Entrada etiquetada ‘Marta del Castillo’

La pena del telediario

28

11 2016

Emili Gené Vila. Como leí en un tuit: “nunca un minuto de silencio dio para tantas horas de ruido”. Pasó algo parecido con la niña presuntamente agredida o acosada en un colegio de Palma: portadas de informativos y alarmismo social. Semanas después, ni rastro. Esta semana, he visto algunos telediarios que arrancaban con la declaración del asesino de Marta del Castillo. Esta era la noticia más relevante de la jornada en el país y en el mundo: la reconstrucción del crimen, filmada por la policía y entregada a los medios como carnaza. Da igual que se trate de Rita Barcerá o Fidel Castro, de un niño en una escuela o de una chica desaparecida después de una fiesta. Y que conste que no hablo de Telecinco. Es la tendencia dominante en los medios. ¿Se acuerdan de los tiempos de ‘Crónicas marcianas’, ‘Esta noche cruzamos el Mississipi’, ‘Tómbola’? Aquella televisión bizarra que celebraba el desmadre mediático que dejaba la resaca de la movida de los 80. Pero llegó el crimen de Alcàsser y tocamos techo. Basta ya. Nunca más. Adiós a Nieves Herrero. O eso creíamos. Han pasado los años y el mercado se ha recuperado. Todo olvidado. Ahí están ‘Salvame’ liderando audiencias y telediarios que son una pena.

Noriando

17

01 2012

Emili Gené. Nuevo formato para neutralizar la fuga de los patrocinadores y sobre todo el desprestigio mediático. Ahora que la sentencia del caso Marta del Castillo escandaliza a toda España, aquella entrevista a la madre de El Cuco todavía hace más daño. Había que contratacar pues, y el resultado es una puesta en escena casi cinematográfica: a la gente se la gana por la vista. Plató enorme, más brillos y reflejos que nunca y un Jordi ejerciendo de senador. Mucho pueblo en las gradas para comerse el micrófono ante unos políticos entregados a la plebe. Es el precio de la regeneración. Telecinco con los parados, los jubilados y los jóvenes. El experimento funcionó. Resultó creíble. Una buena inversión de lavado de cara a costa de la clase política, aprovechando el descrédito que muestran las encuestas. Que hable la calle, ante la mirada solidaria de los dos presentadores, él y ella, ahora más cómplices que nunca. Es la guerra por la audiencia de prime time. ¿Más madera? No, más focos y más aplausos. Después regresarán los anunciantes.

Justo merecido

08

11 2011

Neus Aguiló. Jordi González pataleó el sábado en La Noria porque algunas marcas se negaron a emitir publicidad tras la entrevista que realizó hace diez días a la madre de El Cuco, menor imputado en la muerte de Marta del Castillo. A la fuga de anunciantes, que obviamente lleva consigo una importante fuga económica, se ha añadido el daño al amor propio de la cadena, que se ha defendido insinuando que Antena 3 y Cuatro también pagaron en su momento a la madre del criminal. Lo importante es que, aunque sea por una vez, a Telecinco no le ha salido gratis remover en lo más hondo de la basura y por fin alguien -en este caso determinadas marcas publicitarias- le ha puesto los puntos sobre las íes. Desde las redes sociales se ha ejercido presión para que ninguna marca se anunciara en el programa del presentador catalán y parece que, en cierta medida, se ha logrado el objetivo pues Vodafone solicitó que se retirara su publicidad del programa del sábado, aunque Telecinco no hizo caso a la petición y siguió emitiendo los anuncios alegando motivos técnicos. En fin, ojalá que cada vez que las cadenas sobrepasen los límites de la ética reciban, como en este caso, su justo merecido.

El mal camino de Telecinco

08

11 2011

Urko Urbieta. Telecinco no deja de sorprenderme últimamente. Yo, de verdad, intento defender algunos de sus dudosos programas, sus ridículas polémicas y sus más que cuestionables ‘periodistas’ y colaboradores estrella pero la senda que está siguiendo en los últimos meses empieza a ser preocupante y, sobre todo, me llama la atención que su máximo dirigente, Paolo Vasile, anime este camino y crea que tiene toda la razón.
La polémica que se ha formado con la entrevista en La noria a la madre de ‘El Cuco’, implicado en la desaparición de Marta del Castillo, solo ha puesto de manifiesto que no todo vale para conseguir audiencia y que esta peligrosa senda que está tomando Telecinco le va a pasar factura antes de lo que esperaban. Hasta cuatro marcas han retirado esta semana sus anuncios del programa presentado por Jordi González que, por cierto, se ha dedicado a atacarlas vía Twiter, cuando lo lógico es que hubiera entonado el ‘mea culpa’ por entrevistar a semejante personaje (aunque la madre no tiene la culpa de lo que ha hecho su hijo). Señores de Telecinco, déjense de putas y chulos, rabietas sinsentido, programas basura y hagan lo que tiene que hacer, televisión. Si no les pasará como hace más de quince años, cuando el momento ‘mamachicho’ se pasó de moda.

¡Qué bochorno!

02

11 2011

Nacho Jiménez. Siempre he sido un gran defensor de la televisión. Normalmente me he negado a hablar de telebasura, ya que, en humilde opinión, la pequeña pantalla está llena de productos y todos merecen un respeto. Bueno, casi todos. Lo de Telecinco, en las últimas semanas, no tiene nombre. Su ‘realityshow’ estrella, ‘Acorralados’, no hay por dónde cogerlo y su único interés son las ‘broncas’ que ocurren fuera el concurso. Intenta vender la serie ‘Homicidios’ con el eslogan ‘apostamos por la calidad’ y la relegan a la medianoche, entre los dos debates del programa citado anteriormente, una pena (a pesar de que la serie es mala, pero mala). Lo de AR con el caso Marta del Castillo ya está rozando el límite, el de la legalidad diría yo, y ‘La noria’ no se queda atrás, con la vergonzosa entrevista a la madre de ‘El Cuco’, quien se embolsó 10.000 euros por decir absolutamente nada. Ahora entiendo por qué Antena 3 gana adeptos día tras día, la gente empieza a estar cansada de tanto bochorno televisivo. Ni Belén Esteban tiene el tirón que años atrás. Dicen que todo lo que sube baja, y Telecinco está bajo mínimos. Lo próximo: Romina Power se sentará el viernes en el plató de ‘Sálvame Deluxe’. Lydia Lozano debe estar frotando sus manos. Que Dios nos pille confesados…

Miedo y asco en Telecinco

31

10 2011

Gemma Marchena. Esta misma semana Leticia Sabater intentaba pegarse con Aída Nízar en el programa Acorralados. Otra asistente al programa reclamaba entre aullidos a la ex GH que cuidara la higiene de su escote, aunque en otros términos menos delicados, claro. No es un hecho aislado, pero no es el peor. Que unas mamarrachas se insulten en televisión no molesta. Se cambia de canal y es como no existiera. Hay otras cosas que me ponen del hígado y aunque no las vea, trascienden. Por ejemplo, los 10.000 euros que pagarán a la madre de El Cuco, el tierno chaval que con sólo 15 años quedó implicado en el asesinato y desaparición de Marta del Castillo. Los encargados de firmar el cheque serán los del programa La Noria. Veremos si Jordi González será capaz de sacarle más información que los jueces, abogados y fiscales en el juicio que se está celebrando estos días. Mientras todos los acusados tienen serios problemas de memoria y nadie sabe donde está Marta, las lenguas y las memorias se afilan ante el dinero fresco. Todo sea que pasen por plató todos los implicados a ver si así se dignan a decir la verdad de una maldita vez.

La diva del periodismo

18

10 2011

Neus Aguiló. El programa de Ana Rosa Quintana ha exprimido todo lo que ha podido y más el caso de Marta del Castillo. Y, como el sensacionalismo vende, aprovechando la reanudación del juicio, el espacio matinal ha montado en Sevilla a lo largo de tres días un amplio dispositivo para -según la cadena- seguir de cerca los acontecimientos y dar una amplia cobertura informativa a los espectadores. Eufemismos. Porque, dicho de otro modo, lo que busca el programa no es en absoluto informar sino seguir recreándose en el morbo que ha suscitado el caso de la violación y asesinato de la joven sevillana. Con el lema «Caso Marta del Castillo, comienza el juicio», Telecinco se ha encargado de publicitar al máximo la labor realizada por el equipo de la que se cree la diva del periodismo. Todo sea por la audiencia. Está claro que la cadena amiga jamás se habrá preguntado qué puede sentir el entrono familiar de Marta del Castillo al ver el tratamiento que se le está dando al caso, por eso, no estaría mal que nos lo preguntáramos nosotros y optar por cambiar de canal cuando se nos cuelan vulgares programas de periodismo amarillo.