Entrada etiquetada ‘First dates’

Citas abiertas al mundo

30

07 2018

Gemma Marchena . El restaurante de las citas se ha convertido en todo un muestrario sociológico. First Dates lleva cada día tres parejas para que encuentren el amor. Carlos Sobera actúa de celestino y aquí si que no hay barreras para nada: ni raza, ni edad, ni profesión. Esta semana aparecían Karen y David en escena. Karen tiene los ojos enormes y síndrome de Asperger. David tiene el pelo blanco y es pansexual, es decir, atracción romántica o sexual hacia individuos independientemente de su género y/o sexo. A mí estas etiquetas ya me marean pero me sirven para aprender aún más.¿Podría salir bien? Lo que para algunos sería una carta de presentación complicada, en ellos se ha desmostrado una apertura de mente asombrosa. Y una ternura infinita. Ambos aman la cultura japonesa, ella adora los cómics y él es ilustrador. Karen confiesa ante la cámara que su cita le recuerda a un personaje manga. Ambos son tranquilos y tímidos y entonces Karen, que tiene una voz angelical, reconoce que le gusta Rammstein, una banda de música metalera industria muy asalvajada. El flechazo, pues, está más que confirmado ySobera y su equipo vuelven a acertar.

Que viva el amor

07

12 2017

Iris Luque. El amor verdadero no entiende de edad, sexo, religiones ni, por supuesto, de condiciones o discapacidad. El pasado lunes el programa First Dates de Cuatro llevó por primera vez a una pareja con Síndrome de Down a conocerse y encontrar el amor en el otro: los adorables Sara y Manolo. La pareja tuvo feeling desde el primer momento, y sus miradas y comportamientos me recordaban a los enamoramientos infantiles: puros, sin cambalaches ni artimañas de ligoteo. Ninguno de los dos había tenido pareja, por el gran estigma que supone el tener Síndrome de Down. La cita, que se emitió en el programa justo un día después del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, ayudó a quitar prejuicios sobre esta condición y demostró que se puede ser feliz con Síndrome de Down y que los flechazos existen para todo el mundo. La jugada de Cuatro al apostar por una cita no normativa me parece magistral, y da muchos puntos tanto al programa como a la cadena.
Espero y deseo de corazón que a esta adorable pareja siga muchos años tan enamorada.

Una cita única

21

11 2017

Neus Aguiló. ‘First Dates’ es el programa de citas por excelencia y Antena 3 le reserva una franja privilegiada porque tiene buena audiencia (es casi imposible hacer zapping en horario de prime time y no encontrarse a Carlos Sobera). Por su parte, Dkiss emite ‘Una cita única’, una versión diferente de este programa. Los participantes tienen una peculiaridad física o psíquica que les hace diferentes y que les impide relacionarse con otras personas con la misma facilidad que la mayoría de la gente. ‘Una cita única’ empieza con la presentación de cada uno de los dos participantes: el espectador sabe previamente cómo son sus casas, cuáles son sus trabajos, sus aficiones y sus limitaciones. A continuación el programa les prepara un encuentro en una cafetería y, a diferencia de lo que ocurre a veces en ‘First Dates’, procura que la pareja sea afín. No me entusiasman este tipo de programas ni tampoco los sigo pero el caso de ‘Una cita única’ creo que es una buena oportunidad para allanar el camino a las personas que más complicado lo tienen para tener una cita con éxito. En definitiva, de dar a conocer todo tipo de realidades y normalizarlas de cara a la sociedad.

