del programa de Divinity Tu casa a juicio.
En este apasionante reality, una familia cansada de no encontrar la comodidad que necesita en su casa, recurre a la ayuda de una experta diseñadora y un exitoso agente inmobiliario. La familia debe darles un presupuesto a cada uno y una serie de instrucciones sobre lo que debe mejorar en su actual casa y qué es lo que buscan en una nueva. Al final del plazo, la opción que elijan los concursantes será la ganadora.
Así pues, él debe buscar una casa que se adecúe a los deseos de la familia. Mientras, ella debe tirar paredes, redistribuir habitaciones, pintar, comprar muebles y decorar la casa. Como pueden ver, esto es una competición justa y en ningún caso uno de los dos trabaja un poco más que el otro. Y tal.
La idea podría estar bien si Divinity no nos bombardeara emitiéndolo constantemente, unas 800 veces al día. De hecho, mientras estoy escribiendo esto, lo están emitiendo. Un inquietante caso para Iker Jiménez.

Desigualdad de género

17

08 2013

Amaya Michelena. Resulta curioso que una sociedad que reclama desde hace décadas –la revolución de los 60 queda ya lejos– la igualdad de género e incluso lucha por la desaparición de la ridícula segregación de colores y juguetes entre niños y niñas, decida a estas alturas del siglo XXI crear canales de televisión específicos para hombres y para mujeres. Los contenidos, claro, se supone que van dirigidos a satisfacer las preferencias del público concreto que se sentará ante la pantalla. Veamos. Documentales de «a ver quién hace la burrada más gorda» para ellos, contra realities sobre vestidos de novia para ellas; espacios deportivos para ellos, contra programas de cotorreo marujil para ellas; «Billy el exterminador», sobre bichos y ratas, para ellos, contra «guerra de suegras» para ellas; historietas de camioneros en apuros para ellos y decoraciones y reformas del hogar para ellas.
Es decir, la natural evolución ¿adulta?de las barbies rubias de melena interminable con sus modelitos que las niñas vestidas de rosa piden a los Reyes Magos y los camiones, submarinos, armas y monstruos varios que los chavales brutos y vestidos de azul encuentran bajo el árbol de Navidad.

Etiquetas: ,

Divinity, canal nupcial

03

08 2013

Gemma Marchena. Hay placeres culpables que rallan la delincuencia y otros que son más bien vergonzantes, de los que llevas ocultos. Salvo cuando estás enganchada a un canal chorra y tienes una columna de televisión y claro, al final acaba saliendo a la luz. En mi caso es el Canal Divinity, que dedica la mitad de la programación a las bodas, la decoración de casoplones de 200 metros cuadrados y la elaboración de tartas hiperdulces. ¿Se me está gratinando el cerebro? No lo descarto, pero entonces me pongo hablar con mi amiga Inma (licenciada en Historia y Antropología, doctora en arte precolombino) y me quedo más tranquila. Ambas estamos enganchadas a los programas de bodas de Divinity. Da lo mismo que sea la búsqueda de un vestido de novia en Atlanta (donde las contrayentes se definen a si mismas como una belleza sureña) o en Beverly Hills (con la silicona y la anorexia por doquier). Pero lo mejor es el programa de David Tutera, un organizador de bodas que es capaz de convertir en algo honroso las ideas nupciales más descabelladas. Tutera se dedica a buscar novias que compran adornos chuscos en las tiendas del Todo a 100 de América que quieren que el día de su boda tenga como temática los casinos bajo el mar, los años 20 o el día de todos los muertos en México. Sí, EE UU es lo que tiene, que venden armas en supermercados y las novias están locas. Pero, ¿y lo que se divierte una viendo semejante espectáculo?

