Entrada etiquetada ‘Luján Argüelles’

Tu avatar se olvida del ‘feeling’

14

01 2017

Margalida Ramis. La presentadora Luján Argüelles se convertirá en el Cupido más famoso, y también más divertido, de la historia reciente de la televisión. Es la encargada de conducir el programa Tú, yo y mi avatar que el lunes pasado se estrenó en Cuatro. Similar a los realities que ha presentado en ocasiones anteriores, la búsqueda de la pareja perfecta centra la esencia del programa. Sin embargo, en esta ocasión, los aspirantes a encontrar el amor de su vida no se conocen personalmente sino que lo hacen a través de un avatar. Es decir, una tercera persona actúa de intermediaría, de modo que el físico sirve de poco a la hora de lanzarse a la conquista. ¿Debe funcionar? Pues habrá que preguntarlo a los propios concursantes. En el primer programa se dieron una oportunidad una vez que se vieron las caras, pero ya se sabe que el mundo televisivo no es un reflejo de la realidad. Es cierto que muchas personas que apuestan por las redes sociales para conocer a su media naranja no siempre usan una foto real, pero la magia virtual puede desaparecer enseguida en el primer encuentro. Es más, esta magia puede esfumarse de igual manera pese a haber visto la foto verdadera. Y es que el ‘feeling’ no puede dejarse de lado.

Fin del granjero

04

11 2016

Javier J. Díaz. El martes concluye el reality sobre granjeros que buscan el amor de su vida en un concurso de televisión. Ediciones pasadas funcionaron mucho mejor y no tuvieron que acabar por la puerta de atrás, acortando el formato y adelantando una gran final que sabe a corte rápido. Le ha costado mucho a este formato funcionar esta vez. Pero, ¿por qué? Las razones hay que buscarlas en el cambio más importante de esta edición: el presentador. De la cálida, popular y simpática Luján Argüelles se ha pasado al tildado de chulo y machista Carlos Lozano, que en vez de estar participando en los 15 años de OT ha estado desde su casa viendo cómo Cuatro precipita el final del reality. Además, Granjero no ha funcionado porque en vez de modernizarse, ha vivido presa de los tópicos machistas, convirtiendo a la mujer en ganado, respetando más a las vacas que a ellas mismas. Así como en otras ediciones ha habido algo de química entre los concursantes, esta vez, ni eso. La vuelta de La que se avecina los lunes le hizo mucho daño y tuvo que pasar al martes. El machismo exacerbado de su contenido ha acabado rematando a un programa cuya próxima edición tendrá que cambiar mucho.

¿Aún queda algún príncipe?

29

01 2016

Margalida Ramis. Todavía existen princesas que habitan en castillos a la espera de su príncipe azul? En Cuatro, sí. Cada lunes por la noche se emite el programa Un príncipe para tres princesas, presentado a la perfección por Luján Argüelles. Tres chicas deben elegir entre 24 candidatos a su media naranja, una oportunidad solo alcanzable en programas de televisión. El montaje, al estilo de otros magazines similares presentados por la misma Argüelles convierten el programa en ameno, moderno e irónico. Y no es para menos. Los personajes dan mucho de sí para ‘jugar’ con sus aventuras. Ellas, a cual más diva, se contonean ante sus ansiados candidatos, que sacan lo mejor de sí mismos para convertirse en el príncipe escogido y evitar así recibir la temida calabaza que las princesas deben ir entregando a los descartados.
Todo un cuento de hadas, en el que incluso están las madrinas, ya que cada chica cuenta con un asesor, que es alguien de su máxima confianza. El problema aparecerá si, cuando se acabe el cuento, el príncipe se convierte en rana, que es lo más habitual tras las cámaras. De ahí mi pregunta de si aún queda algún príncipe. A día de hoy, desconozco la respuesta.

Madres y viceversa

03

02 2012

Javier J. Díaz. Luján Argüelles, la mujer con nombre de parada de metro, es la celestina actual de la televisión española. Especializada en dar nóminas de granjero a oportunistas, ahora está a punto de realizar un posgrado en casar a jovencitos consentidos, pero sorteando a sus complicadas madres. ¿Quién quiere casarse con mi hijo? ya está en parrilla y, por distintas razones, no le va nada mal.
La primera es la propia carne. Las candidatas y candidatos saben a lo que van. Han visto muchas veces Mujeres, hombres y viceversa, y eso se nota.
La segunda, la provocación. No tienen ningún pudor en provocar a los concursantes. A veces, tanto, que algunas parecen actrices contratadas por su nivel de exageración. Quién sabe si realmente lo son.
Y la tercera, y la más polémica y triste, el papel de sus madres. Listas para criticar sin tapujos. Lo ponen todo, incluso comentarios racistas y homófobos. Como ejemplo, la madre de un concursante gay se mofó por la espalda de uno de los interesados en su hijo por ser muy afeminado, cuando su hijo, sentado a su lado, parecía un pavo real.