Entrada etiquetada ‘Energy’

Operación reconquista

19

02 2017

Urko Urbieta. No se dejen engañar por el piloto de Los 100, que Energy estrenó este jueves –aunque ya se emitió en el canal SyFy y se puede ver en Netflix–, es uno de esos raros ejemplos en el que lo peor de la serie es su primer episodio. Si después de verlo piensa que no es para usted o cree que es otra ficción más con un grupo de chicos y chicas de catálogo, por favor, denle otra oportunidad. Sin duda, la premisa de Los 100 es lo más peligroso de la serie: 97 años después de una catástrofe nuclear que destruyó la Tierra, los supervivientes deciden enviar una avanzadilla de un centenar de jóvenes delincuentes para tratar de averiguar si es posible volver a establecerse en el planeta. Sí, es difícil entender que para una misión vital envíen a un grupo de jóvenes, y encima poco fiables. Sumar ciencia ficción y caras bonitas siempre es peligroso. Pero detrás de este capítulo se esconde una serie valiente, que cambia el chip rápidamente y coloca a sus protagonistas –no se encariñen con nadie, mueren como moscas– en situaciones éticas verdaderamente llamativas. Sigan con ella, no se arrepentirán.

Etiquetas: , ,

La ciudad vikinga

26

05 2015

Neus Aguiló. El sábado por la mañana estaba haciendo zapping pero decidí que no quería ver por enésima vez realities de encantadores de perros. Me detuve en Energy, que en esos momentos estaba emitiendo ‘Ciudades bajo tierra’, un programa de documentales del que un compañero de trabajo me había hablado hace tiempo. Como bien indica su nombre, el espacio se adentra en lugares subterráneos que en algún momento han sido determinantes para el desarrollo de la historia. En la reposición emitida el sábado el reportero se encontraba en Dublín para enseñar la brutalidad con la que los vikingos arrasaban las tierras que invadían hace más de mil años y como los lugareños se defendían de sus invasores construyendo escondites bajo tierra tratando de poner así sus vidas a salvo. El intrépido reportero también descendió a los tenebrosos subsuelos de un edificio del centro de Dublín para mostrarnos una especie de albergue subterráneo donde, hace trescientos años, los británicos escondían a cientos de niños huérfanos y moribundos para que no molestaran en la superficie, hecho que sentó las bases para la futura rebelión irlandesa. Aunque es cierto que se trata de reemisiones de programas antiguos, vale la pena dedicarles un poco de tiempo.

Billy, el exterminador

06

03 2015

Alfons Martí. De los programas de personajes excéntricos en busca de animalitos y bichos, el más original es el de Billy, el exterminador. El protagonista es todo un personaje con look de viejo rockero encarnando una especie de superhéroe de dibujos típico, pero de carne y hueso, que se presenta en casas de la América profunda para expulsar a animales intrusos, entre agresivos y exóticos. En general no extermina ningún animal, excepto plagas de cucarachas y similares. Pero Billy es capaz de liberar murciélagos de un estadio con una red ingeniosa, así como pelearse con mapaches rabiosos. Su tarea principal es devolver a animales salvajes con pedigrí a su medio natura, liberando de paso a los humanos de semejantes intrusos. Lo que le lleva a afirmar que lo mejor de ser exterminador «es meterse en partes de casas misteriosas y encontrar ratas momificadas y cosas así». Incluso en este programa también se desarrollan breves episodios de intrigas familiares, como cuando Pam abandona a Ricky, hermano de Billy. Y es que un superhéroe que se precie debe tener una familia friki o particular implicada en la empresa de este peculiar exterminador.

Pecados culpables

11

09 2014

Jennifer Munar. El canal Energy regresa en su nueva temporada con dos de los pecados televisivos más populares entre los españoles: ¿Quién da más? y Crónicas carnívoras. Para la mayoría son un simple entretenimiento durante esos días en los que la televisión no emite nada decente, pero para otros, aunque jamás se atreverán a reconocerlo, son un verdadero vicio.
¿Quién da más? estrena tercera temporada y continúa con su forma de operar habitual: un almacén del que se desconoce el contenido y unos valientes que se atreven a pujar. Los “pujadores” pueden pagar grandes cantidades para llevarse una obra de arte millonaria o una simple tetera rota que no le interesa a nadie.
Tras Crónicas carnívoras: El desafío y Crónicas carnívoras: El gran atracón llega Crónicas carnívoras: Grandes movidas, en la que Adam Richman (sí, todavía sigue vivo y sin obesidad mórbida en contra de todas las leyes de la ciencia y la naturaleza) mostrará creaciones culinarias ideadas para eventos concretos.
Para los que prefieran la ficción a los reality shows, la cadena está preparando también un maratón de la segunda temporada de la serie de ciencia ficción Sobrenatural. Para todos los gustos, oigan.

