Entrada etiquetada ‘Julio Iglesias’

Aquel follonero

02

11 2015

Emili Gené Vila. Jordi Évole mantiene aquella mirada escrutadora y la sonrisa pícara de cuando se asomaba al programa de Buenafuente para reventar entrevistas. Desde entonces no ha hecho sino multiplicar aquel rol gamberro hasta convertirse en un ídolo mediático. En vez de convertirse en alter ego de Andrés como hizo después Berto, Jordi se independizó, dejó el hogar catalán y mató al padre. Ha regresado ahora con nueva temporada y algunos trailers que hablan de las expectativas que levanta su programa. Apareció con Julio Iglesias y el latiguillo ‘y lo sabes’ para firmar una de las entrevistas más tópicas de su carrera. Nada de desnudar al personaje ni tenderle preguntas trampa que hagan de la conversación una aventura. En vez de chinchar, jugó. Después nos ha entregado otra exclusiva, vendida como un acontecimiento y publicitada con generosidad. Pero del café con Iglesias y Rivera apenas ha quedado el desliz de confesar ambos que alguna vez han pagado y/o cobrado en negro, un pecado mortal para el PP (’Gurtel’, ‘Púnica’) y el PSOE (’ERE’) y vuelve a dejar la política al nivel de la anécdota. Con la última entrega (Jánovas, Endesa), Évole recupera la denuncia y la polémica. Por fin.

Sin Euphoria

22

05 2015

Javier J. Díaz. El principio de siglo XXI le sentó muy bien a Eurovisión. Tras una década de los noventa complicada, con una pérdida de audiencias generalizada, el Festival había perdido su influencia y ya no levantaba tanta expectación como antes.
Sin embargo, tras el nuevo siglo, todo cambio. Primero Dana Internacional y luego un ejército de freaks lo pusieron de nuevo en el centro de todas las miradas. No por su música, como antaño, cuando Abba o Julio Iglesias recalaban en Eurovisión, sino por el espectáculo en sí. Personas de todos los colores y formas, con músicas de todas las estridencias. Esos primeros ‘brillantes’ años de los 2000 se cerraron con la victoria de la sueca Loreen en 2012 y su tema Euphoria. Precisamente esa euforia les ha llevado a morir de éxito. Desde entonces, eso sí, la audiencia les sigue acompañando. Lo único que le salva de la quema, porque audiencia es dinero. Aunque el año pasado, el fenómeno gay-Conchita lo revivió, este 2015, las baladas aburridas y las canciones de gasolinera-chichinabo han vuelto a apoderarse del certamen. Necesitamos, o buena música o algo diferente. De momento, muy poco de ambos. Solo audiencia.
Mañana, entre Suecia, Italia, Rusia y Estonia se juega la victoria. Ninguna de esas canciones, voces ni puestas en escena marcarán nuestras vidas. Y la de España, menos. Solo un atisbo de Bélgica y Austria, que pasarán desapercibidas.

Chute de Julio Iglesias en vena

15

09 2012

Gemma Marchena. Para los que tengan ONO, sabrán que el canal Somos es una mina. Dedicado al cine español en exclusiva, es una herramienta indispensable para hallar joyas olvidadas ahora que los videoclubs en VHS se han extinguido. Bueno, podemos hablar de cintas entrañables como Sor Citroen, o de hallazgos sonrojantes como el de esta misma semana, sin ir más lejos. Somos programó La vida sigue igual, la primera película de Julio Iglesias, estrenada en 1969. Que conste: ni soy fan de Julio Iglesias ni tengo especial interés en su carrera, pero reconozco que la película resultó ser una marcianada muy divertida para el miércoles noche. La película cuenta como Iglesias, que se interpreta a sí mismo, tiene una prometedora carrera como futbolista en el Real Madrid. Luego tiene un accidente de coche, se queda paralítico dos años y durante su rehabilitación un enfermero le regala una guitarra para que se anime. Ahí compone su primera canción, La vida sigue igual, que ganará el Festival de Benidorm. Es, sin duda, un videoclip de larguísima duración ideal para fans fatales del cantante. Cuarenta y tres años después quedan confirmadas dos cuestiones. Uno, Julio Iglesias siguió con su carrera de cantante y dos, como actor, gracias a Dios, no ha hecho mucho más. Como después de la película no me pareció suficiente, terminé la noche escuchando Un canto a Galicia en alemán. Sí, que pasa, estoy metida en una espiral de autodestrucción.