Entrada etiquetada ‘periodistas’

Mucho cuidado

18

06 2018

Emili Gené . Mundial en marcha, aunque la noticia de la semana me parece que es el relanzamiento del canal público valenciano (À Punt) tantos años cerrado por decisión del gobierno de Prats y Fabra. Vaya usted cuándo podremos sintonizarlo aquí: entre cuestiones técnicas y sobre todo políticas (cuidado, llegan los PPCC), no hay manera de normalizar el mapa televisivo autonómico. En fin, que Mediaset está ofreciendo todo el Mundial aunque sin 4K como sí tienen otros países. Los mismos comentaristas (Carreño, Castaño, Luque), los mismos invitados (Camacho, Kiko…). Y los mismos estilos narrativos. Acelerados, adrenalínicos: el partido se gana y se pierde cinco, ocho, treinta veces. Para implicar al espectador, nada como recurrir al forofismo nacionalista de fondo y a las exclamaciones de forma. ‘Cuidado’, ‘mucho cuidado’, ‘ojo’ y parecidos son los términos más frecuentes en la locución. Cualquier pelota lleva añadida un peligro o una expectativa: «cuidado que nos la pueden quitar», «ojo que nos pueden montar la contra». Nosotros, que engloba a los jugadores, los periodistas y los espectadores. El viernes, pues, empatamos con CR7.

La fina línea entre el morbo y el respeto

29

01 2018

Urko Urbieta.

El mítico Paco Lobatón ha vuelto a nuestras vidas televisivas secundando y dirigiendo a la periodista Silvia Intxaurrondo en Desaparecidos, una revisión actualizada de su ¿Quién sabe dónde? Para los más imberbes, fue un espacio de investigación, que TVE emitió entre 1992 y 1998, dedicado a la búsqueda de personas desaparecidas, y reuniendo cada semana frente al televisor a nada menos que 10 millones de espectadores.
El primer programa ha querido dejar clara su vocación de servicio público. Solo hay que recordar que el equipo de ¿Quién sabe dónde? consiguió solucionar el 70 % de los 1.500 casos que emitieron. Veremos qué ocurre en el futuro, ya que Desaparecidos promete huir del morbo y utilizar las redes sociales en beneficio propio para localizar a estas personasAl menos este miércoles, las entrevistas de Intxaurrondo y Lobatón, que se reunió con el padre de Diana Quer, eliminaron cualquier atisbo de sensacionalismo, buscando siempre el respeto. La idea era que el espectador conectara con las historias que se narraban. No es fácil lograr ese equilibrio, y parecen haberlo conseguido.

Inda

26

09 2016

Emili Gené Vila. No solo hay jueces estrella, también hay periodistas estrella. Más, muchos más que jueces, y seguramente más que tenistas e incluso cantantes. Es lo que tiene salir en la tele: el ego se te sube a la antena. El boom de las tertulias televisivas ha trasladado el debate político desde el Parlamento, demasiado encorsetado y protocolizado, a los platós. Ahí se organizan la bancada azul y la bancada roja, y los periodistas se convierten en portavoces amplificados de sus afinidades y amistades partidistas. Cada uno a su estilo. El de Inda se basa en la asunción de su rol de látigo implacable contra la corrupción, y desde esta tribuna reparte acusaciones cocinadas con zascas y tracatracas. Gran especialista antipodemita en Venezuela e Irán, abanderado de los derechos de los homosexuales en países islámicos, prefiere el cuerpo a cuerpo. Hurgar en las familias de sus enemigos, a los que tampoco tiene empacho en catalogar y despreciar mostrando los dientes. Las familias, por ejemplo, de Carolina Bescansa o Ana Pardo. Ana dejó el programa harta de las insinuaciones torticeras, pero Inda sigue en su trono de periodista estrella, alimentado con las informaciones que le suministra la cúpula policial.