 

Superveterinario

18

07 2014

Alfons Martí. Clasificado como ‘docurreality’, Veterinario al rescate es un programa muy original e interesante. Su estrella es un joven veterinario, Chris Brown, asistido por su colega Lisa Chimes. El día empieza para este peculiar superveterinario en la playa paradisíaca de Bondi Beach, Australia.
Cual vigilante de la playa pero del reino animal, Brown espera relajado y haciendo surf, la llegada del animal herido cuya salud deberá restablecer: un pelícano en apuros, un gato con una enfermedad rara o una tortuga lastimada pueden ser algunos de sus rescatados pacientes. Aunque a veces no duda en ejercer de psicólogo ante casos de animalitos agresivos o deprimidos.
Lo cierto es que la serie enseña la cultura australiana rica en presencia animal, como es el caso de la hípica y la emoción está asegurada, como cuando Brown es capaz de ejercer, con éxito, y sin despeinarse casi, de comadrona en el parto difícil de una vaca. Es un programa divertido pero instructivo porque se toma en serio la profesión veterinaria y ayuda a ver a los animales como amigos, además de descubrir toda una gama de especies desconocidas y exóticas de Oceanía.

 

Empeños de la ‘jet set’

04

06 2014

Miguel Soler. Quienes siguieran a través del desaparecido canal Xplora el programa La Casa de Empeños (La Vegas), sientan rechazo hacia Empeños a lo bestia o no terminen de conectar con El Precio de la historia. Reino Unido tienen una alternativa muy interesante en el canal Energy con Empeños en Beverly Hills, que es algo así como el ejemplo ‘chic’ de este tipo de programas.
Esta producción –que pronto también emitirá el canal Divinity– nos traslada a un establecimiento situado en el famoso barrio de Los Ángeles, en el que un exmando militar israelí, Yossi Dina, posee un negocio dedicado a la compra-venta de objetos que provienen del mundo del cine. La lujosa tienda cuenta con tres atractivas y valiosas ayudantes: una tasadora, una psicóloga y una actriz que valoran, tratan y reconocen las piezas propiedad de estudios, coleccionistas o actores de la industria del cine que llegan a la tienda para su venta y posterior salida al mercado.
Yossi Dina es un experimentado comerciante con más de 30 años dedicado a esa labor cuya máxima es «el tiempo es dinero», lo que quiere decir que tanto la adquisición como la venta del material se hacen de forma rápida y tajante.

No dudo en recomendarles este programa por su buen gusto y atractivo en todo lo que rodea a una parte de la historia del cine.

‘Energy Out’

04

10 2013

Javier J. Díaz. Cada día existen programas más absurdos en televisión. La era de la televisión digital ha dejado la telebasura como reducto exclusivo de Telecinco y alguna más y ha creado un nuevo nivel en los contenidos de televisión: el que no vale para nada.
Ejemplo de ello es Energy, una televisión que de entrada iba a hacerle la competencia a Divinity y llevarse al público masculino (coches y deporte anunciaban) pero que se ha convertido en una parrilla de programas sensacionalistas, preparados y muy falsos, para personas sin inquitudes y con la mente en blanco nuclear.
Uno de esos ejemplos llevados al extremo es ‘Toma el coche y corre’, que representa como la Policía americana se dedica horas y horas a dejar coche abiertos en vecindarios de cacos y con las llaves puestas para que estos piquen y así los puedan humillar y llevar a la cárcel, limpiando la ciudad de maleantes. Por supuesto, todos son de raza negra, para estereotipar más aún la idea de ladrón estadounidense. Patético programa que merece ser visto para conocer lo que es la vergüenza ajena, falsedad y doble moral. La parrilla matinal de este canal es de juzgado de guardia.

