Entrada etiquetada ‘Pablo Motos’

La cruda realidad

24

09 2015

Jennifer Munar. Lo malo de consumir televisión americana es que te das cuenta de que a la española todavía le queda mucho por conseguir. Mientras que en el campo de la ficción se está haciendo un gran trabajo, con series como El Ministerio del Tiempo, Isabel o Bajo Sospecha, el espacio de la parrilla ocupado por los programas de entrevistas deja mucho que desear. Iré al grano: me cuesta horrores digerir El Hormiguero. Pablo Motos me resulta simpático, los colaboradores del programa son lo suficientemente graciosos como para que, si no con ellos, por lo menos te rías de ellos… Pero aún así el programa rezuma una ridiculez que me provoca rechazo. Si alguien ve The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, Late Night with Seth Meyers o incluso The Ellen Degeneres Show, que ya es un programa veterano en la parrilla americana, sabrá de lo que hablo. Pueden presumir de entrevistas infinitamente más interesantes y de un humor más logrado, más refinado. Todos ellos publican sus programas en sus canales de Youtube, por lo que les animo a echarles un vistazo. El humor español es el que es, pero, ¿de verdad es necesario exacerbarlo de esta manera?

Humor con cabeza

28

10 2011

Josep Oliver. La Real Academia Española defina broma como «bulla, algazara, diversión». Su segunda acepción es «chanza, burla», y la tercera «persona o cosa pesada y molesta», ambas bastante más apropiadas para lo que se vivió la noche del martes en El hormiguero de Pablo Motos. El programa del pequeño divo pelirrojo quiso anotarse un tanto de audiencia con golpe de efecto, y vaya si lo consiguió. Un truco de magia simuló el decapitamiento del cantante Dani Martín, y la ilusión fue suficientemente verosímil para que el programa hiciera ver que el truco había salido mal y realmente se habían cargado al fulano. Los que conozcan un poco el programa en cuestión sabrán de su afición por copiar cualquier experimento, truco o cosa curiosa que hayan visto en la tele o internet poco antes; en este caso, bastaba ver un día ese programa que la misma Antena 3 emitía sobre los secretos de los magos para saber que Martín no había sido decapitado, sino que se había deslizado hacia abajo. Mientras tanto, ríos de pixels se desataban en la red por un poco de humor -o eso debe creer Pablo Motos que hace- sin cabeza. Sin cabeza, sin inteligencia, sin nada de nada.