Entrada etiquetada ‘La voz kids’

Pon un niño en tu vida

14

09 2014

Urko Urbieta. Si cuando ves a un niño llorando lo único que esperas es que esté calladito o si eres de los que no se vuelcan con las gracietas del hijo de un amigo, tienes un problema. La nueva moda en televisión son los programas con niños. Sí, una pesadilla para cualquiera.
En Tele 5, Pequeños gigantes, y en Antena 3, Tu cara me suena mini –no recuerdo peor nombre para un programa de televisión– han demostrado esta semana que el tremendo éxito de La voz Kids y de Masterchef Junior la pasada temporada no era una moda pasajera. Más de tres millones de espectadores y un excelente 25% de share para Tele 5 y casi tres y un 23.2% de share avalan el estreno del segundo.
Tu cara me suena mini es el intento desesperado de A3 de continuar el éxito de su programa de karaoke. Aquí los protagonistas son menores acompañados por ‘estrellas’ de pasadas ediciones. Mientras que Pequeños gigantes, adaptación de un programa de la televisión mejicana, apuesta por un concurso donde niños, más o menos graciosos, más o menos repelentes, según se mire, muestran sus aptitudes cantando, bailando o haciendo chistes. Por su parte, el jurado, compuesto por Angy (con un pelo imposible), Melody y Jorge Cadaval (Los Morancos), pone cara de sorpresa ante el ‘poderío’ de los menores. ¿No ha hablado nadie todavía de explotación infantil?

‘La Voz Kids’

05

03 2014

Alfons Martí. Los organizadores exhiben las cifras de share –casi el 30 %– del programa. Se trata de convocar a niños entre 8 y 14 años para que se sometan a las exigencias del nuevo guión, aunque ya ensayado esquema. Niños cantores, algunos muy agraciados para el canto, una legión de niños inocentes se preparan para luchar por una beca, he aquí el premio. Expertos en exhibicionismo, los tres ‘jueces’, esperan de espaldas a la pobre criatura candidata y luego, si cae bien, la asaltan con besos, abrazos, ditirambos y adulaciones. El trato a los niños es una mezcla algo incoherente de proteccionismo exhibicionista y sometimiento a las duras reglas de la competencia.
Algunos niños, confundidos y avasallados, se desmoronan ante la presión. Otros agradecen las alabanzas y las atenciones sin entrar en la clave de lucha por el éxito a rajatabla. Los niños prodigio cuya infancia ha sido engañada para sacar beneficios suelen sufrir complejos peligrosos y algunos casos famosos lo demuestran.
El guión prescribe que sean niños con alma adulta e inocentes talentos al mismo tiempo, algo difícil de conjugar, pero la TV tiene a veces la pretensión de rizar el rizo y de cuadrar el círculo, y entre llantos y cantos de ruiseñor se disimula más. Pero es más de lo mismo.

Etiquetas: ,

‘Leave the kids alone’

06

02 2014

Jennifer Munar. Primero fue Masterchef Junior (programa con el que reconozco haber disfrutado bastante), y esta noche llega a nuestros pantallas La voz Kids. Por si la versión para adultos no fuera suficiente castigo, ahora van a hacernos pasar por la misma tortura, pero con pobres e inocentes criaturitas como conejillos de indias. Los jefazos parecen haber encontrado la fórmula perfecta para conseguir audiencia: un programa de éxito sumado a un grupo de adorables niños.
En esta ‘edición especial’ el jurado estará compuesto únicamente por tres miembros: David Bisbal, Rosario Flores y Malú. Los tres cantantes tratarán de encontrar a «la próxima generación de artistas españoles» entre los concursantes. Además, el que resulte ganador recibirá una beca para cursar estudios musicales y, si lo desea (claro, como si alguien fuera a rechazar la oportunidad), grabar su primer disco.
La cuestión es si la estrategia se llega a expandir como la pólvora en televisión; sería posible que en unos meses nos presentaran algo tan terrorífico y turbio como Niños, niñas y viceversa. ¿Se lo imaginan? Como diría Pink Floyd: Hey, teacher, leave the kids alone.

Etiquetas: ,

No a ‘La Voz Kids’

02

10 2013

Nacho Jiménez. Lo sé, les puedo resultar pesado con el asuntito de La Voz (que, por cierto, suma espectadores semana a semana, por lo que mi columna anterior carece ahora de todo sentido), pero el nuevo proyecto en mente de Telecinco aprovechando el éxito del talent show me da mucho miedo: La Voz Kids. En Latinoamérica ya se ha estrenado con récords de audiencia, pero, son niños, no lo olvidemos. Los pequeños deberían ir al cole (a pesar del TIL), aprender, jugar con sus amigos y estudiar y pelear mucho por lo que quieren para el futuro. Asegurarles tras ganar un concurso de televisión una prometedora carrera musical (estilo «ya eres una estrella, te vas a comer el mundo») y que luego sea un fracaso no será fácil de asumir (ya no lo es para los mayores, con eso lo digo todo). Además, los peques no tendrán la oportunidad de terminar cantando en Qué tiempo tan feliz de María Teresa Campos, refugio de extriunfitos y exvoceros y donde hacen el ridículo versionando a Paulina Rubio. Esto último me lo acabo de inventar, pero mola, ¿eh? En fin, Lluvia de estrellas estaba muy bien en los 90, pero en pleno siglo XXI me parece un insulto.

Etiquetas: ,

Marabunta de niños

01

08 2013

Jennifer Munar. Se nos está yendo de las manos. Vale que los niños son entrañables –quien me conozca sabe que los adoro–, pero lo de hacer una versión infantil de todos y cada uno de los concursos de éxito es pasarse. Que si La voz kids, que si Masterchef Junior… Un despropósito. Lo peor de todo es que solo están dando falsas esperanzas a los más pequeños, porque ya me dirán qué restaurador va a contratar a un niño de 12 años para trabajar en su cocina o hasta qué punto puede tener éxito una niña de nueve primaveras en el mundo de la música. No nos olvidemos de María Isabel señores, no nos olvidemos. Después está el problema de la lástima. Qué quieren que les diga, ver cómo echan del programa a un niño ingenuo e inocente me parte el corazón. Yo creo que es por los ojos, que los tienen como los cachorritos y claro, así no se puede ser racional. Siempre acaba ganando el que te pone más cara de cordero degollado. Solo espero que, por lo menos, los jurados sigan en la misma línea, los de Masterchef mordaces e implacables y los de La Voz… bueno, a los de este concurso mejor que los cambien.