Entrada etiquetada ‘Pekín Express’

Pon un buen cásting en tu vida

05

06 2016

Urko Urbieta. Programas como Pekín Express o MasterChef dependen, y de qué manera, de un cásting de concursantes potente: el villano/a, el metemierda, el buenazo y, por supuesto, el tipo ganador/a son necesarios para dar vidilla a este tipo de concursos. Y ya podemos decir que la nota del casting de las actuales ediciones de ambos concursos es de notable alto. Pekín Express, cuyos guiones han sabido adaptarse a la perfección a los puntos fuertes y las limitaciones de su presentadora, Cristina Pedroche, dejó el listón muy alto en su edición anterior, donde la genial María del Amor canibalizó el interés hasta el último minuto de la carrera. Y en esta temporada han tenido ojo para ver que la pareja de blogueros, los locos primos mallorquines y los ‘aristócratas’ eran capaces de arrastrar a la audiencia.
Por su parte, el concurso culinario de La 1, que venía de la peor edición del programa, donde confundieron personajes con concursantes, ha resurgido de sus cenizas. El llamado ‘comando sur’, que en mi opinión todos sus miembros pueden ir saliendo uno a uno durante las próximas semanas, ha coronado a las gemelas jerezanas como las pérfidas de la función; sin olvidar a Rocío como la ‘metemierda’. Y apunta a David, el repescado, como el claro ganador de esta edición. Al tiempo, háganme caso.

Pekín GH express

22

04 2016

Javier J. Díaz. Lo bueno (y lo malo) del reality en televisión es que todos tarde o temprano se pervierten. Todos acaban pareciéndose a la madre que los trajo al mundo: al del ilustre señor de John de Moll, conocido como ‘Gran Hermano’. Esa perversión también ha llegado a Pekín Express hace algunas ediciones pero ahora ya se está notando demasiado. El caso es que el objetivo de superar etapas de muchos kilómetros por continentes caóticos y complicados con apenas un euro sin ser eliminados cada vez es más secundario, para centrarse en las explosiones de carácter entre los compañeros y la manipulación del propio concurso para poder rodar un programa y editarlo-emitirlo meses después. Esta semana ha vuelto a haber mucha polémica porque Pekín Express decidió el abandono obligado por motivos de salud de un concursante de una de las parejas favoritas que acudían sin conocerse entre ellos y lógicamente tras unir en un cásting caracteres opuestos. La bomba tenía que explotar. Sin embargo, el concursante ha dicho por redes sociales que eso no es del todo cierto y ha puesto en duda los métodos del programa, como ya hicieron en el pasado otras parejas. En Pekín Express Gran Hermano todo puede pasar.

A un paso de la final

12

07 2015

Urko Urbieta. Mañana finaliza el nuevo Pekín Express de A3 y el resultado final ha sido muy digno. Esta mezcla de reality, docudrama, programa de viajes y de aventuras debe ser el único espacio de este tipo que el público puede ver sin sentir vergüenza ajena; solo hay que echar un vistazo al Supervivientes de Telecinco para ver la abismal diferencia. Las claves del buen rendimiento de esta edición pasan por una realización excelente, como es habitual en este formato, con una ruta verdaderamente atractiva, recorriendo Myanmar, Singapur y Malasia. Cristina Pedroche ha sido una ‘directora de carrera’ que ha ido de menos a más: gana enteros en su forma de relacionarse con los concursantes, pero pierde a la hora de dar empaque a la carrera. Sin olvidar el casting, auténtica clave para el éxito del espacio, que ha sido excelente: los ‘gemeliers’ de Badajoz, con sus continuos enfados y su juego ‘sucio’, han sido un descubrimiento, así como las controvertidas canarias y la pareja de desconocidos, formada por Aitor y Charo, el corazón de la edición. Entonces, ¿estamos contentos con la Ruta de los Mil Templos? La semifinal del lunes fue un jarro de agua helada. Dejar a un paso de la gloria al vasco y la gaditana, que nos han dejado los mejores momentos de la edición, ha sido doloroso. Hasta la Pedroche se emocionó. Que ganen los cuñados o los pivones canarios ya importa menos. Pero, por favor, que Atresmedia produzca una nueva edición.

Yo no me bajo en la próxima

29

05 2015

Urko Urbieta. De Rusia a Pekín en su primera ruta; de la misma capital china a Bombay en su segunda edición; el recorrido entre Hanoi y Bali, la tercera temporada del formato; y la ruta entre el valle del Rift (Kenia) y Sudáfrica en su cuarta y hasta ahora última temporada en Cuatro. Los amantes del mejor formato de supervivencia de la televisión estamos de enhorabuena porque Pekín Express ha vuelto tras varios años en barbecho. Su nuevo hogar es Antena 3, la cadena con menos suerte del mundo con los realitys. Por eso, ha mantenido sus principales atractivos: una ruta muy apetecible, entre Birmania, Malasia y Singapur. Y, además, para no cansar, como pasó con la eterna Aventura en África, la carrera se estructura en ocho etapas, divididas en tres tramos. De los concursantes, pieza clave del formato, destacan los gemelos de Badajoz, tan insoportables como divertidos; las voluptuosas amigas canarias; la pareja de ‘malos’ oficial, formada por Lorea, hija de Jose Mari Bakero, y su amigo Ángel; y, por supuesto, el dúo de desconocidos, un vasco y una gaditana, que ya me ha ganado del todo. En el lado negativo, el principio, demasiado precipitado, sin presentación alguna de los competidores, me dejó descolocado. Y Cristina Pedroche como presentadora: demasiado seria y sin conexión con los concursantes. Eso sí, el formato me tiene enganchado, por lo que no me bajo en la próxima parada. ¿Y ustedes?