Entrada etiquetada ‘Pablo Motos’

Las chicas del reggaeton

Iris Luque. Todo el mundo espera el estreno este viernes de Las chicas del cable, la primera serie de Netflix producida en España. El ambiente de finales de los años 20, sumado al estupendo elenco de actrices (Blanca Suárez, Ana Fernández, Maggie Civantos y Nadia de Santiago), hace que la gran mayoría de usuarios de Netflix estemos deseosos de ver la serie. He dicho la mayoría porque siempre está el que se fija en otros aspectos. Y esta vez ese alguien ha sido –como no– Pablo Motos. Durante la promoción de la serie en El Hormiguero, el presentador preguntó a las actrices si sabían bailar reggaetón, haciendo énfasis en que las mujeres se dividen entre las que saben y las que no. También se interesó por los actores con los que preferirían hacer escenas de cama, y preguntó si criticaban a la ‘guapa’ cuando se iba. Como mujer, me repugna que la gente se fije en nuestro género y obvie el trabajo. Las actrices capearon las preguntas con elegancia, pero no yo estaría hablando de esto si fueran Los chicos del cable. Este es el problema. Dejémonos de machismos innecesarios, y disfrutemos del trabajo de estas grandes actrices y, a mucha honra, mujeres.

26

04 2017

Operación ‘blanqueamiento’

Urko Urbieta. Dice mucho de este país, y nada bueno, que el programa con mayor audiencia de enero fuera El hormiguero de este lunes, que recibió la visita de Isabel Pantoja. Ya saben, famosa por cantar, muy bien, eso sí, vender durante años que era ‘la viuda de España’ y, además, una ladrona de guante blanco. Pero si echaron un vistazo a esa ‘operación blanqueamiento’ que le regaló Pablo Motos, porque llamar a ‘eso’ entrevista sería faltar a la verdad, lo más llamativo es que su paso por prisión durante los últimos dos años no se mencionó. Un par de preguntitas tímidas, respuestas evasivas y para no pronunciar la palabra ‘cárcel’, la tonadillera prefirió hablar de «aquel sitio de cuyo nombre no quiero acordarme». Muy lírico todo.
Si me leen habitualmente sabrán que Pablo Motos, su poco estilo y sus gracias sin gracia no son santo de mi devoción, pero lo de este lunes clamaba al cielo. Dicen que las preguntas estaban pactadas y la entrevista grabada para no salirse del guion. Para Motos y sus guionistas, pensando en la audiencia del día siguiente, lo mejor era que hablara de su nuevo disco, la viéramos haciendo un saleroso gazpacho y que recibiera la llamada del ‘bueno para nada’ de su hijo. Hasta una entrevista con Bertín Osborne hubiera sido más peligrosa. ¡Qué lamentable!

02

02 2017

Patada en la boca

Neus Aguiló. Mercedes Milá tenía que pasar por ‘El hormiguero’ como una invitada más, pero no fue así. Pablo Motos metió la pata hasta el fondo cuando le preguntó a la periodista por ‘Convénzeme’, su nuevo programa. El presentador pensaba que no se había estrenado cuando en realidad lleva ya tres meses en antena. La veterana periodista se quedó de piedra pero supo reaccionar y, como ya está de vuelta de todo, le cantó las cuarenta a Motos. «¿Tú haces siempre lo mismo con tus invitados? Una patada en la boca, quiero decir…», le soltó Milá, quien no se cortó ni un pelo y le añadió: «¡Que el próximo domingo es el último programa del primer trimestre, desgraciao!». Nunca me ha entusiasmado Mercedes pero esta vez llevaba razón. Pablo no se esperaba tal reacción y, lejos de pedir disculpas por su error, se mostró a la defensiva y dispuesto a atacar a la periodista como si fuera su peor enemiga. Algunos dicen que Pablo Motos está acostumbrado a tener siempre la última palabra y a ser el el más chulo del programa. Pues esta vez no pudo ser. Y si no tragas a Milá, por lo menos que no se te note. Así no se trata a un invitado.

