Entrada etiquetada ‘resumen del año’

Buena cosecha anual

29

12 2013

Urko Urbieta. Éxitos de audiencia sorprendentes y fracasos anunciados; programas notables y otros no tan conseguidos… 2013 ha dado de sí. Los programas de cocina, de actualidad y, por supuesto, la ficción, los grandes protagonistas de este año televisivo.
El exitoso Pesadilla en la cocina de La Sexta abrió boca para que llegara Masterchef, el concurso de cocineros amateurs de La 1, que ha arrasado este año, triplicando los pobres datos de su estreno. Y si pensábamos que no había cabida para más, A3 ha vuelto a dar la campanada con Top Chef, con cocineros profesionales como participantes. La cocina está de moda.
Sin dejar los ‘talent shows’, La 1 y A3 han intentado aprovecharse del éxito de La voz de Tele 5, pero ni Uno de los nuestros, ni Generación rock, ni la segunda edición de El número 1 han conseguido el beneplácito de la audiencia.
No hay que olvidar los programas de actualidad, como Salvados, El objetivo de Ana Pastor y La Sexta Noche, que han demostrado el hambre que tenemos de información veraz.
En cuanto a ficción, con 2013 despedimos series veteranas como El barco, Luna, Gran hotel y Gran reserva, y estrenos como El don de Alba, Fenómenos, Familia y Gran reserva: el origen, que han durado bien poco. Se salvan de la quema la mini-serie Niños robados, así como Vive cantando y El tiempo entre costuras, una de las series de más audiencia, y calidad, de los últimos años.

De lo bueno lo mejor

30

12 2012

Urko Urbieta. A un día para acabar el 2012 toca hacer repaso. Éxitos de audiencia… y fracasos más que merecidos, programas muy potables… y otros no tanto, despedidas largamente anunciadas… 2012 ha dado de sí.
Este año, la ficción no ha sido la estrella de la programación, ‘pseudorealitys’ como Pesadilla en la cocina, ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o Perdidos en la ciudad, han demostrado el hambre que tenemos de este tipo de programas –más guionizados que reales– con unas audiencias notables. Además, es importante destacar dos éxitos, como La voz, el ‘talent show’ que Telecinco sí ha sabido vender –y que A3 no consiguió con El número 1, a pesar de tener un jurado mucho más interesante–; y Salvados, el programa de denuncia de Jordi Evolé, que han arrasado muy merecidamente.
Hablando de ficción, con Cuéntame, Gran reserva, Los misterios de Laura y Águila roja ‘congeladas’ por la crisis, nos hemos despedido de Hospital Central (tras 300 episodios), Hispania y Los protegidos. Entre los estrenos, dijeron adiós tan rápido como llegaron Toledo, La fuga, Imperium y Stamos Okupados; mientras que Frágiles y Con el culo al aire han sabido hacerse un hueco. Por su parte, Isabel y Gran hotel se han convertido, sin duda, en las joyas de la ficción. Desde luego, un año para NO olvidar.

Resumen amargo

11

01 2012

Gemma Marchena. José Mota hizo el mejor resumen del 2011 que ya ha quedado casi en el olvido. Mientras cenábamos y contábamos las uvas, el humorisa conseguía arrancar la carcajada, pero se trata de una risa amarga, de esas que son el último recurso cuando uno ya ve tanto desastres que ya no tiene ganas ni de indignarse. Mota hizo una fina radiografía de lo que nos ha dejado el boom, el crash y cualquier otra onomatopeya que nos ha dejado esta década gloriosa. El drama de los cuarentones que aún no se han podido ir de casa se convirtió por obra y gracia de Mota en una imitación de Frank de la Jungla que intenta sacar del hogar paterno al parásito con un contrato temporal. O esa cadena de hamburgueserías con empleados que tienen contratos de dos minutos y medio. O el pícaro Sarkozy jugando a los rescates de Europa en Atrapa un millón y llevándose la pasta para Francia en el último segundo. Merkel y las tapas de yogures, el alcalde-rotondas que promueve aeropuertos soterrados… El programa Seven. Los siete pecados capitales (de provincias) hizo un revelador repaso de nuestros males: desde la prevaricación al enchufismo y de ahí, el talante. Está por ver si el nuevo gobierno permitirá que Mota siga metiendo el dedo en el ojo o correrá la misma suerte que Ana Pastor, otra especialista en decir verdades incómodas para todos.