Entrada etiquetada ‘Las chicas del cable’

¿Las chicas son guerreras?

02

05 2017

Urko Urbieta. Resulta sorprendente que el gigante Netflix haya elegido Las chicas del cable como su primera producción española de ficción. Y no lo digo porque sea mala, en absoluto, sino porque no arriesga nada. Está escrita, producida y dirigida con el piloto automático; es la enésima producción de época que podría emitir cualquier cadena patria: buena factura, un reparto competente y el aroma de Velvet flotando en cada escena. Quizá porque el equipo detrás de la ficción de A3 se ha encargado de narrar la historia de estas chicas ansiosas de libertad. La serie, que cuenta con ocho episodios disponibles desde el viernes en la plataforma de streaming, sigue a cuatro jóvenes muy diferentes que en 1928 comienzan a trabajar en la compañía nacional de teléfonos, en Madrid: Lydia (Blanca Suárez) huye de su pasado, Ángeles (Maggie Civantos) compagina sus deberes como esposa y madre con su necesidad de ser algo más; Marga (Nadia de Santiago), la chica de pueblo recién llegada a la capital, y Carlota (Ana Fernández), la niña bien que desea librarse del yugo familiar. Del primer episodio me chirría el machacón recurso de la voz en off; no me convence el uso de música actual en una serie de época y que citen un libro de Virginia Woolf que no se publicó hasta un año después.

Las chicas del reggaeton

26

04 2017

Iris Luque. Todo el mundo espera el estreno este viernes de Las chicas del cable, la primera serie de Netflix producida en España. El ambiente de finales de los años 20, sumado al estupendo elenco de actrices (Blanca Suárez, Ana Fernández, Maggie Civantos y Nadia de Santiago), hace que la gran mayoría de usuarios de Netflix estemos deseosos de ver la serie. He dicho la mayoría porque siempre está el que se fija en otros aspectos. Y esta vez ese alguien ha sido –como no– Pablo Motos. Durante la promoción de la serie en El Hormiguero, el presentador preguntó a las actrices si sabían bailar reggaetón, haciendo énfasis en que las mujeres se dividen entre las que saben y las que no. También se interesó por los actores con los que preferirían hacer escenas de cama, y preguntó si criticaban a la ‘guapa’ cuando se iba. Como mujer, me repugna que la gente se fije en nuestro género y obvie el trabajo. Las actrices capearon las preguntas con elegancia, pero no yo estaría hablando de esto si fueran Los chicos del cable. Este es el problema. Dejémonos de machismos innecesarios, y disfrutemos del trabajo de estas grandes actrices y, a mucha honra, mujeres.