31

01 2017

Abrazos gratis

Emili Gené Vila. Si han visto alguna vez El Hormiguero, igual se habrán fijado en el ritmo casi frenético con que se suceden las entrevistas, los retos, los juegos y las distintas ocurrencias más o menos bizarras que jalonan el programa. Nada raro, porque este es el estilo de los concursos, realities y demás encuentros con famosos. Mucho movimiento de cámara (mejor con grúa), hablar rápido, actuaciones cortas. Y luz y colorines. Pero El Hormiguero va más allá. Me refiero a los abrazos con que Pablo Motos y sus colaboradores se saludan y despiden. Es más. El estilo de abrazo impuesto en El Hormiguero es adoptado de forma sistemática por todos sus ilustres invitados. Descartando que sea el resultado de la casualidad, la empatía o la mímesis, convendrán ustedes que debe de existir un código en el programa, asumido por todos cuantos aparecen en él. Se trata de abrazos amplios pero breves, casi fugaces, que expresan una camaradería puntual. Nunca se funden en un abrazo emotivo porque este abrazo hormiguero es casi profiláctico. Cuidado, no me ensucies. Como con miedo a que te infectasen. O igual es el abrazo deportivo de una época con prisas que no tiene tiempo para el intercambio.

09

01 2017

Tele pura

Javier J. Díaz. Los denominados Hormigueros, personas de captación fácil que no tienen nada mejor que hacer después de cenar que ver El Hormiguero, a lo que les parece gracioso el programa y que conciben a Pablo Motos y al guión del programa como ocurrente y esporádico, están de enhorabuena. El programa  vuelve tras el (gran y disfrutado por el que no lo vemos) descanso del verano. Lo hace como a él le gusta, a lo grande, el próximo martes 6 de septiembre, cuando comienza su undécima temporada. Para empezar han decidido invitar a estrellas del mundo del cine de renombre, como siempre, aprovechando que están de promoción de algo, acuden encantados (o no). Los primeros días se podrá ver a Miles Teller, Jonah Hill y a Penélope Cruz. La española, hater absoluta de medios de comunicación, por lo visto tiene un documental que promocionar, y eso ha hecho cambiar su opinión repentina sobre los mass media españoles. Ya no es antisistema. En definitiva, todo va a seguir igual. Famosos yendo a un programa en la que todas las bromas están enlatadas, como los colaboradores habituales, que siguen casi todos con su humor de monólogo barato repetitivo y forzado. O como el propio presentador, capitán de un barco en el que mandan las marcas de los invitados o los políticos cuando hay campaña. Tele pura. Telebasura.

02

09 2016

2016: Deseos imposibles

Javier J. Díaz. La televisión en España ha vivido momentos patéticos e ilógicos en 2015, por lo que es normal que en 2016, las personas con dignidad deseen que en el año que hoy entra se suba el nivel de exigencia de los espacios que producen las cadenas televisivas. Difícil parece, por ejemplo, cuando hace más de 15 años que triunfa un formato patético y denigrante como el de Gran Hermano. Pero la ilusión nunca se pierde. El caso es que en 2015 se han seguido imponiendo modelos alejados del carácter didáctico, ameno e informativo que debería tener la televisión. A través de sus programas, se han vuelto a ensalzar valores alejados de su potencial, realzando modelos erróneos, sectarios, partidistas y pasados de rosca como los de Bertín Osborne, María Teresa Campos, Pablo Motos (sin duda el peor de todos) y Mercedes Milá, por citar algunos. Los deseos imposibles de 2016 pasan por una televisión en la que los medios de comunicación informen y no manipulen, los presentadores dejen su ego y sus intereses a un lado, y los directivos reflexionen sobre los límites de la moralidad televisiva, ampliamente olvidados desde hace años. Podemos soñar, por ejemplo, con una TVE que informe y no ‘forme’,  con una IB3 que ‘transite’ y no petrifique, y con una programación que refresque y ofrezca y no que congele y excluya.  Nunca nos quitarán los deseos.

31

12 2015

Rivera &

Emili Gené Vila. Pedro Sánchez se metió un día en ‘Sálvame’: había empezado la campaña electoral en televisión. Soraya bailó después en ‘El hormiguero’ y ahora Rajoy se ha hecho comentarista de fútbol (del Madrid, por supuesto) en la Cope, colleja incluida a su colaborador, o sea su hijo. Es lo que hay. Mientras, algunas cadenas pasean a los candidatos para entrevistarlos en sus programas. Wyoming, Ana Pastor, Jordi Évole, Iñaki López, Bertín Osborne o Pablo Motos. Gana La Sexta por goleada a la espera del match a cuatro (perdón, tres y medio) de Antena 3. Pasará como con Chiquito, que lo mataron de sobreexposición. Rivera o Iglesias hasta en la sopa, y encima va Monedero y acusa al líder de C’s de acudir a la tele pasado de coca. Pedíamos debate político pero esto se les ha ido de las manos, y todavía quedan tres semanas. Es el momento de recurrir a ‘Polònia’. ¿Cabría un programa así en TVE, por ejemplo? Ni por asomo. Mas, un fijo como Rajoy o Joan Tardà, pero ahora pega con fuerza el guaperas emergente (esta mirada, esta perilla) de Esquerra. Y para los que no lo hayan visto, el clip ‘Com funciona la CUP?’ No se lo pierdan. Está en YouTube.

