Entrada etiquetada ‘programas de corazón’

Programas del corazón

30

05 2014

Alfons Martí. Los programas o secciones del llamado ‘corazón’ son un fenómeno abrumador. Con nuestro dinero se emiten desde hace tiempo largas sesiones de zumbido y rumores del tema ‘corazón’ en televisores públicas. En las privadas, en su mayoría, es un plato fuerte. Es la herencia del rey Sol, del siglo XVIII y los pervertidos funcionarios de Versalles, cuando inventaron el rollo dicho ‘corazón’.
Como en su decadente ambiente, tenemos un espacio público donde lo que cuenta no es lo que uno hace ni los actos, sino que una lista de presuntos famosos y parentela se dedica a hacer teatro ante las cámaras. Por eso lo de ‘circo mediático’. Todo es mentira. Pose. Farsa y lloriqueo. Solo es autopresentación, sin que veamos lo que sucede en la realidad. A eso lo llaman corazón porque todos se autopresentan y siempre es, lógico, como buenos y sensibles y los más ‘corazoneros’ «matarían por su hija» y no dudan en hablar de venderse como ‘corazoneros’ al tiempo que solo defienden lo suyo y lo ajeno es el enemigo. ¿Será por eso que a nosotros, público ajeno, nos torturan sin piedad con sus miserias en tv?

Magacines matinales

11

10 2011

Neus Aguiló. Tras aprovechar al máximo el filón de la boda de la duquesa de Alba y Alfonso Díez, los programas del corazón y los magacines matinales están regresando a la normalidad. Las terceras nupcias de la grande de España han puesto de manifiesto -otra vez más- que los ciudadanos vulgares estamos ávidos acontecimientos que nos hagan olvidar por unos momentos una existencia monótona y gris. La semana pasada, miles de personas se lanzaron a la calle en Sevilla (¿la gente no tiene nada que hacer?) para ver a los novios y muchas más se pegaron al televisor para no perder detalle del enlace. Y bien lo saben las reinas de la mañana: Ana Rosa Quintana (Telecinco) alcanzó con su programa un espectacular 21,4 por ciento de share y, por su parte, Mariló Montero (Televisión Española) se metió en el bolsillo nada menos que al 17,7 por ciento de la audiencia, llegando incluso a batir su propio récord de temporada. Queda claro que estos espacios mucho tienen que agradecer a Cayetana Fitz-James Stuart, quien se ha convertido en la envidia de las marujas de su edad por haber llevado al altar a un señor veintitantos años más joven que ella. Que lo disfrute.