Entrada etiquetada ‘La noria’

Medidas perversas

Neus Aguiló. ‘La Noria’ abordó el sábado el tema de la próxima exclusión de los inmigrantes ilegales de la sanidad pública. Los partidarios de esta propuesta del Ministerio de Sanidad aseguraban en el debate que España tiene recursos limitados y que a la hora de atender a un paciente hay que dar preferencia a quien cotiza. ¿Y otros grupos que no cotizan? Porque aparte de inmigrantes ilegales hay millones de parados, además de personas que no han cotizado nunca como amas de casa o jóvenes que después de acabar sus estudios no encuentran trabajo. Los detractores de esta medida, además de criticar su naturaleza inmoral, vaticinaban que la cantidad que se ahorrará con la propuesta será ridícula y que si se aplica contribuirá a la propagación de enfermedades entre el conjunto de la población. ¿Y no se esconderá detrás de todo ello, además, una actitud xenófoba? ¿No es acaso perverso plantear la inmigración como una consecuencia de la crisis y de los números rojos? Hagamos que los ciudadanos piensen que la culpa la tienen los que vienen de fuera y no la especulación, los sueldos millonarios de banqueros, sus indemnizaciones multimillonarias, o incluso la malversación de fondos públicos por parte de ciertos gobernantes y algún miembro de la casa real. Lamentable.

14

08 2012

Niños robados

Neus Aguiló. El hasta ahora silenciado drama de los niños robados está llegando a los juzgados y además va adquiriendo un protagonismo cada vez mayor en los medios de comunicación. Todo ello supone la apertura de una pequeña puerta a la esperanza de miles de familias que se quedaron sin sus hijos recién nacidos en la España del franquismo y del postfranquismo. El pasado sábado en La Noria se abordaron diversos casos de niños robados que buscaban a sus madres. Una chica denunció la desaparición irregular de su hermana gemela. Tal vez alguien la haya reconocido en la televisión y pueda producirse el encuentro entre ellas. Al fin y al cabo, la tele no siempre es tan mala: en este caso, la pequeña pantalla cumple una labor social y quién sabe si ayudará al encuentro de algunos de estos niños –ya adultos– con sus familias. Quizás vuelva a resurgir el formato de ¿Quién sabe dónde? que tanto éxito tuvo en la década de los noventa. El mal ya está hecho, pero si contribuye a paliar el dolor y la desazón de miles de madres que buscan a sus hijos, bienvenidos sean estos programas, aunque algunos de ellos a veces caigan en el morbo.

02

05 2012

Cucas y Peñafieles

Neus Aguiló. El debate de La Noria del sábado pasado giró en torno al sexismo. Los comentarios de Cuca García de Vinuesa evidenciaron que es igual de machista que el decimonónico Jaime Peñafiel, quien por su parte tuvo la desfachatez de insultar a una magistrada llamándola feminista ridícula. Por suerte hubo opiniones feministas -tanto femeninas como masculinas- que infundieron una pequeña esperanza a los y las que pensamos que no está todo perdido y que hombres y mujeres valen lo mismo. Sin embargo, hay muchas Cucas y Peñafieles que todavía no se han enterado de que estamos en el siglo veintiuno, como por ejemplo un tal Guillem, un joven integrante del público que se definía como un antihembrista y opinaba que las mujeres no están preparadas para mandar. ¿Y qué me dice de Angela Merkel, Cristina Fernández o Dilma Rousseff? Guillem afirmó también que los mejores pintores, artistas o cocineros son varones; pero este hombre de mentalidad prehistórica fue corregido al instante al informarle de que el título de mejor cocinero del mundo lo ostenta una mujer. Ideas tan desconsoladoras como éstas dejan claro que muchos son los que se han equivocado de siglo y que en materia de igualdad queda todavía un largo camino por recorrer.

17

04 2012

‘Telebasura’… What?

