Entrada etiquetada ‘Hermida’

Maldita hemeroteca

20

06 2016

Emili Gené. Si vemos algún fragmento de debates anteriores (me refiero a la época gloriosa de los González y Aznar que se prolonga hasta el último cara a cara entre Rajoy y Sánchez) contemplamos imágenes procedentes del pleistoceno muy anteriores al descubrimiento de la televisión. De aquella entrevista de Hermida a Juan Carlos hace solo unos años pero ya entonces parecía grabada en la era de las momias. Algo, pues, hemos mejorado. Al fin la política deja de ser un espacio reverencial celebrado con la prosopopeya de un acto militar para asomarse con timidez a las reglas de juego del código televisivo. Piqueras y Ana Blanco anestesiaron el programa pero Vallés intentó preguntar. Faltaba Ana Pastor o cualquier periodista que hiciese de tal. Cada vez que la banda de los cuatro exhibía datos y gráficos imaginaba la verificación consiguiente que se toman la molestia de elaborar en ‘El objetivo’ y podemos consultar en su web. Los debates ya no son monólogos pactados en formato blindado pero siguen dando más juego los diversos postdebates. Los más vivos y dinámicos, en La Sexta, que sube en audiencia. Se lo curran.

Si los nazis gobernasen

07

12 2015

Emili Gené. Hoy es el día grande. Atresmedia se ha llevado el gato al agua en la carrera por los debates, y hoy empieza una nueva etapa en la televisión: se acabó el cara a cara bipolar, la arbitrariedad de presidentes en funciones que vetaban el debate, la retórica, el cronómetro. Debate a cuatro (¿por qué no a seis?) conducido por periodistas independientes y con autonomía para preguntar, lejos del guión encorsetado. La entrevista de Hermida al todavía Rey Juan Carlos está enterrada. Pero hay muchas otras cosas moviéndose en el ecosistema de las series. Amazon, este recién llegado que nos maravilló con Transparent, ha lanzado la primera temporada de The man in the high castle, una distopía de los años 60 que retrata una sociedad gobernada por nazis alemanes y japoneses. Lástima que resulte en exceso peliculera y el tono de thriller se alimente de romanticismo cursi y tópicos narrativos. Una cinta con el desembarco en Normandía o la conferencia de Yalta se convierte en el hacón maltés de la serie, el santo grial que justifica viajes, asesinatos y espionajes. Poco más. Cuando menos, la historia esta basada en una novela del gran Philip Dick.