Entrada etiquetada ‘Netflix’

Serie de autor

EMILI GENÉ VILA. Recuerda a Woody Allen pero Aziz es un treintañero del siglo XXI. Es verdad que comparte con Allen neuras y su amor por New York pero se escapa unos meses a Italia, aprendiendo a hacer pasta y viviendo y sus mejores amigos son todo un escaparate de la globalización. Uno es asiático, otra es negra y lesbiana, el tercero un grandullón gordo y blanco. Él es indio. Humor cotidiano y vitalista. Adolescencia prolongada: no sabe qué hacer más allá de su trabajo coyuntural como actor de anuncios y televentas, no sabe si puede vivir en pareja. Manojo de dudas, mientras la vida pasa entre bares y juegos. Mucho diálogo en torno a conflictos sentimentales, esta magia inasible que a veces se asoma entre sábanas, derrotas y sonrisas. Comedia romántica, esta segunda temporada de ‘Master of None’ aspira a una decena de Emmys, que se conceden en dos semanas. La primera ya consiguió uno al mejor guion, que también firma Aziz: escritor, actor, director. Muy recomendable esta segunda temporada, con guiños al cine y la tele y cameos como el de la protagonista de ‘Homeland’. Bellísima la historia de casi amor, con final abierto.

21

08 2017

La ley del deseo

EMILI GENÉ VILA. Conocíamos la serie ‘The girlfriend experience’, protagonizada por Riley Keough. Una actriz poco conocida, a pesar de ser la nieta mayor de Elvis Presley. Una belleza, que interpreta su papel de ‘call girl’ con una contundencia que asusta. Impasible en su gestión de entornos de lujo y la explotación de sofisticadas perversiones masculinas. Siempre el deseo masculino como motor argumental y conflicto vivencial. Pero la serie no tuvo continuación y nos quedamos con las ganas de nuevas temporadas. 13 episodios en 2016 y se acabó. Me he acordado de esta serie al toparme con uno de los estrenos más potentes de este verano. Netflix liberó hace unas semanas los 10 capítulos de la primera temporada de ‘Gypsy’, un thriller erótico que llega avalado por la directora de ‘Cincuenta sombras de Grey’: el morbo está servido. Y la polémica. Este gran debate social apenas iniciado sobre la prostitución y el porno. Sobre el imaginario erótico, construido durante siglos a partir del deseo masculino que es expresión violenta de poder. ‘Gypsy’ (Naomi Watts) enfoca la historia sobre una psicóloga que sigue el reclamo de su pulsión, de su deseo sexual. Y a su alrededor, toda una galería de personajes y escenas secundarios. Lástima del guión. Flojo.

31

07 2017

Okja

IRIS LUQUE. Últimamente, la plataforma Netflix está apostando fuerte por las películas y parece que su bombazo ha llegado con Okja, una preciosa producción del director y guionista surcoreano Bong Joon-ho.
Los actores, que son una mezcla entre noveles y veteranos del cine, saben meter al espectador en la historia desde el primer minuto. Para los que no han tenido la suerte de verla, Okja es el nombre de un gigantesco cerdo transgénico criado por la pequeña Mija, propiedad de una maliciosa multinacional que pretende acabar con el hambre en el mundo gracias a las bondades de los enormes animales transgénicos. No les contaré más, pues les emplazo a verla y a reflexionar sobre el enfrentamiento entre el poder del dinero y la lucha por cambiar las cosas. Una trama tierna, con alguna que otra secuencia de acción y un transfondo de concienciación hacia la cruel situación de la industria cárnica hacen de esta película una de esas historias que remueven y llevan a comentar largo y tendido al acabar de digerirla.

