Entrada etiquetada ‘Gran Hermano 12+1’

Retorno a los orígenes

11

01 2012

Javier J. Díaz. Vuelve el concurso que cambió la forma de ver la televisión, o al menos eso dicen. Gran Hermano llega a su edición décimo tercera (bautizada como 12 + 1) y para ello Telecinco quiere darle a la tecla de ‘Restart’ para encauzar de nuevo el concurso a lo que fue y dejarse de experimentos raros de dos casas, concursantes dobles y famosos. Este mismo mes empieza una nueva edición de GH en la que la idiosincrasia de la casa se parecerá de nuevo a la de aquella primera edición: menos concursantes pero más anónimos; muchas pruebas y menos conflictos. Parámetros estos que habían quedado en el olvido hace ya muchas ediciones. Parece raro que Telecinco vaya a apostar por un concurso sin tanto lío como había montado en las últimas entregas, pero igual se ha dado cuenta de que el ser humano es ya demasiado raro de por sí como para ponerle más trabas. Habrá que ver si Mercedes Milà vuelve a ser la de las primeras ediciones, más humilde, más simple y menos estridente. No le vendría nada mal al concurso.

Etiquetas:

Gran Hermano 13

13

10 2011

Josep Oliver. Con un populoso éxito de convocatoria se ha cerrado la primera etapa del proceso de selección del más longevo de los concursos-encerrona de la pequeña pantalla. Y es que el cásting para entrar en la décimotercera edición de Gran Hermano (bautizada, para evitar el mal fario, «12+1») ha llegado a la increíble cifra de casi 71.000 candidatos. Se dice pronto, pero reflexionen un momento sobre lo que implica tamaño guarismo. Estamos diciendo que más de setenta mil de nuestros jóvenes (porque la práctica mayoría de los que acuden a estas pruebas lo son) quieren formar parte de esa patochada televisiva, de ese circo superfluo y vulgar, de esa efímera vida de la fama warholiana. Cada año, reiteradamente, Telecinco nos recuerda que el éxito no es el crecimiento personal ni la educación adquirida con paciencia y tesón, sino cuántos «bolos» puedes firmar en discotecas tras tu paso fugaz por la tele o cuántos platós por mes puedes hacer de Sálvame tras ser expulsado. Gran Hermano no tiene ya nada de experimento, como querían vendernos hace diez años, aunque sí de sociología: constata cuán imbéciles nos estamos volviendo en esta sociedad que adora al becerro y a la parabólica de oro.