Entrada etiquetada ‘Policías en acción’

Policías y cocineros en la tele

11

09 2015

Julio Bastida. Las diferentes cadenas nacionales de televisión están apostando en los últimos años por incrementar el número de series, secciones y programas policiacos en sus parrillas. Hace unos días, Televisión Española estrenaba con grandes datos de audiencia (19,5%)  de cuota de pantalla y 3.309.000 espectadores en el horario de máxima audiencia la serie ‘Olmos y Robles‘. Pepe Viyuela y Rubén Cortada en el papel de guardias civiles, de caracteres totalmente opuestos,  que integran un equipo con la misión de resolver todo tipo de casos, pero que al final resulta que nada es lo que parece. La apuesta por este género policiaco está funcionando muy bien a las cadenas generalistas y la oferta es muy variada. Los misterios de Laura, Policías en Acción, El Príncipe,  secciones específicas en espacios como Espejo Público, El programa de Ana Rosa, Más vale tarde, Crònica 112 (IB3 Televisió) etc… son tan solo una pequeña muestra de la fuerza con la que están irrumpiendo los programas que tienen como protagonistas a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Los policías y guardias civiles son los nuevos cocineros de la tele. Hemos cambiado a los ‘cocinillas’ como Alberto Chicote o Carlos Arguiñano por ‘pikoletos’ y ‘maderos’ 3.0.

Maderos entretenidos

31

07 2015

El espacio ‘Policías en acción’ que emite La Sexta toca esa fibra del morbo que tanto gusta desde la vertiente de la ley en la que de nuevo la marginación y la criminalidad son el reclamo para los espectadores, que puedan ver la ‘otra realidad’ en muchos casos que existe ahí afuera. La propuesta tiene una parte positiva, y otra negativa. La positiva es mostrar que realmente existe una justicia que vela de noche y de día por los intereses de la población y protege los intereses de la sociedad, algo que a veces parece que no existe, además de mostrar el lado más humano de ambas partes, tanto de las fuerzas del orden, como de los propios implicados en altercados. El montaje, con un final siempre musicalmente evocador, también le da mucho cuerpo al espacio. La cara algo negativa es en ocasiones la sobreactuación a la que se ve sometido el espectador. La sobre actuación de los propios Policías, que muestran un lado ¿moderado? ¿Exagerado? ¿Edulcorado? ¿Sobreactuado? de su verdadero yo y también la sobreactuación de cualquier ser humano que se ve delante de una cámara, aunque sea en esas circunstancias. Este punto hace que algunas historias pierdan fuerza por su poca realidad. Aún así, son casos aislados. Lo peor del programa son realmente los capítulos de reposición, que dejan una sensación tremenda de que son siempre los mismos.

Qué chungo es ser poli

19

07 2014

Pau Ensenyat. Nuestro país es, al parecer, un núcleo de ‘criminalillos’ en potencia. Policías en acción otorga al espectador la posibilidad de vivir en primera persona las peripecias del cuerpo de policía nacional mientras persigue a jóvenes porreros y despistados ladrones. El programa viene a ser una versión post-créditos de Callejeros, pero con más mala leche. Los tíos chungos que antes se carcajeaban delante de las cámaras, ahora lloran y se lamentan. Pero lo más impresionante de Policías es el poder que tiene de absorbernos. La cantidad de cámaras instaladas y los planos subjetivos logran que el público, cómodo en su sofá, empiece a sudar y a notar la adrenalina por sus venas, mientras imagina lo peligroso que supondría correr, saltar vallas y encararse a personas que gritan fuera de sí. Es evidente que ser policía no es fácil, sobre todo cuando te enfrentas a casos como el ‘Gritón de Carabanchel’, un chaval que despertó a los vecinos de la zona a chillidos, o el ‘Grafitero arrepentido’ acusado de tres delitos distintos por pintar un muro. Eso demuestra que la poli siempre estará allí, para echar a los malos y recordar las maneras posibles de rascarnos el bolsillo.

 

Policías en acción

20

09 2013

Javier J. Díaz. Hace relativamente poco que han llegado a España los programas de acciones policiales reales en directo. La Sexta lo tiene como una de sus perlas en la parrilla. Y acierta porque verlo puede ser una verdadera perla.
Este espacio relata algunas salidas de las fuerzas del orden para resolver conflictos menores, en teoría, como peleas callejeras, malos tratos o traficantes caseros de drogas o armas. Pretende transmitir un mensaje social de la necesaria función policial y subliminal tipo «si también lo haces, el próximo puedes ser tú», muy formativo si los que cometen estos delitos vieran el programa. De momento (mientras que eso pase) se podría considerar ‘telesensibilización’ a la ciudadanía, si no fuera por las constantes recreaciones a lo ‘Callejeros’ de las penurias de los involucrados en delitos. Por no hablar del sesgo televisivo que puede llegar a tener entre tanta telerealidad.
‘Policías en acción’, independiente de su función social (si es que la tiene), deja en evidencia las carencias de la seguridad en nuestro país. Por mucho que la Policía se esfuerce en hacer bien su trabajo, en la mayoría de los casos hacen falta más mujeres dentro del cuerpo y más asistencia psicológica para tratar con los involucrados en los delitos, tanto victimas como agresores.