Hoteles basura

16

07 2013

Neus Aguiló. Divinity estrena esta semana ‘Hotel infierno’, una versión del famoso reality americano ‘Pesadilla en la cocina’. Pero esta vez el presentador Gordon Ramsay ha cambiado la suciedad extrema de los restaurantes por la suciedad y la inmundicia de los hoteles. Habitaciones con humedad en las paredes, sábanas llenas de porquería, cuartos de baño que invitan a no entrar jamás en ellos, hormigas, cucarachas y otra fauna desconocida recorriendo las estancias de los huéspedes… todo ello será protagonista en este nuevo espacio televisivo que se estrena mañana en horario de ‘prime time’. Y si el experimento funciona, quién sabe si dentro de poco tendremos también la versión española conducida por Alberto Chicote. Siempre me quedará la duda de si verdaderamente existen hoteles vertedero como los que nos muestran en la televisión o si el programa está en parte manipulado para añadir algo de teatro con el objetivo de generar polémica y atraer al espectador. Y si realmente existen este tipo de hoteles, ¿quién está dispuesto a alojarse en ellos? Porque una vez vista la promoción de ‘Hotel infierno’, créanme, uno se plantea si es preferible dormir a la intemperie o dentro de un vehículo.

Etiquetas: ,

Casas a juicio

09

07 2013

Neus Aguiló. Tras hacer zapping y no encontrar ningún contenido que mereciera la pena, me detuve hace unos días en el canal Divinity, donde se emitía ‘Tu casa a juicio’. En este programa canadiense una pareja debe decidir si continúa viviendo en su antigua casa reformada por una diseñadora o si, por el contrario, opta por mudarse a una vivienda nueva facilitada por un agente inmobiliario, generalmente fuera del barrio donde reside. El programa se convierte en una lucha entre el agente y la diseñadora y, normalmente, suele ganar la segunda, pues los inquilinos deciden casi siempre permanecer en su antiguo hogar. Los dueños no hacen más que sacarles pegas a unas casas que para la mayoría de nosotros serían de ensueño. Que si el sótano tiene poca luz, que si el jardín se les ha quedado pequeño, que si tres cuartos de baño no son suficientes, que si un niño no tiene bastante con dos habitaciones, pues necesita una estancia para dormir, otra para jugar y otra para hacer los deberes… En fin, que lo que para unos son problemas para otros no serían más que ventajas. En cualquier caso, el programa es entretenido y original y engancha al espectador hasta el final para saber qué opción eligen los moradores.

Una serie Divinity

30

05 2013

Jennifer Munar. Amo y odio a partes iguales a Divinity, el canal femenino de Mediaset, por ser capaz de programar muchos de mis ‘placeres culpables’ seriéfilos a la vez. Ahora han vuelto a traer a su parrilla la fantástica Cinco hermanos.
¿Qué puede haber mejor que una serie protagonizada por una Sally Field ejerciendo de cabeza de familia a lo madre coraje? La ganadora de dos Oscar a la mejor actriz y un Emmy por su papel en esta misma serie, debe lidiar con sus cinco problemáticos hijos. Ideales políticos, adicción a las drogas, discusiones empresariales o dilemas amorosos son sólo algunos de los conflictos con los que deberá tratar esta matriarca para ayudar a sus hijos que, pese a ser todos adultos, no dejan de comportarse como niños.
En el reparto también alegra encontrarse con caras conocidas de la talla de Calista Flockhart (Ally McBeal), el siempre guapísimo Rob Lowe (El ala oeste de la Casa Blanca) o Emily Vancamp, estrella de la serie Revenge, que en Cinco hermanos también interpreta a una chica con muchos secretos aunque, para alivio de todos, aquí es bastante menos intensa.
En definitiva, una serie que les hará llorar y reír a partes iguales. Vamos, lo que viene siendo una serie ‘Divinity’.

Etiquetas: ,

Darwin sería capitalista

12

04 2013

Javier J. Díaz. Si Darwin levantara la cabeza, además de quedarse en shock, no daría crédito al ver que su teoría de la evolución de las especies ha sido segmentada y confirmada aún más por el capitalismo.
Un ejemplo de ellos es el programa que emite Divinity ‘Millonario busca esposa’, en el que una medio empresaria-medio showman se encarga de buscar pareja a millonarios que no tienen tiempo para ligotear, por lo que necesitan que una experta les busque candidatas o candidatos para compartir su vida. Así de simple, así de impersonal y así de capitalista. Lo que hace ser rico.
El programa se centra en la selección que realiza Patti Stanger a través de su negocio real ‘El Club de los Millonarios’, que funciona como una agencia matrimonial para VIPs en el siglo XXI. Ahí se puede ver como personas con muy buenos cargos (brókers, diseñadores de perfumes, cantantes, empresarios de grandes cadenas) acuden a la llamada de Stanger para presentarles a los candidatos. A partir de ahí citas con preguntas como «¿Tienes más dinero que yo?», candidatos finalistas y… elección.
Poco drama y tensión, porque como todos son millonarios, les da igual realmente encontrar una pareja o no, pero entretenido ver como personas económicamente poderosas son incapaces de seducir a alguien.

