Entrada etiquetada ‘Girls’

Querida Lena Dunham

30

03 2016

Nacho Jiménez. Quiero ser la voz de mi generación, o al menos, una voz». Con esta cita arrancaba la que es la comedia indie que más ha calado entre los jóvenes y nuevos adultos de todo el mundo:Girls. Quizás su creadora, la inclasificable e increíble Lena Dunham, no haya logrado ser la voz de su generación, como decía su propio personaje, Hannah Horvarth, pero sí que es una de las más importantes e influyentes en muchas cuestiones. Tras su constante lucha por la libertad de expresión en todas sus vertientes, desde la mental a la física, esta abanderada del feminismo ofrece estas semanas la quinta temporada de la serie que la ha encumbrado. Dunham se acerca a la treintena y parece estar atando los cabos que permiten pasar de la juventud a la etapa adulta, al igual que les ocurre a las cuatro protagonistas de Girls. La entrada en la madurez de Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna marca los nuevos episodios de la comedia de HBO, unos capítulos que desembocarán en la sexta y última temporada, que se emitirá en enero de 2017. Los que nacimos con 90210, superamos la adolescencia con Gossip Girl y hemos madurado con Girls nos quedaremos un tanto desamparados.

Ser adulto, ¡qué rollo!

18

03 2015

Nacho Jiménez. No destaca por desarrollar grandes tramas, no añade artificios ni otras técnicas para enganchar al espectador. No son solo caras guapas con vidas cómodas en una ciudad como Nueva York. En la serie Girls, de la HBO –que emite Canal Plus en España–, sus cuatro protagonistas, simplemente, viven. Como la vida misma. A punto de finiquitar su cuarta temporada –atención, spoilers–, Hannah, Marnie, Jessa y Shoshana afrontan un nuevo paso más en su transición hacia la madurez, la temida etapa adulta: Desengaños amorosos (¿por qué, Adam? ¿por qué?), nuevas aventuras profesionales, propuestas de matrimonio… Pero, sobre todo, lo que Girls nos cuenta es que la vida, a veces, es oscura y sombría, no todo sale tal y como esperamos, ni mucho menos. Más bien, al revés. El éxito de esta producción de Lena Dunham, la hipster más guay (e inteligente) del planeta, radica, en mi opinión, en reflejar lo que muchas personas vivimos a diario. A los que se atrevan por primera vez con Girls, que no esperen una precuela de Sexo en Nueva York (lo siento, pero Carrie Bradshaw es demasiado años 2000), sino algo mucho mejor, realista, y no por ello menos divertido.

Quiero ser Hannah

29

01 2014

Nacho Jiménez. Greenpoint, Brooklyn (Nueva York). Cuatro chicas, alguna con más suerte que otra, intentan buscarse la vida en la Gran Manzana, la ciudad de las oportunidades, cuando la situación laboral de la actual juventud post-Universidad es más que complicada: la crisis económica ha hecho que las empresas se hayan olvidado de esta nueva generación, en principio la mejor preparada. Igual sí los tienen en cuenta, hasta que llega la hora de pasar de becario a profesional remunerado, el momento del adiós y gracias (a veces). Bajo esta premisa irrumpió con fuerza en 2012 la comedia Girls, creada, dirigida y protagonizada por Lena Dunham -en el papel de Hannah, una jovenzuela aspirante a escritora-, que en su debut se alzó nada más y nada menos que con dos Globos de Oro -mejor serie de comedia y mejor actriz del ramo, para Dunham-. La serie está ahora inmersa en su tercera temporada y creo que la mejor hasta la feca. La evolución de los personajes, las tramas, la crudeza de su realismo y la belleza que se esconde, en realidad, en lo miserable que puede llegar a ser el ser humano son algunos de los secretos de su éxito. Quien tenga 20 y pico años, inquietudes y crea que se puede comer el mundo -espero que sean muchos- se podrá sentir muy identificado con Girls, una serie que, aunque su nombre indique una dirección hacia el sector femenino, nada más lejos de la realidad. Yo quiero ser Hannah, y espero que ustedes también. Long life to Girls.

Etiquetas: ,

Ser ‘hipster’ o morir

15

05 2013

Nacho Jiménez. No cabe duda, Girls es la mejor serie del momento. Lo siento por los fans de Juego de tronos –entre mis colegas del periódico abundan, y mucho–. Si en la primera temporada de Girls, sus cuatro protagonistas ya me cautivaron, en la nueva tanda de episodios la serie se ha superado por momentos. Es difícil encontrar una producción que conjugue de manera tan magistral la comedia, el drama, el enredo y lo más freak que se puedas echar a la cara. La HBO sabe lo qué hace, y Lena Duhnam –su creadora, directora y protagonista–, también. De ella dicen que es la nueva Woody Allen, que no es poco. Además, la serie se ambienta en Brooklyn, el barrio más molón del momento en la Gran Manzana, epicentro de los hipsters, de la buena música y de la ropa de segunda mano. Muchos dirán que Dunham cree haber descubierto el mundo y que es la Shannen Doherty –la mítica Brenda Walsh de Sensación de vivir– del siglo XXI. Ni caso, ya querría Tina Fey parecerse en algo a ella. Olvídense de las cacatúas de Sexo en Nueva York y vacíen sus mentes. No importa edad, sexo o raza. ‘Play’ y a disfrutrar.

Adicción provocadora

27

02 2013

Nacho Jiménez. La vida pasa por diferentes estadios: infancia, adolescencia, juventud, madurez (aunque algunos sufran el síndrome de Peter Pan sin remedio). En estas etapas uno pasa por diferentes emociones y vivencias. En una de estas fases uno anda algo perdido, cuando pasas de los 20 y sientes que ya no eres joven, pero tampoco adulto. Confusión. En ese momento de la vida se encuentran las protagonistas de la serie Girls, la comedia de moda de la HBO. No sé si es porque me siento identificado, en muchas ocasiones, o porque simplemente es genial. ¿Quién no se ha sentido fuera de lugar cuando acaba la Universidad y es el momento de enfrentarse al duro mundo laboral? ¿Quién no ha sufrido un desamor o ha sido tratado como un perro por la persona equivocada? Los problemas con la familia, el sexo o las drogas… Su creadora, la joven Lena Dunham, es también directora, guionista y protagonista de esta producción. Ojo, quédense con su nombre. Aunque la he descubierto tarde, Girls es fresca, divertida, ingeniosa y adictiva, pero, en ocasiones, también resulta pedante, insultante y provocadora. Todo un lujo.

Etiquetas: ,