Nacho Jiménez. M uchos críticos de televisión se llenan la boca con el término ‘telebasura’ para despreciar o poner a caer de un burro a programas de televisión que no son de su agrado. Además, es un calificativo que supone un recurso demasiado fácil, ¿no creen? Un servidor no cree en programas ‘telebasura’, sino que cree en productos. ¿Cómo se decide qué es telebasura y qué no lo es? A muchos de mis colegas de esta columna les encanta usar este calificativo, y Telecinco suele ser, en la mayoría de las ocasiones, la diana de sus dardos. Pongamos como ejemplo espacios muy recurrentes a este tipo de ataques como Gran Hermano, ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o La Noria. Todos estos programas son líderes de audiencia en su franja horaria, aunque debo confesar que no todos son de mi agrado. Y uno se pregunta:¿Qué programas no son ‘telebasura’? Quizás ese documental sobre el apareamiento del gato pardo que, obviamente, nadie ve, excepto la familia del locutor, también obvio. Lo que quiero decir es que, al igual que a un servidor le gusta ‘zamparse’ un buen solomillo, un menú de ‘comida basura’ a veces entra de lujo, ¿sí o no?

21

03 2012

Pisos

Emili Gené. El domingo pasado Pau Monserrat se explayó sobre los orígenes y causas de la crisis. Corto y claro. Quizás por esto gustó: frente a los interminables discursos políticos y los tecnicismos económicos, se agradece una explicación del desastre que no atente contra el sentido común ni nos abrume a base de verborrea. De ‘Salvados’, el salto mortal a ‘La noría’. Uff. No es lo mismo el diálogo con Évole que el griterío de Telecinco. Afortunademente (¿efecto del caso Cuco, que dejó el programa eventualmente sin patrocinadores?) el formato ha cambiado, y los tertulianos ya no se esfuerzan por insultar al contendiente. Mejor todavía: Pau quedó a resguardo del escaparate de especialistas y pudo hablar lejos del ring. La semana pasada apredimos qué podemos hacer con el poco dinero que tengamos. Esta, cómo salir vivos de la encerrona que son las hipotecas. Lujo o derecho, la vivienda marca una frontera generacional como nunca hasta ahora. Y hay que contar lo que está pasando mirando más allá del zarpazo.

06

02 2012

Noriando

Emili Gené. Nuevo formato para neutralizar la fuga de los patrocinadores y sobre todo el desprestigio mediático. Ahora que la sentencia del caso Marta del Castillo escandaliza a toda España, aquella entrevista a la madre de El Cuco todavía hace más daño. Había que contratacar pues, y el resultado es una puesta en escena casi cinematográfica: a la gente se la gana por la vista. Plató enorme, más brillos y reflejos que nunca y un Jordi ejerciendo de senador. Mucho pueblo en las gradas para comerse el micrófono ante unos políticos entregados a la plebe. Es el precio de la regeneración. Telecinco con los parados, los jubilados y los jóvenes. El experimento funcionó. Resultó creíble. Una buena inversión de lavado de cara a costa de la clase política, aprovechando el descrédito que muestran las encuestas. Que hable la calle, ante la mirada solidaria de los dos presentadores, él y ella, ahora más cómplices que nunca. Es la guerra por la audiencia de prime time. ¿Más madera? No, más focos y más aplausos. Después regresarán los anunciantes.

17

01 2012

A por ‘Sálvame’

Gemma Marchena. Hay dos tipos de presión democrática en los programas de televisión. O tomamos por la fuerza los audímetros (unos 3.000 repartidos por toda España) o ir a por los anunciantes de los programas que repugnan a la mayoría. La Red (entiéndase por una masa desconocida y numerosa de televidentes sin voz ni voto válido ‘oficial’) ya consiguió espantar a los que invertían en La Noria después de pagar a la madre del Cuco para que hablara del asesinato de Marta del Castillo. Tampoco es que la deserción de anuncios del programa se ha traducido en la cancelación del programa, pero sirvió para meter el susto en el cuerpo a los directivos de Telecinco. La presión popular ya tiene un siguiente objetivo: Sálvame. Que se preparen Jorge Javier Vázquez y sus secuaces porque la gente se ha hartado de gritos y rencillas familiares en horario infantil. Con un poco de suerte y si sigue todo así, Chayo Mohedano y la Esteban tendrán que ponerse a hacer un módulo y buscar un trabajo de los de verdad.

