Entrada etiquetada ‘Gran Hermano’

Así como llega, se va

28

09 2017

Iris Luque. No soy fan de Gran Hermano, y nunca lo he sido. Me parece un espacio que, lejos de mantenerse con el espíritu de experimento social con el que se creó, reúne una muestra de gente dispar y muchas veces sin cultura que sacia los instintos morbosos más primarios de la audiencia. A pesar de no seguir el reality, la decisión que ha tomado Vasile y su equipo de suprimir el formato 24 horas no me parece acertada desde el punto de vista empresarial. Los seguidores del show, que va por su edición número 18 y se ha convertido en un clásico cercano al Un, dos, tres o al Grand Prix, han montado en cólera al conocer la noticia de que no podrán seguir las peripecias de los concursantes. A pesar de que la cadena ha ofrecido alternativas, no ha servido de consuelo para los miles de fans. Ese desconcierto e incredulidad fue la sensación que tuvimos muchos al enterarnos de que CNN + era sustituida por el canal 24 horas de Gran Hermano. Al final, se optó por eliminaruna cadena seria para implantar un formato que, siete años más tarde, no les sale a cuenta. Qué lástima

Petición para Telecinco

31

03 2017

Lluc García. Varias cadenas componen la parrilla televisiva española pero ninguna con una programación tan vergonzosa como Telecinco. Tengo que reconocer que todavía no he encontrado un canal con una guía de televisión objetiva en España.    Cada uno, como ocurre en la mayoría de países, está sujeto a una ideología política y enfocado de forma subjetiva. TVE, más cercana al Gobierno, y La Sexta, con una línea más de izquierdas, serían algunos ejemplos. No obstante, la cadena dirigida por Paolo Vasile sigue sin emitir ningún espacio televisivo basado en la seriedad, ni tan solo sus telediarios. Está más bien enfocada al entretenimiento, al sensacionalismo y a la prensa rosa fucsia chillón. Sálvame naranja, limón o deluxe, Gran Hermano, Supervivientes, Mujeres y hombres y viceversa, entre muchos otros, son programas que no aportan nada al espectador, pero con los cuales la cadena hace más negocio. Que quede claro, no estoy pidiendo que se emitan todos los días documentales, sino un espacio que deje al margen el enfoque actual, se centre en enriquecer a los espectadores y demuestre la verdadera profesionalidad de sus trabajadores.

Merche, para un poco

08

03 2017

Iris Luque. Mercedes Milá la ha vuelto a liar. Parece que desde que dejó de presentar Gran Hermano tiene una necesidad irrefrenable de seguir conectada a la parte más chabacana del programa, y ha decidido saciarla comportándose como algunos de sus concursantes. Esta vez, el pobre que ha tenido que sufrir la ira de Milá ha sido el bioquímico José Miguel Mulet. Durante su paso por el programa de Risto Mejide ‘Chester in Love’, el citado bioquímico fue llamado para tirar por tierra el libro de cabecera de la periodista, ‘La enzima prodigiosa’. Cuando Milá comenzó a escuchar argumentos de un experto que sostenía que este libro «no contenía nada de verdad», la periodista atacó y le dijo que estaba gordo.  Sí, tal cual. Una profesional de alto copete sin más argumentos que el aspecto físico. Estas noticias me decepcionan, y me hacen creer que, más que nunca, hay que cambiar el periodismo de este país hacia algo más profundo. La única disculpa que puede tener Milá, la encuentro en Francisco Umbral, y es que lo mismo después del corte que le dieron con «yo venía a hablar de mi libro», se le pegó algo de despotismo.