Etiquetas: , ,

12

07 2017

El Gato con Botas 2.0

Iris Luque. Hoy he leído que Netflix quiere atraer al público infantil y va a dar un paso más en lo que a producción se refiere. La manera que ha encontrado de hacerlo es bastante novedosa: va a hacer la primera serie interactiva de la plataforma, llamada El gato en el libro: Atrapado en un cuento épico. Y cuando digo interactiva es exactamente eso, interactiva. Nada de conversaciones simuladas entre el personaje y el niño, o de hacer pensar al espectador que es el compañero de viajes. La serie tiene como protagonista al famoso gato con Botas, que se encuentra atrapado en un cuento de hadas. La idea es que el pequeño que vea la serie sea el que tome las decisiones sobre qué desafíos deberá superar el protagonista para salir del cuento. Los productores aseguran que este tipo de producciones «son muy diferentes para Netflix», y yo estoy de acuerdo con ellos, aunque la idea me parece brillante. Tendré que esperar a toquetear la serie –qué termino tan raro– para poder formarme una opinión, pero de lo que estoy segura es que mi yo de pequeña estaría encantada.

21

06 2017

Un día, un año después

Emili Gené. El martes pasado Netflix estrenó la quinta temporada de ‘House of cards’ y siguiendo su costumbre colgó la temporada completa. Pero los suscriptores de Netflix en España (más de medio millón y aumentando) tendrán que esperar un año a poderla ver. Absurdos de una estrategia comercial ajena a la realidad de un mundo globalizado. Movistar la colgó al día siguiente en su plataforma. Resulta que Movistar compró los derechos de emisión en exclusiva de algunas series producidas por Netflix cuando esta plataforma todavía no había aterrizado en España, y como la situación legal no ha cambiado las nuevas temporadas de Netflix no podremos verlas inicialmente en Netflix. Nos quedan tres opciones: esperar a que pase el tiempo estipulado (para los pacientes), contratar Movistar+ (para los impacientes legales) o acudir a Internet (para los impacientes alegales), donde la temporada completa ya estaba accesible el mismo martes. Sin ánimo de espoilear, me ha parecido mejor que las tres anteriores, demasiado enredadas en asuntos logísticos: los chinos, los rusos, las elecciones. Vuelve el ritmo trepidante de la primera temporada. Muchos hilos paralelos, tensión narrativa, pulsión visceral: la fuerza destructiva de la ambición que todo lo arrasa.

05

06 2017

Las compañeras de piso

Margalida Ramis. Los Ángeles. Cuatro treintañeros comparten piso. Es el argumento de la serie New girl, que puede verse en Netflix. No se trata ni de la mejor ni de la peor serie que he visto, pero es entretenida y me permite desconectar, objetivo con el que suelo sentarme delante de la televisión por las noches. Y, salvando las distancias, no puedo dejar de acordarme de cuando yo también compartía piso. Era en mi época de estudiante y la ciudad era Barcelona. Entonces era veinteañera, al igual que mis compañeras de piso. Y no es de extrañar que recuerde aquella época porque es una de las mejores de mi vida y que recuerdo con gran cariño. Las peripecias y vivencias de aquellos años son difíciles de olvidar. Pero lo más importante es la amistad que surgió dentro de las paredes del Principal primera del número 180 de la calle Casanova. No hubo historia de amor, como en New girl, una de las historias con más gancho de la serie, pero es preferible así. Si ya es difícil convivir en pareja cuando se alcanza la edad adulta, imagínense a los 20 y pocos años, cuando los estudios, los exámenes, los amigos y la fiesta, son las prioridades de uno. Además, la amistad que nació entonces es para siempre, el amor, seguramente no lo hubiera sido.

22

05 2017

Evolución a ritmo desigual

Margalida Ramis. Marga tiene miedo a enamorarse porque no quiere sufrir; Carlota debe enfrentarse a diario con su padre para poder llevar la vida que ha decidido; Ángeles sufre maltrato por parte de su marido; y Lidia lucha a diario para sobrevivir y evitar pagar por delitos que no ha cometido. Son las protagonistas de Las chicas del cable, la primera serie de producción española de Netflix, ambientada en la España de 1928. Pero estas historias podrían ser las de cualquier mujer del siglo XXI. Lo único que las diferencia es su puesto de trabajo: son telefonistas, un empleo que a día de hoy ya no existe debido al avance de las nuevas tecnologías. Esta serie me ha llevado a reflexionar sobre la desigual evolución del hombre, entendido como especie. Mientras que ha sido muy hábil para progresar en todo lo relacionado con las comodidades de su vida diaria; aún no ha sabido combatir la estructura patriarcal que sigue imperando en la sociedad actual. Se trata de algo muy arraigado que ni siquiera las nuevas generaciones son capaces de superar, y todo ello bajo el pensamiento aún demasiado extenso de que se trata de algo ‘natural’, cuando no es más que una construcción social.

