Entrada etiquetada ‘documentales’

Diana, a los ojos de sus hijos

04

09 2017

Urko Urbieta. Documentales, reportajes y biografías sobre Diana de Gales los hay a patadas. Sobre todo esta semana, que se cumplen dos décadas de su fallecimiento en un accidente de tráfico en París, causado, irónicamente, por unos paparazzis. Pero lo que hace verdaderamente interesante a Diana, nuestra madre, emitido el jueves en La 1, pasa porque el enésimo documento sobre la vida y obra de Lady está contado por primera vez desde el punto de vista de sus hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, a través de recuerdos y fotos de familia. Solo por eso merece la pena echarle un vistazo. El documental –que La 2 repite mañana por la noche, a las 20.30 h– no engaña a nadie: está hecho ad maiorem gloriam de la ‘princesa del pueblo y, de paso, de sus hijos; especialmente de Guillermo, que no atraviesa su mejor momento de popularidad en Reino Unido. Recuerda su faceta de madre, de esposa –sin entrar en el affaire de su marido con Camilla Parker Bowles–, sus obras de caridad y su lucha para prohibir las minas antipersona. Aunque no se menciona su labor a favor de las personas con VIH. Una pena.

 

Y ahora qué…

16

08 2016

Urko Urbieta. En plena semana de efervescencia olímpica, La 2 ha apostado por estrenar una serie de documentales deportivos: Nadia Comaneci, la gimnasta y el dictador, que repasa la trayectoria de la deportista de ‘los 6 dieces’ y su relación con la familia del dictador Nicolae Ceausescu, así como Del podio al olvido, que se acerca a la vida cotidiana de un grupo de deportistas españoles que en su día fueron considerados héroes. El primero es muy interesante, el segundo es imprescindible. Lo primero que hay que decir del documental sobre Nadia Comaneci, la mítica gimnasta rumana de 15 años que se convirtió en la reina de los Juegos de Montreal 76, es que ha participado personalmente poniendo la voz en off y, supongo, dando el visto bueno al reportaje. Quizá por eso menciona de pasada su intento de suicidio, por ejemplo. Aún así, para cualquier seguidor de la Comaneci y de la gimnasia artística, es un documento perfecto que repasa gran parte de la historia de esta disciplina. Mientras, el documental Del podio al olvido muestra, seguramente, algunos de los testimonios más realistas sobre el día a día de muchos deportistas de élite retirados. Para la mayoría, volver a la ‘vida civil’ fue algo traumático: Carolina Pascual, Leire Iglesias o Jordi Llopart, entre otros, se llevaron la gloria, pero luego tuvieron que seguir con su vida. Hay que verlo.

Una de documentales

20

12 2014

Alfons Martí. TVE siempre ha presumido de ofrecer documentales en profundidad que le otorguen un prestigio y justificación como canal pagado con nuestro dinero. Empresa difícil, sin duda, y más cuando el nivel de seriedad y veracidad está en tela de juicio. En La 2 en especial, uno puede mirar ‘grandes’ documentales o documentales a secas. Los temas, variados, tienen en común es la presunción de ser objetivos, profundos, de temática histórica o política. Por supuesto, son menos vacíos que un programa de telebasura o culebronil, pero, dentro de la variedad de temas, y aun reconociendo lo interesantes que puedan llegar a ser, lo más llamativo es que a menudo suelen sugerir cosas importantes pero sin abandonar la superficie, así que nos dejan con la miel en los labios. Nos pueden retratar la estructura política de Babilonia, destacando a Nabucodonosor, y acto seguido, nombrar los jardines de Babilonia pero sin explicarnos nada de lo que representaban para esa civilización. En fin, interesantes aunque frustrante. Solo apto para el espectador que se conforma con ver escenarios más estéticos que el Sálvame. Y ya es algo.

Etiquetas: , ,

Anestesia casera

23

08 2014

Pau Ensenyat. Si analizamos la parrilla de La 2 no es ninguna sorpresa descubrir que más de tres cuartos lo ocupan los documentales, a veces con nombres tan coquetones como Paraísos submarinos, mientras que otros se quedan en Documental o Docufilia. Tampoco lo es la popular ‘siesta con los lobos’, que ha formado parte de nuestros hábitos desde hace tiempo. No lo puedo negar, empieza el documental de animales después de comer, con ese narrador de voz suave y cálida, la música sedante, los sonidos de la naturaleza… y a babear.
Pero en algunas tardes de digestión ligera y noches de insomnio, he descubierto que todos estos documentales, que tan desapercibidos pasan mientras soñamos dulcemente, son de una calidad asombrosa y todo un derroche de presupuesto. La imagen es nítida y firme, difícil conseguir algo así en las tomas marinas. Y los planos del espacio y los efectos digitales no tienen nada que envidiar a la gran Cosmos.
Y no solo eso, es bien sabido que La 2 apuesta por el buen cine de autor, pone en antena conciertos exclusivos y sigue televisando Saber y ganar con el eterno Jordi Hurtado, poseedor del Santo Grial, la piedra filosofal y un retrato envejecido en su cuarto. Más no se puede pedir.

 

Tacaños extremos

02

11 2013

Amaya Michelena. Antaño cuando uno sintonizaba cualquier canal especializado en documentales encontraba habitualmente temas sobre naturaleza, historia, ciencia o sociología. Ahora la cosa ha cambiado radicalmente, ignoro la razón, aunque me temo que los asuntos históricos o filosóficos, más profundos, no generan suficiente audiencia en una sociedad formada mayoritariamente por analfabetos. Así que el cambio de rumbo nos ofrece novedades poco educativas, pero ciertamente curiosas, como todo un aluvión de documentales dedicados a peculiares personajes –barbudos– que se dedican a comprar trastos viejos en subastas o a recuperar más trastos viejos en viejísimos graneros del agro norteamericano. O lo último que he descubierto y que de verdad me ha hecho reír: ‘Tacaños extremos’, reportajes dedicados a mostrarnos cómo la gente más miserable ahorra céntimos en las cosas más peregrinas y organiza su vida alrededor de una tacañería inverosímil. La cosa tiene gracia, por lo patético que resulta, pero yo sigo prefiriendo disfrutar con las visitas a las mansiones de los Hamptons, donde personas cultas, educadas, refinadas y de gusto exquisito muestran sus elegantes casas.

Penosa normalidad diaria

08

06 2012

Javier J. Díaz. Hay programas en televisiones generalistas tan bellos que recuerdan a esos años en los que la televisión tenía algo de dignidad. Cuando te los encuentras dando vueltas por el sinfín actual de canales dan ganas de pensar que la televisión de hoy día todavía puede evitar arder en el infierno. Sin embargo, cuando acaban, todo vuelve a la penosa normalidad diaria.
Amazonia, última llamada es el programa que La 2 emite en sus tardes tras su ‘estrella’ Grandes Documentales. Este programa, producido a finales de siglo pasado, acerca, entre otras cosas, a las últimas tribus que aún viven en el pulmón del Planeta Tierra antes de que el ser humano acabe con ellas debido a sus intereses económicos, inversamente proporcionales a los medioambientales.
El espacio ofrece documentos audiovisuales inéditos con testimonios de sus principales protagonistas y denuncia situaciones apenas conocidas para los europeos, donde se pone muy en entredicho ese Brasil emergente y organizador de mundiales y Juegos Olímpicos, que da la espalda a su pasado antropológico y a sus indígenas en pos del enriquecimiento de unos pocos.