Entrada etiquetada ‘Enviado especial’

‘Enviado especial’

27

09 2016

Neus Aguiló. La Sexta ofrece esta noche la tercera entrega de Enviado especial. La semana pasada, Jalis de la Serna viajó a Estados Unidos para abordar la tenencia de armas en un país donde hay más armas de fuego que personas. Me quedé con los pelos de punta al ver a una familia de gallegos que lleva sólo dos años en el país y se ha impregnado tanto de la cultura local que ya forma parte de la Asociación Nacional del Rifle. El padre tenía una colección de más de doscientas armas y la madre defendía el uso de estas porque «hay mucho loco suelto» mientras ambos enseñaban a su hijo menor de edad a manejar escopetas. Sorprende que cualquiera pueda comprar un arma en una tienda y que pueda empuñar una pistola. Las estadísticas dicen que cada año mueren en Estados Unidos alrededor de treinta y tres mil personas por armas de fuego, y en lo que va de año la policía ha matado a más de quinientos ciudadanos. Los datos sobre muertes de niños menores de cinco años a causa de disparos también resultan escalofriantes. Un problema dificilísimo de atajar cuando la industria de las armas mueve tantísimo dinero y la posesión de las mismas está tan arraigada en la cultura norteamericana.

Enviados especiales

13

02 2016

Gemma Marchena. Programas como Enviado especial tienen la facultad de incomodar al televidente. El reportero Jalis de la Serna debutó este jueves en La Sexta centrándose en el caso de Pablo Ibar, el único español que tiene la desgracia de hallarse en el corredor de la muerte estadounidense. Con 43 años, lleva la mitad de su vida encarcelado por un triple asesinato. Sin embargo, numerosas pruebas apuntan a que no fue él. Sus familiares y abogado insisten en que se trataba de un caso construido para culparle. Mientras su compañero fue liberado hace ya unos años, Ibar sigue esperando un nuevo juicio más justo. Tal y como refleja el reportaje de Jalis de la Serna, cualquiera puede tener la mala suerte de estar en el sitio equivocado, contar con un abogado de oficio que no está en plenas condiciones y a partir de aquí, ver como su vida está en serio peligro. Eso es Estados Unidos, donde el dinero supone la diferencia entre seguir vivo y libre o estar a pie de la inyección letal. Lamentablemente los errores judiciales no son exclusivos de EE UU. Y si no, que se lo digan al holandés que esta semana ha salido de la cárcel de Palma tras cumplir condena por un crimen que no cometió.