Entrada etiquetada ‘Polònia’

Jordis

13

11 2017

Emili Gené. Polònia’ bate récords de audiencia desde que el ‘procés’ monopoliza la atención en los medios y el interés en el público. La efervescencia política ha atraído nuevos espectadores, ávidos de noticias en tiempo real y sobre todo claves para poder interpretar una situación tan compleja. TV3 ha disparado su rating gracias al seguimiento del tema: programas especiales, ‘Els matins’, ‘Tarda oberta’, ‘Més234’, ‘FAQS’ ofrecen todo tipo de debates y entrevistas. Pero también opina el programa más satírico de la televisión catalana con unos sktechs que se emiten casi al mismo tiempo que se producen los hechos que parodian. La última entrega ha coincidido con la aceleración judicial que ha llevado a exconsellers y parlamentarios a la cárcel. De repente, a punto de acabar el programa, el desmadre característico fue rebajando el tono a medida que el actor que hace de Puigdemont se despojaba de la caracterización y la cámara nos conduce por los laberintos del estudio ocultos tras los decorados. Hasta llegar al almacén, donde reposan las máscaras de todos los detenidos y exiliados. Nunca había visto un ‘Polònia’ tan serio. Tan sobrio. Era el momento del silencio, del homenaje, del recuerdo.

Etiquetas: , ,

El muerto vivo

09

10 2017

EMILI GENÈ. La rumba de Peret versionada por el generalísimo ha arrasado en la tele esta semana, consiguiendo los mejores resultados de audiencia de ‘Polònia’ en los últimos años. Y es que el llamado conflicto catalán no ha sido definitivamente exprimido por esta avalancha de enviados especiales, debates, mesas redondas, entrevistas, documentales y todo tipo de programas sesudos que nos aportan información y análisis en vertiginoso tiempo real. Toda esta crispación ha encontrado también un tratamiento humorístico que llega como un alivio, un receso que nos permite recuperar el aliento como pasó con la corrupción. Baste recordar la bachata de ‘El intermedio’ que hacía cantar a Montoro el tema ‘Pececitos’. También este programa de La Sexta saca partido del referéndum, aunque el discurso de Su Majestad Wyoming I parodiando a Felipe VI me pareció muy flojo. No son los únicos. Berto, por ejemplo, se ha marcado un breve monólogo en el programa ‘Late Show’ que comparte con Buenafuente, convirtiéndose en uno de los vídeos virales con más visitas en las redes. De todo este material, me quedo con Polònia y su galería de personajes. Aquel Artur Mas y esta Anna Gabriel.

Etiquetas: , ,

Buen humor

25

04 2017

Neus Aguiló. Hacer humor sale caro. Pero siempre queda ‘Polònia’. De momento, el programa no ha sido denunciado por hacer apología de nada. Imposible ver los gags sin reírse ni una sola vez. El jueves pasado me reí especialmente con el guiñol de Bertín Osborne, tan poco delicado con sus comentarios casposos y machistas hacia el guiñol de Soraya Sáenz de Santamaría. En el gag, la ‘popular’ fue amonestada por el cantante-presentador-cañí porque según él una mujer como ella no debía estar fuera de casa siendo tan tarde. “¿Cuándo te van a venir a buscar, chiquilla?”, preguntó Osborne, a lo que Soraya respondió enfadadísima que ella era la vicepresenta y Bertín añadió “sí, la vicepresidenta del club de fans de Enrique Iglesias”. Tampoco se salvó de la crítica Ana Pastor, a quien Mariano Rajoy intentó tomar el pelo mandando a Soraya a la entrevista de ‘El objetivo’. Por su parte, Oriol Junqueras trató de esquivar a Anna Gabriel (sin duda, uno de los personajes mejor caracterizados) ante la presión de la diputada de la CUP sobre el referéndum de la independencia. Es lo de siempre, un programa excelente y que quién sabe si se salva de la quema porque se emite en una televisión autonómica y no de ámbito estatal.

