Entrada etiquetada ‘Paquita Salas’

Gran temporada, pésimo final

01

08 2018

Iris Luque  . Puedo decir con orgullo que he acabado la segunda temporada de Paquita Salas. La serie ha cuidado mucho más el guión que en la primera temporada, y los personajes secundarios dejan de ser meramente cómicos para pasar a tener un desarrollo personal que en la primera entrega solo conseguía el rol de Paquita.Si hablamos de actuación, el polifacético Brays Efe sigue siendo una maravilla frente a la cámara. La naturalidad con la que este actor desarrolla la personalidad de Paquita hace pensar que el papel está hecho a medida. El resto de personajes mantiene su línea divertida, aunque el papel de la gran Lidia San José, que se interpreta a ella misma, merece ser destacado.Dicho esto, el último capítulo me dejó fría. En el fin de temporada esperaba algo más rompedor, y aunque los últimos minutos son muy artísticos, el resto no matan. El capítulo está ambientado en los años 90 y capta muy bien la atmósfera pop que reinaba en esos años. A pesar de esto, me descolocó lo suficiente como para no sentir pena por el final de temporada. Quizá esa sea la técnica de ‘los Javis’ para paliar el ‘mono’.

Paquita triunfa

31

07 2018

Neus Aguilo . Un mes después del estreno de la segunda temporada de ‘Paquita Salas’ todo el mundo sigue hablando de ella. Poco más puede añadirse de esta singular serie: cuenta con buenos actores, es original y engancha desde el primer episodio hasta el último. Imposible verla sin tomar cariño a Paquita (Brays Efe), la protagonista, una representante de actores y actrices de los años noventa y que hoy que se ha quedado anticuada. Como su agencia ya no está a la moda, los actores la abandonan una vez han saltado a la fama. Para consolarla está su entrañable ayudante Magüi Moreno (Belén Cuesta), quien intenta modernizar la agencia, aunque no siempre lo consigue. Si tuviera que elegir el mejor capítulo, tal vez me quedaría con el primero de la segunda temporada, en el que Paquita y Magüi deciden ponerse en manos de una coach a la que finalmente despiden porque sólo vende humo. En cierta manera Paquita pertenece al mundo de los antihéroes y perdedores, por eso y por su desparpajo se mete a los espectadores en el bolsillo. Los fans esperamos impacientemente la tercera temporada de la serie, prevista para 2019 y en la que sus creadores Javier Calvo y Javier Ambrossi ya están trabajando.

El regreso de Paquita

27

07 2018

Mª Lluc García Terradas . En un abrir y cerrar de ojos. Ese es el tiempo que he tardado en ver la segunda temporada de Paquita Salas en Netflix. El humor, la nostalgia y naturalidad que está presente en cada episodio hace que la serie creada por Javier Calvo y Javier Ambrossi sea muy llevadera y prestes atención en todo momento. La representante vuelve dispuesta a recuperar lo que es suyo tras las malas experiencias que ha vivido con algunos de sus clientes. En principio más tranquila, y después ya en su salsa, Paquita nos enseña que a pesar de las dificultades que tiene vivir en el mundo de la interpretación ella no se rinde, que es una luchadora y que le cueste lo que le cueste no dejará que PS Management se hunda. Grandes actores y actrices vuelven a aparecer en estos cinco capítulos demostrando, una vez más, su gran profesionalidad y la buena sintonía que existe entre ellos. Paquita Salas es una serie que nació en la plataforma Flooxer y que ha levantado todos los muros que tenía a su alrededor para convertirse en una de las grandes series de la televisión española.

Vuelve Paquita

27

06 2018

Iris luque .Este viernes se estrenará en Netflix la segunda temporada de Paquita Salas, la serie ideada por Los Javis que enamoró a miles de personas.Paquita Salas es una representante de actores que se ha quedado anticuada y a la que todas las actrices que consiguen llegar a lo más alto abandonan, pero que lucha por reflotar su agencia. La trama sencilla y el guión cómico hicieron que los cinco capítulos que componen la primera temporada conquistasen a los espectadores. Ahora, la nueva entrega promete mejores aventuras de esta peculiar representante y su equipo. Los cameos que se prevén –Ana Obregón, Roi deOT, o Paz Vega– también contribuirán a imprimir un carácter especial a la segunda temporada.Paquita Salas es el ejemplo perfecto de que menos es más. Y es que no hace falta un gran despliegue de medios para crear contenido de calidad. La imaginación de los guionistas y, sobre todo, la capacidad para conectar con los espectadores es lo que marca la diferencia en una serie como esta. Espero que las esperanzas de los fans no sean en vano.