El cuñadismo en ‘prime time’

16

08 2017

Iris Luque. Que el cuñadismo existe es algo que todos sabemos. El problema es cuando se le da espacio en un programa en prime time. Y eso fue lo que vivimos el otro día en el programa First Dates, el dating show de Cuatro presentado por Carlos Sobera. Un hombre llamado Francisco se rió de todos aquellos hombres que limpiaban la casa y hacían la comida y aseguró que «no existen, y si existen son medio tontos». De su boca también salieron perlitas como que «una mujer tiene que hacer todas las cosas de la casa; si no tiene que trabajar que no trabaje, su trabajó está en la casa», y muchas más estupideces por minuto de las que mi cerebro pudo registrar. El mayor problema no es que haya gente que piense así, que también. El mayor problema es que estamos ofreciendo a este tipo de pensamiento una plataforma para decir todas esas estupideces machistas que tanto daño hacen a la sociedad. Hay que ser consecuentes con la gente que se lleva al programa, y por mucho que haya un segmento de la audiencia que se ría, seguramente otro vea justificado su pensamiento. Basta ya.

‘Je suis Paco’

05

04 2017

Iris Luque. Ay, cómo saltamos del sofá con indignación cuando vimos el plantón que tuvo Paco,  uno de los participantes de First Dates, por María, su cita. La chica no quiso ni sentarse a cenar con él porque «no le llamó la atención ni su físico, ni su cara, ni su forma de vestir». El bueno de Paco, que se presentó con una boina digna del pastor más antiguo de la Castilla profunda, aseguro que «siempre me pasa, se fijan primero en el físico». María no quiso ni saludar a Paco, y cuando abandonó el televisivo restaurante le pasó por delante sin decir adiós. La audiencia se indignó, y los usuarios de las redes sociales tuvieron su momento de ‘Je suis Paco’. Hace un par de días salieron a la luz unas fotografías de varios de los participantes tomando una caña tranquilamente. ¿Adivinan quienes estaban en el grupo? Exactamente, María y Paco. No está claro si la foto se tomó antes o después de la cita frustrada, pero cada vez queda más claro que todos estos reality show están pensado para vender. La culpa la tenemos nosotros por creer todo lo que vemos. Lo peor es que cuando pase la polémica, lo seguiremos haciendo.

La cacería

11

02 2017

Gemma Marchena. Alerta nacional: Ana Obregón está libre y busca novio. O lo que surja. La bióloga y actriz y presentadora y madre coraje se ha sumado a la llamada ‘La Primera Semana del Amor’, donde Mediaset sacará la artillería pesada. Todo sea por arrejuntar y promover los rituales de apareamiento en vivo y en directo. El caso es que Ana Obregón ha reservado mesa en el restaurante de First Dates para la próxima semana. Ojo al bendito que llegue al plató y se encuentre con la moza. Más vale que tengan a mano un cardiólogo para aplicarle un triple bypass. Obregón será la estrella de Noche de ValenVIP, donde Carlos Sobera y sus camareros del amor fomentarán los emparejamientos. Aquellos que hayan hecho el casting de First Dates recientemente deberían saber que habrá más invitados estrella que podrían caer en su mesa. En busca de pareja también estarán Malena Gracia, Karina, Víctor Sandoval y Charo Reina. Y lo bonito que tiene que ser encontrarte con un famoso en tu cita a ciegas, que después de todo ellos también tienen su corazoncito. Me pregunto si los famosos también tienen cuenta  Tinder o tienen que buscarse sitios más discretos como First Dates para enamorarse. Si no les funciona, igual podrían al tardeo de Santa Catalina, que dicen que es infalible.

Formas de buscar el amor

21

10 2016

M. Lluc García Terradas. En más de una ocasión habréis escuchado la típica frase romántica: «Es amor a primera vista». Si os soy sincera, no pienso que sea así, y aún menos que en una cita de aproximadamente 30 minutos puedas decidir si una persona te gusta o no. Sin embargo, sé que mucha gente opina todo lo contrario, como ocurre con los candidatos que acuden cada noche a First Dates, el programa de Cuatro que presenta Carlos Sobera. Aunque mi forma de buscar el amor no se parezca a la de los participantes, reconozco que no es la primera vez que veo el programa. El escenario siempre es el mismo, un restaurante que en la mayoría de ocasiones te da la bienvenida con un mojito o una caña, y una vez que tienes el ‘puntito’ te llevan a la mesa con tu acompañante para que lo conozcas ‘en profundidad’. Desde mi punto de vista, el alcohol juega un papel muy importante en el programa, ya que de no ser así, más de uno se marcharía a las primeras de cambio. No obstante, sigo sin entender quién toma la decisión de juntar a uno con otro. Si el éxito se basara en las parejas que triunfan y se dan una segunda cita, el programa ya habría desaparecido.

