Entrada etiquetada ‘El Hormiguero’

Operación ‘blanqueamiento’

Urko Urbieta. Dice mucho de este país, y nada bueno, que el programa con mayor audiencia de enero fuera El hormiguero de este lunes, que recibió la visita de Isabel Pantoja. Ya saben, famosa por cantar, muy bien, eso sí, vender durante años que era ‘la viuda de España’ y, además, una ladrona de guante blanco. Pero si echaron un vistazo a esa ‘operación blanqueamiento’ que le regaló Pablo Motos, porque llamar a ‘eso’ entrevista sería faltar a la verdad, lo más llamativo es que su paso por prisión durante los últimos dos años no se mencionó. Un par de preguntitas tímidas, respuestas evasivas y para no pronunciar la palabra ‘cárcel’, la tonadillera prefirió hablar de «aquel sitio de cuyo nombre no quiero acordarme». Muy lírico todo.
Si me leen habitualmente sabrán que Pablo Motos, su poco estilo y sus gracias sin gracia no son santo de mi devoción, pero lo de este lunes clamaba al cielo. Dicen que las preguntas estaban pactadas y la entrevista grabada para no salirse del guion. Para Motos y sus guionistas, pensando en la audiencia del día siguiente, lo mejor era que hablara de su nuevo disco, la viéramos haciendo un saleroso gazpacho y que recibiera la llamada del ‘bueno para nada’ de su hijo. Hasta una entrevista con Bertín Osborne hubiera sido más peligrosa. ¡Qué lamentable!

02

02 2017

Patada en la boca

Neus Aguiló. Mercedes Milá tenía que pasar por ‘El hormiguero’ como una invitada más, pero no fue así. Pablo Motos metió la pata hasta el fondo cuando le preguntó a la periodista por ‘Convénzeme’, su nuevo programa. El presentador pensaba que no se había estrenado cuando en realidad lleva ya tres meses en antena. La veterana periodista se quedó de piedra pero supo reaccionar y, como ya está de vuelta de todo, le cantó las cuarenta a Motos. «¿Tú haces siempre lo mismo con tus invitados? Una patada en la boca, quiero decir…», le soltó Milá, quien no se cortó ni un pelo y le añadió: «¡Que el próximo domingo es el último programa del primer trimestre, desgraciao!». Nunca me ha entusiasmado Mercedes pero esta vez llevaba razón. Pablo no se esperaba tal reacción y, lejos de pedir disculpas por su error, se mostró a la defensiva y dispuesto a atacar a la periodista como si fuera su peor enemiga. Algunos dicen que Pablo Motos está acostumbrado a tener siempre la última palabra y a ser el el más chulo del programa. Pues esta vez no pudo ser. Y si no tragas a Milá, por lo menos que no se te note. Así no se trata a un invitado.

31

01 2017

Abrazos gratis

Emili Gené Vila. Si han visto alguna vez El Hormiguero, igual se habrán fijado en el ritmo casi frenético con que se suceden las entrevistas, los retos, los juegos y las distintas ocurrencias más o menos bizarras que jalonan el programa. Nada raro, porque este es el estilo de los concursos, realities y demás encuentros con famosos. Mucho movimiento de cámara (mejor con grúa), hablar rápido, actuaciones cortas. Y luz y colorines. Pero El Hormiguero va más allá. Me refiero a los abrazos con que Pablo Motos y sus colaboradores se saludan y despiden. Es más. El estilo de abrazo impuesto en El Hormiguero es adoptado de forma sistemática por todos sus ilustres invitados. Descartando que sea el resultado de la casualidad, la empatía o la mímesis, convendrán ustedes que debe de existir un código en el programa, asumido por todos cuantos aparecen en él. Se trata de abrazos amplios pero breves, casi fugaces, que expresan una camaradería puntual. Nunca se funden en un abrazo emotivo porque este abrazo hormiguero es casi profiláctico. Cuidado, no me ensucies. Como con miedo a que te infectasen. O igual es el abrazo deportivo de una época con prisas que no tiene tiempo para el intercambio.

