Entrada etiquetada ‘José Mota’

‘And the andarán’

Neus Aguiló. And the andarán’ fue uno de los programas más vistos en la noche de fin de año. El propio José Mota se convirtió en personaje de sus ficciones al ser requerido por el rey Felipe para suplantar la identidad de una serie de políticos que habían sufrido un accidente aéreo. Así, mientras Mota grababa su especial de Nochevieja, era interrumpido continuamente para ir a ruedas de prensa e interpretar a Mariano Rajoy, Antonio Hernando, Pablo Iglesias y Albert Rivera (los de verdad se habían convertido en náufragos tras estrellarse el avión). El objetivo era que los ciudadanos no se enteraran del accidente de aviación.Una buena excusa para que José Mota se luciera con unas muy buenas imitaciones de los principales líderes políticos. Lo peor, tal vez la imitación de Donald Trump, y lo mejor, la de Felipe VI. El programa fue un repaso a lo más destacado de 2016 y contó además con colaboraciones especiales como las de Iker Casillas, Juan José Ballesta, Daniel Guzmán, Santiago Segura, Fernando Romay o Rafael Amargo. A pesar de algunos momentos flojos, ‘And the andarán’ hizo gala de un excelente humor y fue la mejor opción para esperar el momento de las doce campanadas.

03

01 2017

Mota en Nochevieja

Alfons Martí. Hay días en los que la televisión capta más, o lo pretende, la atención del espectador. En Nochevieja, por ejemplo. La 1 no se equivocó contratando los servicios de José Mota, probablemente uno de los humoristas más genuinos y flexibles del panorama español. Si hay que rellenar programación, cualquier serie de histriónicos puede colar, pero para convencer, mejor un José Mota. Dicho esto, lo que sí pudo observarse es una cierta mengua en el despliegue del talento y la gracia del humorista. No tanto por su gancho, siempre patente, sino por los temas escogidos. La política española es árida, burocrática, aburrida. Ni Colau, ni Rajoy, ni Iglesias, ni Felipe González tienen el más mínimo sentido ni del humor ni rasgo personal destacado. Al menos que se les conozca, así que el talentoso Mota no acertó del todo en escogerlos para la tarea de imaginar situaciones divertidas ni para ponerse la máscara que le permite ironizar con su habitual desparpajo. Sobre todo, las escenas musicales pecaron de sumisión a la carencia total de gracia y carisma de los personajes imitados.
Si hubiera jugado con sus alter ego, la Blasa y compañía, seguramente la cosa hubiera sido más jugosa y genuina. En mi opinión y aunque suene a tópico, los políticos lo estropean todo, incluso una noche de Mota.

08

01 2016

Tercera vía

Emili Gené Vila. José Mota y Deluxe, ahí es nada. Los viernes se aferran al bipartidismo catódico. Dos monstruos, dos intocables que se reparten el pastel del ‘share’ que abre el fin de semana. Pero hete aquí que los de Mediaset quieren hacer de Podemos y se tiran a la piscina. Recuperan el formato tópico y típico de la cámara oculta, contratan a guionistas con gancho (uno de ellos, responsable de ‘Ocho apellidos vascos’) y ponen frente a la cámara a la inefable Eva Hache, reencarnada una vez más. Se estrenaron esta semana con un 5% de cuota, y las apuestas más optimistas solo contemplan fechas de caducidad: cuánto va a durar el programa peleando contra Jorge Javier y el divorciado de Cruz y Raya, dos leyendas del frikismo televisivo. No les quedará otra que reinventar la rueda y alejarse del humor amarillo para dar con escenas y diálogos modernos e ingeniosos. La cosa pinta mal, poca tela que cortar los viernes. Pero así es la tele, caprichosa. Los directivos y despachos tienen sus razones, y han decidido probar si gusta el wasabi.

02

03 2015

Tanto Mota Mota tanto

Josep Oliver. Bienvenidos a 2011. Aquí me tienen, como siempre en su cita de los jueves, en la que seguiremos comentando lo horrible que es la televisión que tenemos en nuestro país. Si ustedes fueron parte de ese 56% de audiencia que decidió pasar la Nochevieja con José Mota y las Campanadas en TVE, enhorabuena. Mientras Cuatro dejaba el honor a otro de esos presentadores con síndrome de Peter Pan (Flo) y Telecinco ni siquiera tenía que estrujarse mucho el cerebelo y ponía en una cena a sus habituales telebasuriles de Sálvame, TVE se despachó con un especial del humorista José Mota, que hizo risas de la triste crisis que pasamos y no por ser una cadena pública dejó de atizar con sus bromas al Gobierno. Grande Mota, y grande el estilo que ha sabido forjarse en solitario, sin el otro de Cruz y Raya, ya saben, el rubio que debía de ser el que ponía los chistes de Jamematen, gitanos, y tal. Y mientras tanto, Telecinco y Antena 3 se echan descaradas pullas una a otra en sus promos, como niños, a cuenta de las audiencias. Esperemos que este 2011 nos traiga algo de cordura en la programación, porque si no me veo de nuevo recomendándoles que apaguen la caja tonta.

Etiquetas: ,

11

01 2012

Resumen amargo

Gemma Marchena. José Mota hizo el mejor resumen del 2011 que ya ha quedado casi en el olvido. Mientras cenábamos y contábamos las uvas, el humorisa conseguía arrancar la carcajada, pero se trata de una risa amarga, de esas que son el último recurso cuando uno ya ve tanto desastres que ya no tiene ganas ni de indignarse. Mota hizo una fina radiografía de lo que nos ha dejado el boom, el crash y cualquier otra onomatopeya que nos ha dejado esta década gloriosa. El drama de los cuarentones que aún no se han podido ir de casa se convirtió por obra y gracia de Mota en una imitación de Frank de la Jungla que intenta sacar del hogar paterno al parásito con un contrato temporal. O esa cadena de hamburgueserías con empleados que tienen contratos de dos minutos y medio. O el pícaro Sarkozy jugando a los rescates de Europa en Atrapa un millón y llevándose la pasta para Francia en el último segundo. Merkel y las tapas de yogures, el alcalde-rotondas que promueve aeropuertos soterrados… El programa Seven. Los siete pecados capitales (de provincias) hizo un revelador repaso de nuestros males: desde la prevaricación al enchufismo y de ahí, el talante. Está por ver si el nuevo gobierno permitirá que Mota siga metiendo el dedo en el ojo o correrá la misma suerte que Ana Pastor, otra especialista en decir verdades incómodas para todos.

11

01 2012