Entrada etiquetada ‘Nieves Herrero’

La pena del telediario

28

11 2016

Emili Gené Vila. Como leí en un tuit: “nunca un minuto de silencio dio para tantas horas de ruido”. Pasó algo parecido con la niña presuntamente agredida o acosada en un colegio de Palma: portadas de informativos y alarmismo social. Semanas después, ni rastro. Esta semana, he visto algunos telediarios que arrancaban con la declaración del asesino de Marta del Castillo. Esta era la noticia más relevante de la jornada en el país y en el mundo: la reconstrucción del crimen, filmada por la policía y entregada a los medios como carnaza. Da igual que se trate de Rita Barcerá o Fidel Castro, de un niño en una escuela o de una chica desaparecida después de una fiesta. Y que conste que no hablo de Telecinco. Es la tendencia dominante en los medios. ¿Se acuerdan de los tiempos de ‘Crónicas marcianas’, ‘Esta noche cruzamos el Mississipi’, ‘Tómbola’? Aquella televisión bizarra que celebraba el desmadre mediático que dejaba la resaca de la movida de los 80. Pero llegó el crimen de Alcàsser y tocamos techo. Basta ya. Nunca más. Adiós a Nieves Herrero. O eso creíamos. Han pasado los años y el mercado se ha recuperado. Todo olvidado. Ahí están ‘Salvame’ liderando audiencias y telediarios que son una pena.

Los malos también se enamoran

27

11 2016

Urko Urbieta. Telecinco ha pasado la novela de Nieves Herrero, Lo que escondían sus ojos, por la thermomix del gusto de sus espectadores para dar a luz una miniserie, que a ratos parece un anuncio de Ferrero Rocher, otras juega a querer ser un melodrama clásico tipo Madame Bovary, e incluso intenta atrapar a los fans de El tiempo entre costuras, con una trama de espías bastante más interesante que la historia de amor de sus protagonistas. La miniserie cuenta la relación adúltera entre uno de los altos cargos del primer gobierno de Franco, el temible Serrano Súñer –aquí vergonzosamente dulcificado y al que venden como héroe romántico–, y la que fue musa de Balenciaga, la Marquesa de Llanzol. Olvídense de la España de postguerra. Que la mayor parte de los españoles estuviese pasando hambre y penurias en esa época importa más bien poco a los responsables de Lo que escondían sus ojos. Solo buscan mostrar una España franquista endulcorada, llena de fiestas, champán y trajes de alta costura. El primer capítulo, con una dirección acartonada de Salvador Calvo, se beneficia de una excelente Blanca Suárez y un competente reparto de secundarios. Eso sí, el flojísimo trabajo de Rubén Cortada (ay, ese acento que se le escapa a ratos) y la nula química con su partenaire arruinan los pocos logros de la serie.

Sensacionalismo

17

11 2015

Neus Aguiló. La Sexta Noche’ dedicó gran parte de su tiempo a dar cobertura a los atentados de París. Antonio García Ferreras, presentador de ‘Al rojo vivo’, se desplazó hasta la capital francesa para informar a pie de calle de lo sucedido la noche anterior. Iñaki López iba dando paso Ferreras para que fuera contando novedades. Según el presentador del espacio matinal, la sensación que se vivía en las calles parisinas era parecida a la que se vivió en Madrid cuando se produjeron los atentados de Atocha. Los colaboradores de ‘La Sexta Noche’ le hacían preguntas a la vez que discutían acaloradamente sobre si lo de París ha sido terrorismo o un acto de guerra. Personalmente, poco me importa si es una cosa u otra, la consecuencia es igualmente una terrible tragedia. Al periodista de ‘Al rojo vivo’ se le ha recriminado, y con razón, un exceso de sensacionalismo, pues se dedicó a mostrar el reguero de sangre que habían dejado víctimas de la masacre. Desde las redes sociales se ha criticado duramente su trabajo, llegando incluso a compararlo con el sensacionalismo que desplegó Nieves Herrero con el caso de las niñas de Alcàsser. La verdad, no le hacía falta caer en el morbo.

Alcàsser

02

12 2013

Emili Gené. La boca se les hace agua. Los dos grandes holdings de la televisión privada (3 y 6 por una parte, 4 y 5 por la otra) se afilan los dientes esperando el momento de lanzarse sobre la presa. Se llama Miguel Ricart y acaba de salir excarcelado tras anularse la doctrina Parot: de pronto aquel culebrón mediático que convirtió el crimen de Alcàsser en un circo se coloca en lista de espera y reclama un sitio en la parrilla. La productora de Ana Rosa Quintana se hizo cargo del traslado del asesino desde la cárcel a Madrid por simple cuestión humanitarias (sic): «Estaba desorientado», dicen. Y añaden que nunca han pagado ni pagarán, aunque no desmienten que le han ofrecido al tipo pasarse por los estudios para grabar una entrevista. Por su parte Mediaset insiste igualmente en que no van a hacer negocio con la historia. Al parecer fue pura coincidencia: unos reporteros de ‘Espejo público’ pasaban por ahí cuando Ricart salía de la cárcel, le hicieron unas fotos y le sacaron varias frases. Emociona el desinterés de las cadenas y sus firmes principios éticos. Como los de Nieves Herrero en 1993.