Entrada etiquetada ‘Ramón García’

Jo, ¡qué noche!

03

01 2016

Urko Urbieta. Los que ya tenemos una edad no pensamos ni por asomo salir en Nochevieja. Seamos sinceros, es la peor noche del año para dar rienda suelta al cuerpo:bares masificados, agobiantes y el alcohol es de dudosa calidad. Lo mejor es juntarse con amigos y celebrarlo en una casa, como hice yo. Y entre copa y copa, echar un vistazo a esos inenarrables programas pasados de moda que arrasan en audiencia.
La noche empezó eligiendo el canal para ver las Campanadas. Entre que los ‘clásicos’ querían a los veteranos Ramón García y Anne Igartiburu en La 1, otros preferían arriesgar con Marta Torné y sus estilistas de Cámbiame en Telecinco, y yo apostaba sobreseguro por A3, simplemente por el morbo de ver el nuevo ‘novestido’ de Cristina Pedroche –¡qué mala es esta chica en directo, pero qué guapa!–, casi nos perdemos las uvas. Pero después todos sabemos que lo mejor de la noche venía a continuación: las galas de fin de año. Entre Telecinco de rebajas, con su ya tradicional Noche en Paz de actuaciones grabadas, y el espectáculo de La 1, ‘¡Feliz 2016!’, con un trío imposible –Pepe Viyuela, Carolina Cerezuela y Eva González–, no dejé de recordar lo divertida que es la nueva comedia de Álex de la Iglesia, Mi gran noche, que narra la loca grabación de un programa de este tipo. Si al menos en La 1 hubiera actuado ese genial Mario Casas dando vida a Adanne, me hubiera quedado a verla. Pero no, cantaba el ‘sin sal’ de Pablo Alborán. Por supuesto, elegí el alcohol.

Los Juegos del Verano

11

07 2015

Gemma Marchena. Vaya fauna’ ha venido este verano como la ola de calor infinita que nos azota. Ambos provocan indignación y hastío. Atrás han quedado los tiempos en que los animales, forzados a realizar estupideces, servían de espectáculo para humanos. De verdad: si quieren ver bichos, pongan los documentales de La 2. Si quieren ver un producto refrescante, de esos de estar repantingado en el sofá mientras corre la gota de sudor por la frente, no hay nada mejor que Ramón García. ¿Dónde estás cuando te necesitamos, Ramón? Vuelve con tu capa, rescátanos de este verano aburrido y traénos de vuelta las trifulcas entre pueblos. ¿De verdad que nadie lo echa de menos? Igual que esas ChorriOlimpiadas de la Unión Europea, hace tantos años ya, donde españoles nos mezclábamos con belgas y noruegos, nos tirábamos a la piscina o nos manchábamos de pintura, todo en aras de la convivencia de esta, nuestra comunidad. Propongo unos ChorriJuegos Mundiales, donde españoles y griegos luchemos contra el Eje del Mal, contra Corea del Norte, Irán o China. Pongamos a Varoufakis de general de nuestras huestes mediterráneas y a Ramón García, como el sargento que nos lleve a la batalla.

La fórmula de las campanadas

07

01 2015

Guillermo Esteban. La gracia de ver las campanadas, como sucede en el fútbol, reside en seleccionar a tus jugadores favoritos. Construir una alineación para adentrarse en el Año Nuevo. Los factores que determinan la elección de los canales y en consecuencia a sus presentadores, ¿dónde radican? ¿En la profesionalidad?, ¿en el atractivo físico?, ¿en la tradición?, ¿en la fidelidad hacia una cadena?Son varias preguntas complejas de responder. Venció TVE, con Ramón García, su capa y Anne Igartiburu, obteniendo un 45 % de la audiencia, que equivale a 6.531.000 personas. El dúo se antepuso a Telecinco y La Sexta, en cuya alineación figuraban ‘jugadores’ menos veteranos, pero con empaque. Ya sea por currículum (Frank Blanco, Carlos Sobera), por belleza (Anna Simón)o por lucir un vestido con transparencias (Cristina Pedroche). La cuestión es que el tándem que planteó TVE dribló al rival. Por la izquierda y por la derecha, sin mucho esfuerzo, logrando 436.000 televidentes más que en la temporada anterior. La Sexta captó la atención de 1.395.000 espectadores y Antena 3 1.212.000. ¿Por qué el público prefiere a Igartiburu y García al resto?¿Cuál es la fórmula de las campanadas?