Libros con Z

21

01 2017

Gemma Marchena. A priori, que se estrene un programa en España que hable de libros no sólo es una buena noticia, sino un maravilloso milagro. En La 2, como no podía ser de otra manera, lleva años sobreviviendo Página 2, que, en estos tiempos de recursos escamoteados a los profesionales se toma muy en serio la labor de hablar de las últimas novedades literarias, con reportajes y entrevistas a los autores.
En la otra orilla aparece Convénzeme, con errata incluida. Se trata del refugio de Mercedes Milá, adonde ha ido a parar después de dejar la granja humana de Gran Hermano. Cambiar mastuerzos recauchutados por libros no es una transición fácil. Mercedes Milá invita a lectores a que hagan su propia crítica. Hace unos días, un editor de un libro denostado por uno de los críticos de Milá mostraba su alegría por la Z roja que le habían calcado. El crítico improvisado argumentó que el libro «está bien pero pasan muchas cosas. No está mal, es sólo que… para mí ha sido complicado». En la España de los tuits a 140 caracteres, igual es una proeza leer un libro de 200 páginas. Otra lectora echó para atrás El perfume, de Patrick Suskind, por la descripción de un sitio demasiado desagradable. Y El Quijote suspendió porque «no pude acabarlo». Igual este tipo de programas de televisión son más una losa que un favor a la cultura.

Gran Hemano VIP

10

01 2017

Neus Aguiló. Finalizada la enésima edición de ‘Gran Hermano’, Telecinco no pierde el tiempo y ya lo tiene casi todo listo para estrenar otra enésima edición del  mismo programa pero con concursantes vip. Como suele ser habitual, los que concursan no son tan famosos porque a muchos de ellos no se les conoce. Dicen que el público se ha cansado de tronistas, familiares de Isabel Pantoja o concursantes repescados de otros realities. Por ello, esta vez el cásting ha intentado apuntar un poco más alto. Este año, entre los habitantes de la casa se contarán una presentadora de un programa de televisión, un extriunfito, un concejal del Partido Popular, el exrepresentante de Belén Esteban (quien por lo visto acabó muy mal con la de San Blas) y algunas caras más conocidas (aunque desaparecidas de escena) como Irma Soriano, Ivonne Reyes, Alfonso Caparrós o Emma Ozores. Los famosos –o aspirantes a serlo– también pasan por malos momentos y buscan, entrando la casa de Guadalix, una manera de darse a conocer o de reflotar sus carreras. El desgaste del formato empieza a ser evidente pero continúa siendo rentable, sobre todo, para dar que hablar al programa de Ana Rosa Quintana y, por encima de todo, a Sálvame.

Distopías juveniles

12

12 2016

Emili Gené Vila. Netflix se diversifica y ahora también produce series que no se limitan al inglés. Ya tenemos en España la serie brasileña ‘3%’. Una primera temporada de ocho episodios, realizados por el mismo creador de la web serie original: todo un ejemplo de las nuevas tendencias en televisión: nuevos talentos, nuevas grandes corporaciones, presencia de Internet. En lo que no cambia tanto el panorama es en los contenidos. Avalanchas de ‘remakes’ más o menos disfrazados, remezcla de tópicos, resurrección de argumentos. Esta serie brasileña recuerda en principio los famosos juegos del hambre. Un mundo dramáticamente dividido entre unos pocos millonarios que viven en una isla utópica y una legión de pobres que viven en un submundo distópico. Un concurso permite que un 3% de esta población alcance el otro lado. O sea que el formato de la serie es del reality. Los concursantes con sus historias y disputas como si compitiesen en ‘Gran Hermano’. Con esta serie Neflix aumenta su oferta en España, que ya empieza a ser considerable. Entre las novedades hay que destacar ‘The Crown’. Para frikis, la última y sorprendente temporada de ‘Las chicas Gilmore’.

OT daña la salud

29

10 2016

Gemma Marchena. La Organización Mundial de la Salud debería plantearse lanzar una alerta mundial: Operación Triunfo es malo para la salud. Sobre todo la mental. Así se desprende de este viaje nostálgico en el que nos ha embarcado TVE, repasando lo que han sido los últimos quince años de los concursantes que estrenaron el formato. Y todos reconocen que necesitaron un psicólogo después de aquello choque tras su paso por la Academia a la realidad. Algunos triunfaron, los más se quedaron atrás, convertidos en meras comparsas. Todos reconocen que les ha cambiado la vida, claro está. Y ojo que estamos hablando de un programa que por lo menos escogía al personal según el talento. Habría que ver como es el análisis psicológico de personajes de Gran Hermano o Gandía Shore, cuyos talentos me son ignotos. Las discográficas se cebaron con nuestros cantantes preferidos, ignoraron desde el principio a aquellos que no destacaban y Chenoa se enamoraba y sufría en la puerta de su casa, en chandal, como todas aquellas que hemos llorado alguna vez por desamor. Hace quince años soñábamos con prometedoras carreras musicales, con empleos estables, con una merecida pensión, con pisos nuevos a pagar en cómodos plazos… Como triste paralelismo, el disfraz de Espinete (historia de esta España nuestra), se pudre en los sótanos de TVE. ¿Pasará lo mismo con los protagonistas de Operación Triunfo?