Carlos Sobera, ‘Cupido’

09

06 2016

Jennifer Munar. A veces la amplia oferta de Netflix me provoca tanta indecisión que acabo viendo lo que sea que me ofrece la tele. Por ese motivo el otro día vi, horrorizada, First dates. Breve resumen para aquellos que no sepan de qué hablo: un programa en el que dos desconocidos acceden a tener una cita a ciegas organizada por el equipo de expertos de Carlos Sobera, presentador del concurso. En First dates no hay reparos ni vergüenzas. Los personajes, a cada cual peor, aparecen en un restaurante dispuestos a enamorarse perdidamente de la persona que vaya a sentarse frente a ellos o a sacarle todos los defectos humanamente posibles. Ahí no hay punto medio: o la cita es el cielo o es el infierno. A mí no me engañan, es evidente que la mayoría de participantes están ahí por la comida gratis, porque reconozcámoslo: ¿quién dejaría su vida a morosa en manos de Carlos Sobera? Mi parte favorita de esta experiencia irrepetible (en el sentido de que no repito ni loca) fue el final del programa, en el que claramente se burlaban de todas y cada una de las parejas a través de frases que intentaban ser graciosas. La próxima vez que no sepa qué ver en Netflix me iré a la cama.

¿Hay química a la primera?

04

06 2016

Margalida Ramis. La mayor parte de concursantes de First Dates, el programa de citas a ciegas que emite cada noche Cuatro, busca la química en el primer encuentro y saber en el transcurso de una cena si la persona que tienen enfrente es el amor de su vida. Todos sabemos que estos programas son un montaje con un objetivo claro: enganchar al espectador y subir la audiencia de la cadena. Y la verdad, los realizadores cuidan cada detalle para que así sea. Pero dejando al margen la ficción televisiva, las expectativas de los concursantes de First Dates no distan tanto de las de cualquier persona que acude a una primera cita o busca a su media naranja. En una sociedad donde el tiempo se ha convertido en un bien escaso, la paciencia ha pasado a mejor vida. Y si bien es verdad que a veces hay que esperar y que el amor a primera vista existe solo en las películas, en cuestión de química la cosa es diferente. O hay, o no hay. Y esto se sabe a la primera, con o sin cámaras de televisión. Que la historia prospere ya es cuestión de tiempo. En cualquier caso, lo que está claro es que si Cupido ni siquiera aparece a la primera cita, no hace falta seguir insistiendo. El tiempo hay que dedicarlo a lo que realmente nos apetece.

Etiquetas: ,

Citas a ciegas

17

05 2016

Neus Aguiló. Cuatro ha estrenado recientemente First Dates y, de momento, la audiencia responde bien. Se trata de un programa de citas a ciegas: dos personas en busca de pareja se conocen en un restaurante e intentan que haya una segunda cita. Al programa acude todo tipo de gente y de todas las edades pero se nota que en el cásting sienten predilección por citar a seres extravagantes y excéntricos, tal vez para dar más juego y no caer en la monotonía. Carlos Sobera, el maestro de ceremonias, va comentando y anticipando lo que va a suceder, a la vez que da consejos a la audiencia sobre lo que no debe hacerse en una primera cita. Al final de First Dates, los espectadores conocen si los encuentros acabaron en fracaso o si llegaron a buen puerto. He visto el programa dos veces y no es nada del otro mundo, pero por lo menos se sale de los clásicos realities a los que nos tienen acostumbrados desde hace décadas (dejé de contar hace tiempo cuántas ediciones de Supervivientes, Grandes Hermanos y sucedáneos llevamos a nuestras espaldas). Parece que Cuatro ha acertado con el formato y desde que ha cambiado su emisión del domingo al viernes ha conseguido mejorar aún más sus datos de audiencia.