Entrada etiquetada ‘horario televisivo’

Horarios sin sentido

03

05 2014

Gemma Marchena. Así no se puede. Con horarios como estos, al final al telespectador no le queda más remedio que pasar el día siguiente dormido o recurrir a Internet para no perderse ni un detalle. No es posible que un programa como MasterChef empiece los miércoles a las diez y media y termine un jueves pasada la medianoche con creces. Los españoles nos enfrentamos a jornadas laborales extenuantes y luego, a una programación televisiva diseñada por psicópatas. ¿Cómo no nos vamos a echar una siesta si uno se acuesta a la una y se levanta a las siete? Al final una renuncia a terminar MasterChef o Pesadilla en la cocina, porque ya no estamos como para trasnochar y se necesitan dos días para recuperarse de semejante exceso. No sé quien tiene ahora mismo un audímetro en su casa para decidir como van las audiencias y, por lo tanto, con relativo poder para quejarse por estos horarios infernales. Pero tengan claro que si uno de esos cacharros cayera en mi televisión, terminaba acostando a media España a las once de la noche.

Etiquetas:

Por un horario digno

28

02 2013

Jennifer Munar. Hace un par de días me dijeron que Divinity había empezado a emitir Ally McBeal y celebré la noticia casi tanto como los madridistas celebraron su victoria ante el Barça. Y es que las dos son cosas que pillan por sorpresa.
Desgraciadamente, mi alegría duró poco, porque los muy despiadados la han programado ¡a las siete de la mañana! Esas no son horas para la gente de bien. Como mucho, a las siete te pones a ver el telediario, pero no Ally McBeal. Quien quiera disfrutar de los inicios de Calista Lockhart y ver a un romanticón y jovencito Robert Downey Jr, tendrá que madrugar. Y la verdad es que es tentador, porque no son los únicos actores que se dieron a conocer en esta serie de abogados, también realizaron sus primeros pinitos actrices como Lucy Liu, Portia de Rossi o la recientemente nominada a un Globo de Oro Hayden Panettiere (‘la panetone’, como nos gusta llamarla entre amigos).
Como me parece obvio que ni yo ni la mayoría de españoles vamos a levantarnos a esa hora indecente para encender la televisión, reclamo desde aquí un horario digno para Ally McBeal. Mientras, por las tardes me seguiré entreteniendo con los mismos episodios de Anatomía de Grey que repiten una y otra vez.

Madrugada

06

07 2012

Amaya Michelena. Lo de los horarios españoles es algo que no tiene nombre y parece que tampoco tiene remedio. Se dice que somos un pueblo juerguista, que al hacer la siesta ya no tenemos tanto sueño por la noche y yo que sé qué sarta de bobadas parecidas. Lo que nos pasa es que no tenemos vergüenza. ¿Y qué pinta una reflexión como ésta en una columna televisiva? El miércoles por la noche me quedé a ver una película en Antena 3. No suelo ver la tele normal –prefiero los contenidos enlatados de Ono precisamente para elegir yo el momento– porque los horarios siempre son tremendos y, aunque parezca imposible, todavía hay gente que trabaja, que tiene obligaciones familiares y que madruga. Pero esa noche hice una excepción. Había olvidado la pesadilla de la publicidad –auténtico tormento– y para no caer dormida en el interminable rosario de anuncios, conecté con otras cadenas. ¡Oh, sorpresa! Resulta que en la Primera emiten un debate político-económico muy interesante, lleno de información y análisis. No sabía nada. Creo que una tele pública está para informar y educar, no tanto para entretener. Así que felicito a los de la Primera por ofrecer este servicio. Problemilla: empieza a las 00.20 y termina ¡a la 1.50 horas!

Etiquetas: