Entrada etiquetada ‘Neftlix’

Galerías de antaño, historias de hoy

19

08 2017

Margalida Ramis. El hastío de la parrilla veraniega me ha llevado a revisar la oferta de Neftlix, plataforma que, a pesar de tener contratada, apenas he mirado en los últimos dos meses. El verano me ha mantenido demasiado ocupada. Pero volviendo al tema, revisando su oferta, empecé a mirar Galerías Paradise, una serie sobre unas galerías de moda cuyo argumento es muy similar al de Velvet. Las similitudes son varias y, aunque todavía no he pasado de los primeros capítulos, intuyo una historia de amor similar a la que encarnan en Velvet los actores Miguel Ángel Silvestre y Paula Echevarría. Una historia que podría repetirse en una serie ambientada en unas galerías de moda o cualquier equivalente actual. Y es que el amor guía el mundo, como dicen muchos, a pesar de que ahora está de moda esto de «yo no quiero nada serio». Un tópico muy extendido entre los que no creen en el amor o lo temen y entre los que no me incluyo, aunque sigo cumpliendo años comprometida solo conmigo mismo. Habría que empezar a perder un poco el miedo y no confundir términos, que amor no es sinónimo de control ni nada por el estilo.

Escribe tu propio guión

25

03 2017

Margalida Ramis. La semana pasada vi por fin los nuevos capítulos de Las Chicas Gilmore, que ha emitido Neftlix. Se trata de cuatro episodios que dan continuidad al final de la serie y cada uno lleva por nombre una estación del año, de ahí que la serie se titule Las cuatro estaciones de las chicas Gilmore. Me han enganchado del mismo modo que en su día me enganchó la serie.  A pesar del paso de los años, no ha perdido su esencia, que combina tan bien fantasía y realidad. Stars Hollow, pueblecito donde está ambientada la serie, está lleno de magia, aunque esto no lo aleja del mundo real. Sus habitantes y, a la vez, protagonistas de la ficción, ríen, lloran, sufren, disfrutan… viven, como cualquiera de nosotros. Es verdad que en la televisión siempre predomina la nota de ficción, pero también es cierto que tiene mucho de realidad. Nuestro guión no está escrito, como sí lo está el de los habitantes de Stars Hollow, pero tenemos la suerte de poder redactarlo día a día. No hace falta llenar páginas con nuestro porvenir, basta con decidir qué queremos y llevarlo a la práctica. Y, al igual que estos personajes, vamos a reír, llorar, sufrir… Pero lo más importante es que llevemos el timón de nuestra vida.