Entrada etiquetada ‘En la tuya o en la mía’

Con los bártulos a otro sitio

18

03 2016

Urko Urbieta. Si me voy de TVE, no es por dinero». Esto es lo que aseguraba hace unos días Bertín Osborne, cuando le preguntaban sobre su posible separación de la cadena pública, al tiempo que era vox pópuli su coqueteo con la competencia. Pues bien, tras conocer ayer la noticia de su súper contrato con Mediaset –no tiene otro nombre, es una pasta lo que se va a llevar–, le digo al cantante de rancheras: ¡tururú!
Playboy en horas bajas, señorito andaluz de familia bien de toda la vida y comediante de medio pelo, lo que nadie puede negar a Bertín Osborne es que tiene, como se dice comúnmente, una flor en el culo. Tras sonoros éxitos en la época de Telecinco con las Mama Chicho, con programas como Contacto con tacto, y en A3 con Lluvias de estrellas, los últimos años se había refugiado en Canal Sur y en Intereconomía, hasta que TVE llamó a su puerta, o él a la de la Pública, no lo tengo claro, para presentar En la tuya o en la mía. El triunfo fue instantáneo, y aunque Osborne no ha sido el secreto del éxito del espacio, sino el guión, la realización y algún que otro invitado de interés, el presentador ha sabido aprovechar ‘la marea’. Alegando que RTVE solo le había encargado cinco entregas más y que no había tiempo de planificación, se marcha a Mediaset por un sueldo de 240.000 euros por programa, más bonus… es decir, casi 10 millones en dos años. Pobrecillo, nos tiene que dar pena y todo…

¡Viva el campechanismo!

29

11 2015

Urko Urbieta. Los principales candidatos a la presidencia del Gobierno se han soltado la melena últimamente en televisión; bueno, todos menos Mariano Rajoy, que prefiere comentar el fútbol en la Cope antes que debatir o ser entrevistado. No tengo palabras para este despropósito. Su equipo de comunicación sabrá… Está de moda, demasiado diría yo, ser cuanto más cercano al ciudadano, mejor. Lo normal estos días es verles desayunar con Ana Rosa Quintana o merendar con María Teresa Campos en ¡Qué tiempo tan feliz! Todo por la cercanía y la campechanía, eso que puso de moda el rey Juan Carlos, el de los elefantes… Pero lo llamativo, y problemático, es que candidatos con peso a gobernar este país, como Pedro Sánchez, que puso de moda esta cercanía hace casi un año con esa esperpéntica llamada a Sálvame, opten por rechazar acudir a El Objetivo de Ana Pastor, donde tendría que hablar de su programa electoral, pero aceptar encantado vender lo ‘de clase media’ que es –aunque hizo un máster en Bruselas, estudiaba inglés en Reino Unido y veraneaba en Mallorca… sí, claro, eso que hemos podido hacer todos, ¿verdad?– con Bertín Osborne. Lo de este miércoles no fue una entrevista, fue una conversación ‘de cuñados’, de barra de bar forzada, plagada de lugares comunes, ridícula y sin sentido. Es lo que tiene preferir que te entreviste un cantante de rancheras a una periodista.