Etiquetas:

Desigualdad de género

17

08 2013

Amaya Michelena. Resulta curioso que una sociedad que reclama desde hace décadas –la revolución de los 60 queda ya lejos– la igualdad de género e incluso lucha por la desaparición de la ridícula segregación de colores y juguetes entre niños y niñas, decida a estas alturas del siglo XXI crear canales de televisión específicos para hombres y para mujeres. Los contenidos, claro, se supone que van dirigidos a satisfacer las preferencias del público concreto que se sentará ante la pantalla. Veamos. Documentales de «a ver quién hace la burrada más gorda» para ellos, contra realities sobre vestidos de novia para ellas; espacios deportivos para ellos, contra programas de cotorreo marujil para ellas; «Billy el exterminador», sobre bichos y ratas, para ellos, contra «guerra de suegras» para ellas; historietas de camioneros en apuros para ellos y decoraciones y reformas del hogar para ellas.
Es decir, la natural evolución ¿adulta?de las barbies rubias de melena interminable con sus modelitos que las niñas vestidas de rosa piden a los Reyes Magos y los camiones, submarinos, armas y monstruos varios que los chavales brutos y vestidos de azul encuentran bajo el árbol de Navidad.

Etiquetas: ,

Sacrilegio en la mesa

06

07 2013

Gemma Marchena. Gazpacho con concentrado de tomate, jugo de tomate para bloody mary, sal de apio y pepino, pero convertido en vasito para servir. Esa es la receta del gazpacho del chef Robert Irvine, un británico ex marine que cada lunes se enfrenta al reto de hacer un banquete en difíciles condiciones en Cena Imposible. Lo sé. Ese gazpacho inenarrable es motivo suficiente para que se rompan las buenas relaciones diplomáticas con Gran Bretaña y de paso pidamos la devolución de Gibraltar. El pasado lunes, Irvine se enfrentó a la tarea de dar de comer a 300 chicas que practican el rollerball (carreras sobre patines con codazos y patadas) que además no querían utilizar cubiertos ni platos. Vamos, una exquisitez. A ese gazpacho que ha hecho llorar a más de un español se le unía también un pollo al curry al que le metió yogur de fresa “porque así suaviza el sabor” o una ensalada de salmón servida en cucuruchos de helado. Y de postre, helado de menta con galletas Oreo machacadas y chocolate derretido por encima. Una exquisitez, vamos. Pero claro, se me olvida que Cena imposible se emite en Energy, el canal de los machotes que no están por comer con palillos ni delicados (y empalagosos) cupcakes. Por cierto, a las chicas les pareció un banquete maravilloso y se chupaban los dedos y yo me quedé fascinada ante semejantes delitos gastronómicos. Ya tengo plan para los lunes.

Etiquetas: ,

Todo por un euro

14

06 2013

Javier J. Díaz. El show de Energy es un non stop circo. Sus docusrealities absurdos copan toda su parrilla. Pongas cuando pongas este canal, siempre hay alguien simulando que pasa algo y haciendo creer que no está preparado.
Claro está que nada de lo que sucede en la televisión es lo que parece, pero a veces no hay que llegar a estos extremos. Desde ‘De Buena Ley’, no he visto nada tan preparado como todos estos realities que emite este canal enfocado al espectro masculino, del que da por hecho, que es muy poco exigente, viendo sus contenidos.
Los fines de semana han instaurado ‘In fraganti’, un espacio donde cogen con las manos en la masa a pequeños ladrones de comercio cometiendo hurtos. Hasta ahí, nada anormal. Sin embargo, pequeños hurtos por valores inimaginables en España desatan grandes persecuciones en EEUU. Al menos así lo muestra el programa. Es como si de repente, alguien robara un sacapuntas de El Corte Inglés y todos los dependientes y toda la seguridad estuviera enfocada a cazar a la persona que lo hubiera hecho.
¿Merece la pena montar un dispositivo por según qué hurtos? La respuesta de cualquier comerciante real, es no. Sin embargo, para Energy, es sí. Seguro que ellos corren con los gastos y con una campaña de Marketing para avisar a los ladrones de donde es fácil robar sin que te pillen, cuando no es así.

Etiquetas: ,