30

11 2015

Cosmos

Emili Gené Vila. No insistiremos en el aspecto jovial de Camilo Sesto en el programa de la Campos ni en el aspecto jovial de Soraya bailando con Pablo Motos. Te gires por donde te gires, todo respira optimismo y jovialidad. O sea que vamos a celebrar un acontecimiento de verdad. Mega, este canal de Atresmedia recién llegado al espectro, estrena hoy la versión actualizada de la mítica serie ‘Cosmos’. Esta noche, cita apasionante para todos loa amantes de la ciencia y el conocimiento. Una ventana mágica abierta al Universo que en los años 80 supuso un hito en la producción audiovisual y que ahora, por supuesto sin Carl Sagan, mantiene el tono divulgativo y poético que la hizo famosa. Una producción de National Geographic, lo cual es todo un aval de rigor y espectacularidad. En fin, dejemos que los famosos exhiban su jovialidad en nuestras teles mientras nosotros sintonizamos otras alternativas. Por cierto, igual usted no encuentra el canal Mega en su pantalla. Basta que resintonice su televisor y aparecerá. Otra cosa son las plataformas digitales. ONO, por ejemplo, lleva dos meses anunciando su inclusión en su parrilla. Misterios. Afortunadamente para seguir ‘Cosmos’ basta la TDT.

12

10 2015

Conversación entre amigos

Urko Urbieta. Era reacio a En la tuya o en la mía, el nuevo espacio de entrevistas ‘sui generis’ de La 1: es una copia más o menos descarada de El convidat de TV3. y que eligieran a Bertín Osborne como entrevistador –que cobra 10.000 euros por programa–, no ayudaba en nada. Pero me he equivocado. En la tuya o en la mía es un programa fresco, muy bien dirigido y con un nivel de producción altísimo. Bertín Osborne ayuda con su tono socarrón y distendido a que la entrevista sea más una conversación entre amigos que un interrogatorio –algo que conseguía Pepa Bueno en la última temporada de Viajando con Chester– o una patochada, que es lo que logra cada día Pablo Motos al frente de El Hormiguero –después de ver el último En la tuya o en la mía, mejor entrevistado que entrevistador–, al que todo famoso va porque en este país no hay un espacio digno donde promocionar una película, disco o serie, desde que finalizó La noche de Fuentes y cía. Pero no todo es oro lo que reluce en el programa. Ni el cantante jerezano ni el guión pretenden ahondar en el invitado, solo mostrar su lado más amable (caso de Jesulín de Ubrique) o un tono menos seta (como la entrevista al sosainas de Pablo Alborán). Además, vistos los primeros cuatro invitados, gente que sí tiene mucho que decir hoy en día, como Manuela Carmena, Albert Rivera o Toni Cantó, no van a pasar por este espacio. No son el perfil del programa.

02

10 2015

La cruda realidad

Jennifer Munar. Lo malo de consumir televisión americana es que te das cuenta de que a la española todavía le queda mucho por conseguir. Mientras que en el campo de la ficción se está haciendo un gran trabajo, con series como El Ministerio del Tiempo, Isabel o Bajo Sospecha, el espacio de la parrilla ocupado por los programas de entrevistas deja mucho que desear. Iré al grano: me cuesta horrores digerir El Hormiguero. Pablo Motos me resulta simpático, los colaboradores del programa son lo suficientemente graciosos como para que, si no con ellos, por lo menos te rías de ellos… Pero aún así el programa rezuma una ridiculez que me provoca rechazo. Si alguien ve The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, Late Night with Seth Meyers o incluso The Ellen Degeneres Show, que ya es un programa veterano en la parrilla americana, sabrá de lo que hablo. Pueden presumir de entrevistas infinitamente más interesantes y de un humor más logrado, más refinado. Todos ellos publican sus programas en sus canales de Youtube, por lo que les animo a echarles un vistazo. El humor español es el que es, pero, ¿de verdad es necesario exacerbarlo de esta manera?

24

09 2015