Entrada etiquetada ‘La Embajada’

La corrupción no interesa

02

07 2016

Margalida Ramis. Las audiencias de la serie La Embajada, que emite Antena 3 los lunes por la noche, no son buenas, a pesar de un reparto atractivo y un argumento interesante. La historia de esta serie española gira entorno a la corrupción que se comete en la embajada de España en Tailandia, con altos cargos implicados. Obviamente, no se cita a ningún partido político, pero sí que se da por hecho que este tipo de corrupción está más que consolidada. Supongo que se ha escogido como escenario una embajada para evitar polémicas, dado que al ser una ficción, lo que busca es entretener más que concienciar al telespectador. Pero ni siquiera en la ficción, la corrupción interesa a los españoles, de acuerdo con los bajos datos de audiencia. Pero tampoco interesa en la vida real. Los casos reales que aparecen día tras días en los periódicos, estatales y autonómicos, parece que no despiertan muchas conciencias a la vista de los resultados de las elecciones del pasado 26 de junio. Parece que la corrupción ya se ha asumido como algo inherente a la política, algo muy lamentable y que invita a una profunda reflexión de la sociedad en que vivimos.

Etiquetas: ,

La embajadita

27

05 2016

Javier J. Díaz. La Embajada es posiblemente la ficción estrella más floja que ha hecho Antena 3 en los últimos tiempos. A pesar de que la serie tiene un elenco de actores cargados de Goyas, la audiencia empieza a decaer y no le faltan motivos. La ambientación es bastante mala. El uso de cromas para recrear Tailandia y algunas que otras localizaciones da el pego en gran parte de la serie pero deja claros huecos de ambientación que hacen poco creíble lo que está pasando. Su guion muestra corrupción y amor como solo uno, como si realmente fuera lo mismo y fueran unidos, cuando no siempre es así. La corrupción es algo bastante grave como para tratarlo a niveles de Física o Química. Los actores forman un gran elenco. Sin embargo, ninguno, hace el papel de su vida. Belén Rueda, de nuevo encasillada en un papel de mujer de vida fácil que se enfrenta a todo sin despeinarse; Amaia Salamanca, con un papel que se le queda corto para lucirse; Raúl Arévalo, por debajo de sus grandes interpretaciones; y Maxi Iglesias intentando vocalizar bien. Mucha estrella pero que no terminan de funcionar, salvando a Abel Folk. La serie se pierde entre localizaciones, amores y tramas ‘culebronescas’.

Etiquetas: ,

Lujo y puterío a la tailandesa

01

05 2016

Urko Urbieta. Los que esperábamos que la ficción española se adentrara por fin en el mundo de la política nos hemos topado con La Embajada. Desgraciadamente, la nueva ficción de A3 no es ESA serie sobre partidos, política y corruptelas varias que este país necesita ver. La premisa es, sin duda, atractiva. La familia del embajador español en Tailandia, recién llegada al país, tendrá que lidiar con un nido de víboras, en forma de funcionarios de la peor calaña, dispuestos a pisotear a cualquiera que no les permita seguir medrando. El problema llega con su torpe guión. El primer episodio intenta contar tantas cosas y tantas tramas que al final no termina de funcionar. Hay mucho diálogo suelto hablando de política, pero que se diluye entre todo el lío de faldas. Eso sí, Belén Rueda, que nunca ha sido la mejor actriz de este país, demuestra una vez más que con un buen papel puede ser toda una leona interpretativa. La Embajada es un producto muy bien empaquetado, con una fotografía y dirección de nivel, a pesar de los horribles cromas, que solo pretende atraer al público de Velvet. Lo que no es malo en absoluto. Se trata de un culebrón lleno de lujo, y mucho puterío, ambientado en un país exótico. Nada nuevo bajo el sol. Para conocer la corrupción y las altas esferas, habrá que volver a revisar la excelente Crematorio.

Etiquetas: , ,