09

01 2017

Cuando no sorprende

Javier J. Díaz. Cuando no sorprende nada y aburre todo. Ese es el verdadero espíritu de El Hormiguero, que ha acabado siendo una caricatura de sí mismo, modelado por el propio éxito de su formato y perdido en lo opuesto a la originalidad y la naturalidad.El programa de Pablo Motos no para de explotar fórmulas copiadas de formatos de otros países que supusieron el éxito. Lo último, son los falsos enfados de sus entrevistados. Lo dicho, un hormiguero de la naturalidad. La pregunta debe ser si cuando tienes un programa como ese no tienes mejor contenido que fingir enfados de tus invitados para llenar 15 minutos y conseguir audiencia y que se hable de tu espacio los días posteriores en los medios.  Belén Rueda y Ricardo Darín el pasado junio, Antonio Resines esta misma semana… ¿Quién será el próximo? ¿La propia Pilar Rubio? Seguro que nadie se lo espera. En cualquier caso, la responsabilidad no es del propio programa, ni de la cadena, ni del equipo, sino de esa audiencia fiel que exige tan poco, cada vez menos, y que desea, visto lo visto, que la traten como ingenuo. Al parecer le gusta. Y mucho.

09

12 2016

Horas polémicas

Alfons Martí. Hora punta es una apuesta de TVE para competir con El Hormiguero, el programa exitoso de humor ya automatizado y ritualizado. El presentador es Javier Cárdenas y ya lo están rodeando de polémica. Por una parte, hablan de enfrentamientos entre con el equipo, así como llueven las descalificaciones contra el presentador por su estilo. Un detractor llegó a criticarle que dijera que «Hitler llegó al poder por las urnas», algo absolutamente cierto y registrado en los libros de historia. A Cárdenas le puede repugnar el racismo como al que más y eso no cambia lo de las urnas. Pero es precisamente burlarse de la paranoia y la ignorancia uno de los fuertes del humor radiofónico de los programas de la escuela que sigue Cárdenas. Las críticas en realidad demuestran el disgusto ante un estilo de humor que relativiza el poder y las paranoias masificadas. Hace años, Cárdenas era un modesto miembro del equipo de Alfons Arús, cuyo programa Força Barça hacía las delicias del público exigente en humor de Catalunya. Las entrevistas de Cárdenas a líderes de sectas y frikis iluminados eran simples pero lograban mantener el buen humor general. Las imitaciones y los momentos musicales desplegaban gran creatividad. Poco recuerda Hora Punta esas glorias pasadas, pero Cárdenas mantiene un mínimo de humor relativizante. Hay cosas peores.

27

10 2016

Tele pura

Javier J. Díaz. Los denominados Hormigueros, personas de captación fácil que no tienen nada mejor que hacer después de cenar que ver El Hormiguero, a lo que les parece gracioso el programa y que conciben a Pablo Motos y al guión del programa como ocurrente y esporádico, están de enhorabuena. El programa  vuelve tras el (gran y disfrutado por el que no lo vemos) descanso del verano. Lo hace como a él le gusta, a lo grande, el próximo martes 6 de septiembre, cuando comienza su undécima temporada. Para empezar han decidido invitar a estrellas del mundo del cine de renombre, como siempre, aprovechando que están de promoción de algo, acuden encantados (o no). Los primeros días se podrá ver a Miles Teller, Jonah Hill y a Penélope Cruz. La española, hater absoluta de medios de comunicación, por lo visto tiene un documental que promocionar, y eso ha hecho cambiar su opinión repentina sobre los mass media españoles. Ya no es antisistema. En definitiva, todo va a seguir igual. Famosos yendo a un programa en la que todas las bromas están enlatadas, como los colaboradores habituales, que siguen casi todos con su humor de monólogo barato repetitivo y forzado. O como el propio presentador, capitán de un barco en el que mandan las marcas de los invitados o los políticos cuando hay campaña. Tele pura. Telebasura.

02

09 2016

Una nueva heredera

Jennifer Munar. El cargo de presentadora de El Club de la Comedia ha pasado de mano en mano los últimos años con demasiada frecuencia. Tras el reinado de Eva Hache, ocupó su puesto, durante un breve lapso de tiempo, la actriz y humorista Alexandra Jiménez (a la que personalmente siempre recordaré como África en Los Serrano). Ahora, y por incompatibilidades de agenda de la intérprete, han tenido que volver a buscar presentadora, una responsabilidad que ha caído sobre los hombros de Ana Morgade. El rostro de Ana Morgade se ha vuelto muy popular recientemente, gracias a su participación en programas como El hormiguero y, sobre todo, Tu cara me suena. Si a eso le sumamos que Morgade es, probablemente, una de las mejores humoristas del país en estos momentos, no cabe duda que El Club de la Comedia no podría haber elegido mejor. Alegra especialmente comprobar que la sociedad va avanzando y los prejuicios continúan desapareciendo. Lo demuestra el hecho de que los tres últimos presentadores del programa hayan sido mujeres. Nosotras también somos divertidas, y sino que le pregunten a Tina Fey y Amy Poehler.