17

01 2012

Ya no es lo que era

Josep Oliver. La noria con unos anunciantes de risa: páginas web dedicadas a suplementos vitamínicos para culturistas o donde te compran los móviles viejos. Desde luego, La noria ya no es lo que era. El pobre Jordi González tiene que tragarse su orgullo y anunciar melones de la huerta de Murcia, incluso acabar su promoción besando uno. Jordi ya no es lo que era. En El intermedio, nos anuncian la inminente partida de Beatriz Montañez, que deja la televisión para emprender formación personal. El programa de Wyoming ya no es lo que era. Para más inri, La Sexta anuncia la fusión con Antena 3 en una, en principio, extrañísima amalgama: La Sexta, cadena de talante progresista, y Antena 3, más bien de centro-derecha. Desde luego, la cadena de Emilio Aragón ya no es lo que era. Ni HBO, la cadena nortamericana se salva: acaba de cancelar, tras tres temporadas, dos series que personalmente seguía: Hung y Bored to Death. En fin, la televisión ya no es lo que era. Pero no le hagan caso: son días para pasar en compañía de nuestros seres queridos. Pónganla bajito para que no moleste y hagan vida familiar; después lo agradecerán. ¡Feliz Navidad!

22

12 2011

Preguntas insustanciales

Neus Aguiló. A pesar de que la publicidad va regresando tímidamente a La Noria, los anunciantes siguen castigando al programa por entrevistar a la madre de El Cuco (implicado en el crimen de Marta del Castillo). Para ello, ofrecen minutos gratis pero ni con esas el espacio de Jordi González consigue remontar el vuelo. Mucho le costará volver a la normalidad, si es que alguna vez el programa la ha conocido, pues el sábado pasado, al sintonizar Telecinco, comprobé que el citado espacio estaba realizando una encuesta a los espectadores que consistía en dar la opinión acerca de en quién confiaba más Isabel Pantoja: en Chelo García Cortés, en Luis Rollán o en Raquel Bollo. Al margen de esta estúpida pregunta formulada para idiotizar a la audiencia y sumirla en la incultura, me planteé si existe alguien a quién pueda importarle lo que piensa la madre de Paquirrín o de quién se fía y de quién desconfía. Lamentablemente, muchos eran los que respondían a la banal cuestión. Algunos defienden que si existen estos programas es porque la gente los quiere. ¿No será más bien que la gente ve lo que le echan? En cualquier caso, La Noria podría esforzarse en plantear preguntas menos insustanciales y ligeramente más constructivas.

29

11 2011

Otras víctimas

Nacho Jiménez. La entrevista de Jordi González en La Noria a la madre de El Cuco, uno de los presuntos asesinos de la joven Marta del Castillon, tiene cola para rato. Telecinco ha visto como todos los anunciantes del programa, sin excepción, se negaban a promocionar sus productos en el pseudomagazine que igual entrevista a Bono, que paga a una bailarina por enseñar sus pechos. Pero eso no es todo, ahora Paolo Vasile ha decidido tomar cartas en el asunto, cobrándose varias víctimas, aunque ninguna de éstas sea La Noria. Desde esta semana, ya no se emitirán en la parrilla de Telecinco ni Enemigos Intimos ni Resistiré, vale. Vale que ambos espacios son insoportables, totalmente innecesarios y dañinos, pero sigue sin ser justo que paguen ‘justos’ por pecadores. Ahora, al señor Vasile le va el periodismo de rigor y de investigación, y no la telebasura. Desde aquí le recomiendo que eche un vistazo a lo que se emite en su cadena. Desde por la mañana, con la reina de pega AR, pasando por la tarde y el infumable Sálvame, hasta llegar a sus insultantes programas en el late night. Quizás ya sea un poco tarde para corregir un hecho indiscutiblemente bochornoso, pero lo justo, repito, sería fulminar La Noria. Yo, al menos, estoy harto de Jordi González. Al final me acabaré pasando a la Cadena Triste. Mejor, apagaré la televisión de una vez por todas.

23

11 2011