‘Castellers’ en el hemiciclo

01

11 2016

Neus Aguiló. A veces, para conocer la actualidad política  no es necesario prestar atención a los informativos, ni si quiera a ‘El intermedio’ con su peculiar análisis y sentido del humor. A veces, basta con sintonizar TV3 y ver ‘Polònia’. Eso fue precisamente lo que hice el jueves pasado, cuando la investidura de Rajoy era el tema estrella. Un reportero simuló ir hasta Ferraz para ver cómo los guiñoles del PSOE hacían balconing precipitándose al vacío desde las ventanas de la sede socialista, metáfora de su suicidio político. Por otra parte, Soraya y Rajoy estaban exultantes ante la nueva situación política y lo celebraron contratando al stripper-Puigdemont y mofándose de él. Algunos de los personajes viajaron en el tiempo hasta llegar a la infancia, donde vimos al niño Pedro Sánchez sentado en una silla hasta que llegó Susana Díaz con treinta años menos y diciendo “ozú, que silla más bonita, ¿me la dejas un rato quillo?” y apartando de un empujón a su adversario. Los miembros del PSC se convirtieron en ‘castellers’ en el hemiciclo para proclamar su ‘no’ a Rajoy, para poco después desplomarse unos encima de otros, otra metáfora de su fracaso. Como siempre, ‘Polònia’ es una síntesis perfecta de actualidad política y humor.

Artur Oro

18

01 2016

Emili Gené. Tenía que despedirse el pasado jueves 14 pero ‘Polònia’ se trasladó al sábado 16 para hacer sitio a la entrevista al nuevo president. Bruno Oro acabó así hace dos días su carrera de reencarnaciones en el programa que mejor representa el humor de la televisión catalana. Parodia sin censura, actualidad, ingenio. Bruno Oro ha dado vida a Guardiola, Obama, Aznar y más personajes a lo largo de nada menos que diez años, aunque su mejor caracterización ha sido la de Artur Mas. Tanto es así que dicen las malas lenguas que el propio expresident imitaba algunos de sus tics o gags en sus comparecencias públicas para así alimentar el personaje. Cuando Picasso pintó el retrato de Gertrude Stein se defendió de las críticas con la famosa frase: “Se acabará pareciendo”. La realidad finalmente se somete al arte. Artur Mas también ha acabado pareciéndose más y más (perdón por el chiste fácil) al Artur Mas de ‘Polònia’. Egocéntrico, vanidoso, seductor, inseguro en el fondo, angustiado pero brillante. Después de diez años, Bruno Oro quiere abordar nuevos proyectos. Un retiro que estaba decidido desde meses atrás pero que finalmente ha coincidido con el de Mas. ¿Casualidad? La vida y el arte se entrecruzan.

Rivera &

30

11 2015

Emili Gené Vila. Pedro Sánchez se metió un día en ‘Sálvame’: había empezado la campaña electoral en televisión. Soraya bailó después en ‘El hormiguero’ y ahora Rajoy se ha hecho comentarista de fútbol (del Madrid, por supuesto) en la Cope, colleja incluida a su colaborador, o sea su hijo. Es lo que hay. Mientras, algunas cadenas pasean a los candidatos para entrevistarlos en sus programas. Wyoming, Ana Pastor, Jordi Évole, Iñaki López, Bertín Osborne o Pablo Motos. Gana La Sexta por goleada a la espera del match a cuatro (perdón, tres y medio) de Antena 3. Pasará como con Chiquito, que lo mataron de sobreexposición. Rivera o Iglesias hasta en la sopa, y encima va Monedero y acusa al líder de C’s de acudir a la tele pasado de coca. Pedíamos debate político pero esto se les ha ido de las manos, y todavía quedan tres semanas. Es el momento de recurrir a ‘Polònia’. ¿Cabría un programa así en TVE, por ejemplo? Ni por asomo. Mas, un fijo como Rajoy o Joan Tardà, pero ahora pega con fuerza el guaperas emergente (esta mirada, esta perilla) de Esquerra. Y para los que no lo hayan visto, el clip ‘Com funciona la CUP?’ No se lo pierdan. Está en YouTube.

Guiñoles perfectos

19

05 2015

Neus Aguiló. Los guiñoles de ‘Polònia’ no dan abasto. También ellos están en plena campaña electoral. Demasiadas son las semanas que me pierdo el programa, por eso, el pasado jueves fue la primera vez que vi las caracterizaciones de personajes relativamente nuevos. Tal fue el caso de Ada Colau y Pablo Iglesias, que trataban de organizar un mitin a espaldas de su socio Joan Herrera. Genial fue también el duelo televisivo entre el ‘príncipe’ Xavier Trias y la ‘bruja’ Colau, quien fue acusada por su contrincante de ser una malvada progre y de llevar el caos a la ciudad de Barcelona. El programa hizo también un salto en el tiempo para explicar el origen de los sobres con dinero negro en la sede del Partido Popular: un casposo Manuel Fraga trataba de adoctrinar a José María Aznar, su por entonces discípulo; el despacho apestaba a naftalina. Tal vez lo mejor fue el guiñol de Rosa Díez, quien reflejaba a la perfección su mal carácter cuando, enfadadísima, le exigía funciones multimedia a un viejo teléfono vintage. Los guiñoles del ‘Polònia’ siguen siendo tan perfectos y trabajados que no se parecen a sus políticos, sino más bien son éstos los que se parecen a sus caricaturas.