17

03 2016

Revilla

Emili Gené Vila. Como decían del chorizo: qué maravilla. Nos lo encontramos en las teles rajando, sin que el entrevistador o el moderador puedan evitar el aluvión de datos, anécdotas y frases célebres. Revilla necesitaría un programa a lo Chávez para despacharse cada día a gusto, y todavía se le quedaría corto. Las normas europeas no escritas prescriben un ‘Haló presidente’, con lo que solo le queda la gira por canales y emisoras de radio. Lo suyo son los medios, las redes, los focos. Presume de tener seis o siete veces más seguidores que Rajoy en Twitter, y no me extrañaría que si le diese por un estímulo a lo Paco León («si llego a tres millones de fans cuelgo una foto mía desnudo», por ejemplo) la audiencia petaría. Revilla ha aparecido la semana pasada en La Sexta Noche y en El hormiguero. Pero no se limita a Atresmedia porque igual podemos toparnos con él en Mediaset o cualquier otra frecuencia empresarial. Pablo Motos renunció a los papeles y al guión, y tuvo que conformarse con seguirle el ritmo y reirle las gracias. Iñaki López, acostumbrado a lidiar con Marhuenda o Inda, pudo embridar al potro Revilla con más éxito. Revilla, todo un espectáculo que crece al ritmo de la corrupción ajena.

29

02 2016

Rivera &

Emili Gené Vila. Pedro Sánchez se metió un día en ‘Sálvame’: había empezado la campaña electoral en televisión. Soraya bailó después en ‘El hormiguero’ y ahora Rajoy se ha hecho comentarista de fútbol (del Madrid, por supuesto) en la Cope, colleja incluida a su colaborador, o sea su hijo. Es lo que hay. Mientras, algunas cadenas pasean a los candidatos para entrevistarlos en sus programas. Wyoming, Ana Pastor, Jordi Évole, Iñaki López, Bertín Osborne o Pablo Motos. Gana La Sexta por goleada a la espera del match a cuatro (perdón, tres y medio) de Antena 3. Pasará como con Chiquito, que lo mataron de sobreexposición. Rivera o Iglesias hasta en la sopa, y encima va Monedero y acusa al líder de C’s de acudir a la tele pasado de coca. Pedíamos debate político pero esto se les ha ido de las manos, y todavía quedan tres semanas. Es el momento de recurrir a ‘Polònia’. ¿Cabría un programa así en TVE, por ejemplo? Ni por asomo. Mas, un fijo como Rajoy o Joan Tardà, pero ahora pega con fuerza el guaperas emergente (esta mirada, esta perilla) de Esquerra. Y para los que no lo hayan visto, el clip ‘Com funciona la CUP?’ No se lo pierdan. Está en YouTube.

30

11 2015

Una colleja para Justin

Gemma Marchena. Algunos lo achacarán a las drogas o tal vez al jet lag, el caso es que Justine Biebber, Justino para los amigos, no ha estado muy fino en su visita a España. Ya por la mañana la lió cuando estaba en plena entrevista en Los 40 Principales y a los siete minutos abandonó el estudio vaya a usted a saber por qué. Por la noche fue el turno de El Hormiguero y tampoco parecía muy implicado. Bostezaba, parecía aburrido y con cara de guiri resacoso perdido en las callejuelas del centro de Palma. Justin Biebber estaba rodeado por centenares de adolescentes gritonas, y aunque entiendo que puede atontar un poco por el exceso de decibelios femeninos, no es de recibo poner cara de seta cuando llevan meses preparando tu visita. Ojo, que entre el público había cachorras del famoseo patrio como Andreíta Cómete el Pollo, su hermanastra Julia Janeiro y Cayetana Rivera, hija de Francisco y sobrina de Paquirrín. A Justin le pasa lo mismo que a Miley Cirus, que llevamos toda la vida viéndoles como unos críos y ahora se desquitan haciéndose los malos. A Miley le da por sacar la lengua medio desnuda y a Biebber, por poner cara de hastío. Son ventiún años los que tiene el chaval, vale, pero le hacen falta menos horas de avión y más collejas que aporten sentido común.

31

10 2015