Etiquetas: , ,

08

05 2017

Las chicas del reggaeton

Iris Luque. Todo el mundo espera el estreno este viernes de Las chicas del cable, la primera serie de Netflix producida en España. El ambiente de finales de los años 20, sumado al estupendo elenco de actrices (Blanca Suárez, Ana Fernández, Maggie Civantos y Nadia de Santiago), hace que la gran mayoría de usuarios de Netflix estemos deseosos de ver la serie. He dicho la mayoría porque siempre está el que se fija en otros aspectos. Y esta vez ese alguien ha sido –como no– Pablo Motos. Durante la promoción de la serie en El Hormiguero, el presentador preguntó a las actrices si sabían bailar reggaetón, haciendo énfasis en que las mujeres se dividen entre las que saben y las que no. También se interesó por los actores con los que preferirían hacer escenas de cama, y preguntó si criticaban a la ‘guapa’ cuando se iba. Como mujer, me repugna que la gente se fije en nuestro género y obvie el trabajo. Las actrices capearon las preguntas con elegancia, pero no yo estaría hablando de esto si fueran Los chicos del cable. Este es el problema. Dejémonos de machismos innecesarios, y disfrutemos del trabajo de estas grandes actrices y, a mucha honra, mujeres.

26

04 2017

Reconciliarse con el pasado

Margalida Ramis. Hay historias del pasado que a veces no dejan prosperar y que pesan más de lo que uno cree. Huir sirve de poco, por eso, en ocasiones, aunque sea difícil, lo más valiente es retomar estas historias para reconciliarse con el pasado y vivir en paz con uno mismo. Este breve resumen sirve para explicar la historia de Chesapeake Shores, la adaptación a la pequeña pantalla de la obra de la escritora norteamericana Sherryl Woods, que se centra en el momento en que Abby vuelve a casa para ayudar a mantener a flote el hotel Maryland, propiedad de su familia. Madre divorciada con dos hijas, es la mayor de cinco hermanos, marcados por la separación de sus padres. Se criaron junto a su abuela, que aún ejerce de anfitriona debido a las ausencias paternas por motivos laborales. Tras años separados, se reencuentran de nuevo en el pueblo natal, donde tendrán que resolver algunos fantasmas del pasado y encaminar de nuevo el presente. Bien ambientada y entretenida, esta serie me ha demostrado que huir sirve de poco, si bien también ha reafirmado mi convicción que de poco sirve dedicar tiempo a personas que poco aportan a nuestras vidas.

24

04 2017

Por trece razones

Iris Luque. La nueva producción de Netflix, Por trece razones, está cosechando un éxito espectacular, y eso que todavía no ha cumplido un mes desde su estreno. Para los lectores que no sepan de qué hablo, breve sinopsis: Por trece razones es la adaptación al formato serie del ‘best seller’ del mismo título, obra del escritor Jay Asher. La historia se centra en el suicidio de la joven Hannah Baker que sufría acoso escolar. La serie, para aquellos que aún estén dudándolo, merece la pena desde el inicio hasta el final. Muchos son los que, después de haber visto el primer capítulo, comparten en redes sociales su apoyo a que este tipo de violencia escolar, tan presente en nuestros días, se visibilice de alguna manera. Pero el mundo no cambia si sólo compartimos en redes sociales nuestro disgusto. Ni siquiera si hacemos artículos de opinión, como es mi caso. El bullying se elimina creando conciencia en los colegios e institutos, desde la educación en casa, o eliminando el miedo a la denuncia, entre otras. Podría enumerar una, trece, y mil razones para que denuncien el bullying. Pero, de momento, ver la serie es una buena manera de empezar.

19

04 2017