Lo que vende

19

10 2016

Emili Gené Vila. Para que después digan que Mallorca no sale en las teles de España. Es cierto que las Islas suelen quedar fuera de la previsión meteorológica porque el hombre o la mujer del tiempo se sitúan justo delante para mostrar las temperaturas y los anticiclones que afectan a la Península. O que a veces nos cuelan un «Magaluf de Palma de Mallorca». O que reducen nuestra geografía a playas, chiringuitos y borracheras. Esta vez no. Ni la Biertrasse ni Punta Ballena. Esta semana las portadas de los telediarios se han enfocado en la escuela, ¿cómo se ha quedado la cara? De golpe, las cadenas se han volcado en el sistema escolar de Palma. Equipos directivos, Conselleria, madres de alumnos y alumnas. Sí, la cosa iba de bullying.
Al parecer, esto les pone. Enviados especiales, reportajes ‘ad hoc’, conexiones en directo, entrevistas. Y a continuación los informes médicos y las fotografías. Los de Gran Hermano debían estar rabiando. Opiniones de expertos, declaraciones de psicólogas. Tremendo. Condenas y golpes de pecho. Finalmente, el fiscal superior de Balears dictamina que no hubo tal bullying. ¿Tanto foco para suspender el estreno? No era lo esperado.

Pesadilla más que show

30

09 2016

Margalida Ramis. Gran Hermano ha llegado ya a su 17 edición, conducido en esta ocasión por Jorge Javier Vázquez. Pero este programa, que en su debut fue un auténtico fenómeno televisivo y sociológico, a estas alturas ya se ha convertido más en una pesadilla que en un show. No entraré a debatir sus niveles de audiencia, que deben valorar los responsables de la cadena para saber si es rentable seguir o no con su edición, pero sí debo reconocer que me parece de lo más aburrido. Los concursantes son cada vez más farsantes y poco queda ya de la originalidad de sus inicios. Gran Hermano ya no consigue ni entretenerme mientras ceno y tengo la televisión encendida. Quizás ha llegado la hora de replantearse el formato de este concurso, de buscar otro perfil de concursantes o, simplemente, eliminarlo de la parrilla. ¿Aporta algo? ¿Interesa a alguien la vida de una panda de vagos que, en ocasiones, no tienen ni la más mínima educación? En mi opinión no, por mucho ‘voyeurismo’ que impere en nuestra sociedad. Pero ahí sigue, y siempre aparecen las imágenes de los habitantes de Guadalix sin hacer nada de nada cuando uno hace zapping en busca de entretenimiento.

GH y concursantes polémicos

20

09 2016

Neus Aguiló. Gran Hermano’ ya no se lo lleva todo por delante. El estreno de su decimoseptima edición fue exitoso pero no tanto como antaño. Lo mismo sucedió con la segunda gala del veterano reality pues, si bien anotó casi un veinte por ciento de audiencia, cayó casi cuatro puntos respecto a la primera. Por otra parte, Águila Roja viene pisándole los talones: la ficción de TVE logró situarse el jueves pasado a sólo tres puntos del concurso. Con todo, GH resiste y es una apuesta segura: como siempre, es una manera que tiene Telecinco de autoabastecerse, de dar temas de los que hablar a los tertulianos del programa de Ana Rosa Quintana y de Sálvame. Por otra parte, uno de los concursantes ya ha generado malestar con sus comentarios sexistas y homófobos, además de declararse a favor del maltrato animal. Por ello, la plataforma change.org ha iniciado una campaña para pedir su expulsión. ¿Acaso no hay filtros adecuados para evitar seleccionar a este tipo de concursantes? No me creo que los responsables del cásting desconocieran la idiosincrasia del aspirante, más bien lo habrán metido en la casa para generar polémica y dar publicidad al reality. Toda una falta de respeto a la lucha por la igualdad.