Etiquetas: , ,

Paquita Salas

05

12 2016

Emili Gené Vila. En EEUU los Emmy tienen tanto glamur como los Oscar, aunque seguramente más prestigio. Aquí los Goya siguen sin incluir series entre sus galardones, algo explicable conociendo la aversión a la modernidad de muchos de los gurús de nuestra cinematografía. Es conocida la fobia tecnológica de Resines, Trueba o Sacristán, entre otros. O sea que tenemos que conformarnos con los Ondas, que todavía mezclan radio y televisión. Desde hace dos años contamos con los premios Feroz, concedidos por periodistas y que aspiran a ser una suerte de Globos de Oro (antesala de los Oscar, aquí de los Goya) de cine y televisión. Por fin, unos premios que incluyen las series entre sus categorías: mejor serie dramática y de comedia, mejor actor y actriz protagonista o de reparto de una serie. Se otorgan en enero, y para esta tercera convocatoria suena como favorita ‘Paquita Salas’, una web serie que emite Flooxer. Flooxer es la plataforma de vídeo de Atresmedia, donde uno puede acceder a todo tipo de series y vídeos muy en la onda ‘millenial’. Televisión alternativa, youtubers, producciones indie. ‘Paquita Salas’ (por ahora una temporada de 5 episodios) tuvo un paso fugaz por Neox, pero la televisión convencional no parece funcionar con estos nuevos productos.

Mamá, quiero ser artista

01

10 2016

Gemma Marchena. Las cifras salieron esta semana y daban ganas de llorar. La mitad de los actores españoles que tenía un empleo ganaba menos de 3.000 euros al año. Sólo el ocho por ciento de los que pertenecen a este gremio vive de lo suyo. Todavía están recientes en la memoria las declaraciones emocionadas de Candela Peña cuando recogía el Goya a Mejor Actriz Secundaria y aprovechaba para pedir trabajo tras tres años en dique seco. Tres años en los que, mientras tanto, nació su hijo y murió su padre. Las cosas no han mejorado desde entonces, han pasado tres años y las estadísticas siguen dando bofetadas. Actores y actrices malviven con otros empleos, confiando en que se disipe esta crisis que también le está dando bien a periodistas, arquitectos, diseñadores de moda o fisioterapeutas. Da lo mismo: todos comparten el sueño bobo de vivir de lo suyo. Al mismo tiempo, la enorme Paquita Salas (esa serie donde la protagonista es representante de actores) grita al teléfono a una actriz: «¿Quieres un Puente Viejo?». O un Águila Roja, o un Acacias 38 o la inmensa Crematorio, lo mismo es. Todas estas producciones propias dejan un reguero de empleo tanto para los intérpretes como para los que están tras las cámaras. ¿Acaso no queremos bajar el paro sea como sea? Menos IVA y más ayudas no estarían nada mal.

¡Un brindis por Paquita Salas!

09

07 2016

Gemma Marchena. Como dicen por Twitter, esa corrala digital llena de cacareos: «La mejor serie española no se ve en televisión». Paquita Salas se estrenó en internet, el miércoles en Atresmedia, y se convirtió en trending topic (para los nacidos antes de 1980, significa que en Twitter hablaron muchísimo de Paquita y, encima, bien).
Paquita Salas está interpretada por un actor, Brays Efe, que encarna de maravilla a una señora de mediana edad, rotunda y enorme, tanto en tamaño como fondo. Encargada de representar a actores españoles, es la trastienda de ese glamour patrio. Se bebe el vodka de la botella mientras prepara una alfombra roja donde se colará una actriz de tercera; o se come un bocata de calamares, al mismo tiempo que presume de construir a Macarena Rey desde cero: «Tú júntate a mi lado y tendrás éxito» es el lema de Salas, con aspecto de señora de provincias. Glorioso el primer capítulo en el que aparece vestida de manera horrorosa para ir a una boda, mientras su gran amor profesional le está dando largas… Como contrapunto, su asistente es delgada y de voz apocada, que promete que nunca más se olvidará del e-mail en la carpeta de correo no deseado. Paquita Salas es zafia, gritona y glotona, pero también amorosa. Recoge el espíritu costumbrista de Almodóvar, antes de que cayera en el aburrimiento y el estudiado diseño de interiores de sus últimas películas.