Una chaquetina por si refresca

03

01 2015

Gemma Marchena. He empezado 2015 indignada. No tanto como los andaluces que se comieron cuatro uvas con Canal Sur. Pero cuatro uvas de verdad, uno, dos, tres y cuatro, porque los que estaban al mando de los botones se hicieron un lío y metieron anuncios en plenas campanadas. A lo que iba, estoy indignada con los vestidos de las presentadoras de las uvas. Yo, que soy una clásica, estaba en La1 viendo a Ramón García, con su capa y su traje y su pajarita, abrigado de arriba a abajo. Seguro incluso que llevaba una camiseta interior de borreguito para que no notase las gélidas temperaturas de Madrid. ¿Qué llevaba Anne Igartiburu? Un ligerísimo vestido con magas transparentes que, de verdad, la ciencia aún no ha demostrado que la gasa traslúcida sea abrigada. En la vida. Y Madrid no es Canarias. ¿Qué llevaba Cristina Pedroche? Un picardías. Me recordaba a las jamonas de las películas de Esteso, que siempre tenían a mujeres semidesnudas corriendo por pasillos de hotel. A ver, que cada una lleve lo que quiera. Pero lo que no me parece bien es que ellas se pelen de frío mientras ellos van calentitos. Y si no, póngase el lector ahora mismo en ropa interior con la ventana abierta un cuarto de hora y me cuente como se le quedan las meninges. No sé si proponer para 2016 un presentador semi en cueros o una chica con abrigo de plumas.

TVE 90-2015

26

12 2014

Javier J. Díaz. Aunque el programa electoral del Partido Popular no lo refleje, está claro que Ramón García va incluido en el pack ahorro, siempre, bajo todas las circunstancias. Ejemplo de ello es que de nuevo, por enésima vez, el presentador vasco, cuna de esa España de los noventa, vuelve a la casa de la tele pública, donde hace unos años parecía que estaba desahuciado, por Navidad. En Nochebuena presentó Telepasión, ese formato arcaico creado por algún iluminado para la tele navideña, que  tras haber desaparecido, volvió de entre los muertos. De hecho, lo hizo el pasado miércoles, con el susodicho Ramón y su amiga, también ya muy desahuciada de la televisión y de las revistas, Ana Obregón. Sin embargo, lo que podía haber sido una anécdota nostálgica vintage un día más de Nochebuena, se ha extrapolado también al final de fiesta. En Nochevieja, Ramón García se enfunda su capa de Conde Drácula casposo que ya llevaba en los noventa, cambia a Ana Obregón por Anne Igartiburu (otra que empezó también en los noventa), para dar las Campanadas de Fin de Año, como en los noventa. A veces, aunque parezca que ya estamos en aquel futuro que predecíamos antes del año 2000, aún seguimos en los noventa, y no en 2015.

Ramón García se pone la capa

22

11 2014

Gemma Marchena. Como un superheroe inmortal por el que no pasan los años, Ramón García vuelve a las andadas y vuelve a ponerse la capa. El que fuera presentador fetiche de TVE allá por los 90, ha decidido volver a casa por Navidad. Más bien por Nochevieja. Y es que el presentador vasco ha estado mucho años desaparecido para ocultarse en los micrófonos de la radio. Atrás quedaron los tiempos en los que, junto con Ana Obregón, repetían cada Fin de Año para explicarnos bien clarito en qué momento hay que tomarse las uvas. Que los españoles somos así, no damos ni una aunque sea la tradición. Se agradece que vuelva una cara conocida, con su archifamosa capa, para salir al balcón en la última fría noche de diciembre. Me pregunto ahora por qué los hombres siempre van ataviados con trajes que parece mucho más calentitos que los escotados vestidos de ellas, compañeras de penurias. El caso es que Ramón García, además de clásico, es solidario. Y ha decidido donar todo el dinero que cobre por la retransmisión de las uvas a Cáritas. Esto sí que es un cuento real de Navidad y no el que nos intenta vender el anuncio de la Lotería de Navidad.

Vuelve Ramón García…

07

05 2012

Urko Urbieta. Mañana se estrena ¿Conoces España?, un nuevo programa con el que La 1 pretende levantar su alicaída tarde donde nada les funciona: ni culebrones más ‘sofisticados’ (es un decir) como La casa de al lado, ni programas como + Gente, que ha vuelto a metamorfosearse (en menos de un año) en no se sabe muy bien qué.
Este programa es interesante por dos motivos: por un lado, es el primer gran formato de La 1 estrenado con la fórmula del ‘patrocinio cultural’ (Movistar paga el coste) con el objetivo, es de suponer, de hacer frente a la delicada situación económica del ente público. Y, además, ¿Conoces España? marca el regreso del incombustible presentador Ramón García a la televisión nacional… otra vez… y yo me pregunto ¿es necesario aguantar a este señor de nuevo? ¿No fue suficiente con verle casi cada día cuando éramos niños y/o adolescentes?
Veremos qué tal se desenvuelve este ‘dinosaurio’ pasado de moda y cansino al frente de un programa que busca concursantes que sepan de geografía, tradiciones, eventos, deporte, historia, personajes populares o gastronomía del país. ¿Recuerdan que les decía hace unas semanas lo de que nos dirigimos al Apocalipsis? Aquí tienen otro ejemplo más.