Metáfora monárquica

17

06 2014

Neus Aguiló. La abdicación del rey Juan Carlos y la proclamación de Felipe han llegado a ‘Polònia’. El pasado jueves los actores protagonizaron un gag en el que el Rey le entregó a su heredero un automóvil que representaba la Corona: el padre le explicó a su hijo que ese coche -que en su día le había dado Franco- estaba como nuevo. Sin embargo, Felipe VI comprobó que el automóvil estaba destartalado y con la chapa rayada. Y como el motor no arrancaba, Rajoy y Rubalcaba le dieron un empujón para ponerlo de nuevo en marcha. «Hijo, es que no sabes cómo están las carreteras de Botsuana», ésas fueron las palabras con las que se excusó el Rey ante el estado lamentable del ‘coche-monarquía’. Juan Carlos le dijo a Felipe que no se preocupara, que si sufría algún percance en su reinado, pronunciara las palabras mágicas «Lo siento. Me he equivocado. No volverá a suceder». ‘Polònia’ acertó de lleno con la metáfora: la monarquía fue en su día como un coche nuevo y resplandeciente -regalado por un dictador, eso sí- que se ha ido deteriorando y desgastando y que ahora está para llevarlo al desguace. Excelente gag. Una vez más, los de ‘Polònia’ estuvieron brillantes.

Humor y palos

06

05 2014

Neus Aguiló. Hacía ya tiempo que me había desenganchado de Polònia y el pasado jueves, tras ver el programa entero, me pregunté el porqué. No encontré respuesta. Después de tantos años en antena, no ha perdido ni un ápice de su genialidad. En la última entrega, los temas centrales fueron la visita de Artur Mas y Francesc Homs a la Feria de Abril; el tortazo de Duran i Lleida al president de la Generalitat y el descuido de Rosa Díez y Toni Cantó al olvidar lo que significan las siglas de su partido. La crisis económica es uno de los temas centrales pero, a diferencia de otros programas, se aborda desde una óptica singular: humor y palos para todos, sin excepción. A los guionistas, ni se les puede acusar de crítica suave ni de ser tendenciosos o partidistas. En la reemisión de un gag de la temporada pasada, se repartieron hachazos a todos los que nos han llevado a la crisis: un chico montado en un taxi conducido por Zapatero pregunta cuándo saldremos de la crisis; tras años conduciendo ZP, el chófer pasa a ser Rajoy, que desconoce dónde está el volante; finalmente el taxi es remolcado por Angela Merkel rumbo a un precipicio: una excelente metáfora. Un diez para el equipo de Polònia.

Etiquetas: ,

‘Yes, se pued’

24

09 2013

Neus Aguiló. El equipo de ‘Polònia’ no deja de lucirse. Uno de los mejores sketches del jueves pasado fue el protagonizado por los guiñoles de José Ramón Bauzá, José Ignacio Wert y Ana Botella. Mientras el presidente balear trataba de convencer a los periodistas de las ¿ventajas? del TIL, irrumpió Wert para felicitar a su discípulo por allanarle el camino y de paso echarle un cable ante los medios: «profesores malos», «presidente guapo, ¿quieres un caramelo?», afirmaba el ministro. Ante la huelga y las aulas sin maestros, Wert tiene la solución: pedir la ayuda de una docente sustituta de inglés, nada más y nada menos que Ana Botella (por cierto, igual o mejor caracterizada que Bauzá). El sketch estuvo redondo y hubiera sido gracioso de no recordarnos la dramática situación de la enseñanza pública en Balears: aulas masificadas, alumnado sin profesores de apoyo, interinos en las colas del paro, todo adornado con aumento de horas, bajadas de salario e imposición de materias en inglés para las que no están preparados ni profesores ni alumnos. «Yes, se pued», repetía sin cesar Ana Botella, pero desgraciadamente sabemos que no es así. Con demasiada frecuencia, los políticos se parecen cada vez más a su caricatura.

Etiquetas: ,