Prostitución de broma

23

03 2013

Gemma Marchena. Esta semana Canal Divinity emitió el telefilm The client list, que luego originó una serie. No hacía falta que se tomaran la molestia porque el material original es infumable. Trata sobre una ex miss Texas (Jennifer Love Hewitt) que es madre de familia, tiene una hipoteca con tipo de interés variable y tanto ella como su marido se han quedado en el paro. ¿Les suena de algo? Sólo que Hewitt no se apunta a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, como haría una mujer española, sino que se decanta por la prostitución. Hasta ahí, se puede entender la decisión desesperada de una madre que quiere alimentar a sus hijos. Pero en el momento en que la protagonista acepta regalos de sus clientes como si nada. En el momento en que llega a casa y cubre de caprichos a la familia y éstos no le preguntan nada… Es que ya canta mucho. Preocupa que se trate la prostitución como algo divertido y que supone una solución relativamente fácil. Total, ella trabaja en un prostíbulo donde las madames son señoras amables y maternales y no hay un proxeneta que la cruce la cara. Es más, todos los clientes tienen dinero y siempre van limpios. Lo que ya me sacó de quicio es ver a la Hewitt que se metía en la cama con los kilos de rimmel y las pestañas postizas sin quitar. Su papel de mujer bellísima no cuela: sólo me fijo en su maquillaje excesivo y en sus tobillos gordos. Y no, no es envidia.

Por un horario digno

28

02 2013

Jennifer Munar. Hace un par de días me dijeron que Divinity había empezado a emitir Ally McBeal y celebré la noticia casi tanto como los madridistas celebraron su victoria ante el Barça. Y es que las dos son cosas que pillan por sorpresa.
Desgraciadamente, mi alegría duró poco, porque los muy despiadados la han programado ¡a las siete de la mañana! Esas no son horas para la gente de bien. Como mucho, a las siete te pones a ver el telediario, pero no Ally McBeal. Quien quiera disfrutar de los inicios de Calista Lockhart y ver a un romanticón y jovencito Robert Downey Jr, tendrá que madrugar. Y la verdad es que es tentador, porque no son los únicos actores que se dieron a conocer en esta serie de abogados, también realizaron sus primeros pinitos actrices como Lucy Liu, Portia de Rossi o la recientemente nominada a un Globo de Oro Hayden Panettiere (‘la panetone’, como nos gusta llamarla entre amigos).
Como me parece obvio que ni yo ni la mayoría de españoles vamos a levantarnos a esa hora indecente para encender la televisión, reclamo desde aquí un horario digno para Ally McBeal. Mientras, por las tardes me seguiré entreteniendo con los mismos episodios de Anatomía de Grey que repiten una y otra vez.

Servir en plato frío

20

02 2013

Nacho Jiménez. Hay pérdidas irreparables y que te marcan para siempre. Perder a su padre significó un antes y un después en la vida de Amanda Clark, protagonista de Revenge. Bajo el nombre de Emily Thorpe, la joven se une a la élite de una comunidad de vecinos en Nueva York; todo para vengarse de ellos, responsables de la muerte de su progenitor. Así empezó este ‘guilty pleasure’, como dicen los yanquis -o placer culpable, para los que no estén al tanto-, que engancha hasta el alma más fría. Su éxito en Estados Unidos se está expandiendo allá donde se estrena. Pero cuando una serie empieza tan bien siempre hay miedo a que decaiga con nuevos episodios y, cuando parecía que la trama no iba a dar para nada más que una temporada, los creadores de la serie nos han deleitado con muchas sorpresas, duras revelaciones y una gran cantidad de giros argumentales inesperados que dejan boquiabierto y con ganas de más. Adicción es quedarse corto y, aunque aparentemente no alcance la calidad de producciones de cadenas de prestigio como HBO o AMC, la cosa tiene su ‘chicha’ a pesar de ser un producto claramente comercial. ¿Y qué? Dejen de perder el tiempo y únanse a Amanda/Emily en su venganza.

Etiquetas: ,