Entrada etiquetada ‘Risto Mejide’

El personaje Mejide

04

12 2017

Urko Urbieta. Risto Mejide, el polémico publicista reconvertido en star televisiva, gracias a sus sangrientos comentarios como jurado en las ediciones de Operación Triunfo de 2006, 2008 y 2009, no parece tener fecha de caducidad, como muchos augurábamos. Tras pinchar con aquel olvidado G-20, que duró tres meses en la parrilla de Telecinco, y este mismo verano con All you need is love… o no, esa especie de Lo que necesitas es amor del siglo XXI, ha sabido mutar y transmutar en entrevistador con carácter: de Viajando con Chester (Cuatro), pasando por Al rincón de pensar (A3), hasta volver con el rabo entre las piernas a Mediaset con un remozado Chester. Parece que hay Risto para rato en la pequeña pantalla. La nueva temporada de Chester no innova nada. El programa sigue estando canibalizado por la presencia del publicista, que impone su presencia y sus frases llamativas. No acepta que es un mero conductor: tiene que tener mucha presencia en ese supuesto diálogo de tú a tú. Vista alguna de sus entrevistas, siempre me pregunto lo mismo: ¿Risto Mejide es así o solo un personaje?

Tropezar en la misma piedra

15

04 2017

Gemma Marchena. Alerta a la población: Mediaset está preparando una nueva versión de Lo que necesitas es amor. La caravana de Cupido amenaza con lanzarse por las carreteras españolas para atropellar a incautos que deseen mostrar ante la cámara sus vergüenzas amorosas. El programa tuvo en su origen a presentadores como Jesús Puente o Isabel Gemio, que son más entrañables. El relevo lo da ahora Risto Mejide. ¿A que dan ganas de abrir su corazoncito ante semejante señor que hace llorar a aspirantes a cantantes? Aunque ahora tiene una nueva faceta más sentimental después de enamorarse de una veinteañera y pedirle matrimonio en un teatro lleno de público. Igual da la sorpresa como Cupido. Aunque me temo que en esta edición hay un componente más irónico, humillante incluso. La promoción del casting de All you need es love ya advierte que también esperan historias de desamor. Y nada como una buena cámara grabando mientras a uno le dan calabazas. Hace años, un empleado de A3 contaba las tretas que utilizaban para llevar engañada a la víctima al plató de Sorpresa, sorpresa: «Le decíamos que la habían escogido para entrar en La ruleta de la fortuna y así la llevábamos a la tele». Recuerden que si les llaman de un concurso o la caravana está por la Isla, rápido, escóndase: Mejide está de cacería.

Merche, para un poco

08

03 2017

Iris Luque. Mercedes Milá la ha vuelto a liar. Parece que desde que dejó de presentar Gran Hermano tiene una necesidad irrefrenable de seguir conectada a la parte más chabacana del programa, y ha decidido saciarla comportándose como algunos de sus concursantes. Esta vez, el pobre que ha tenido que sufrir la ira de Milá ha sido el bioquímico José Miguel Mulet. Durante su paso por el programa de Risto Mejide ‘Chester in Love’, el citado bioquímico fue llamado para tirar por tierra el libro de cabecera de la periodista, ‘La enzima prodigiosa’. Cuando Milá comenzó a escuchar argumentos de un experto que sostenía que este libro «no contenía nada de verdad», la periodista atacó y le dijo que estaba gordo.  Sí, tal cual. Una profesional de alto copete sin más argumentos que el aspecto físico. Estas noticias me decepcionan, y me hacen creer que, más que nunca, hay que cambiar el periodismo de este país hacia algo más profundo. La única disculpa que puede tener Milá, la encuentro en Francisco Umbral, y es que lo mismo después del corte que le dieron con «yo venía a hablar de mi libro», se le pegó algo de despotismo.

Chester in repetición

16

02 2017

Iris Luque. Los programas de entrevistas que eran capitaneados por Risto Mejide siempre me han gustado. El formato crítico y rompedor de sus cuestionarios y el personaje que el presentador se ha creado a su alrededor hacían que sintiera morbo por ver a los invitados sacando su lado más humano. Viajando con Chester fue una auténtica revolución, y tuvo grandes datos de audiencia. Después del rifirafe entre Mediaset y Mejide, el formato se trasladó a Atresmedia, con Al rincón de pensar. En ese momento, el cambio de cadena era hasta triunfante para el polémico presentador.
Ahora, casi dos años después, vuelve Chester in Love. He de reconocer que los invitados siguen siendo personajes con mucho morbo y las entrevistas siguen dando la talla, y estoy segura de que la mayoría de ellos se sienten halagados aunque sepan que van a ser despellejados por el antiguo miembro del jurado de OT. Pero la charla distendida en el sofá ya huele a rancio. Además, desde que se popularizó el texto Mía, he dejado de confiar en el personaje chungo de Risto. ¿Ha existido alguna vez? ¿Era pura fachada? Sólo el tiempo lo dirá.

Risto enamorado

28

01 2017

Alfons Martí. Risto Mejide, el singular publicista que ha demostrado enorme talento para vender sus inventos, confiesa que su recién estrenado Chester in love es el programa que más le apasiona. Y es cierto que combina como nunca ingenio y frikismo. Sentado en su inseparable chester lanza esas preguntas de sofá sobre el amor o sexo y la vida a una variopinta representación de políticos, cantantes, escritores de moda e incluso a la inevitable y hecha a sí misma Belén Esteban.
El esquema es más rítmico que sus otros programas. Un ponente famoso expone una idea o experiencia y el invitado rebate o defiende sus argumentos. Un señor desinteresado en sexo será combatido dialécticamente por el maestro del sinónimo, y del sexo en este caso, Sánchez Dragó. Lucía Etxebarria se presenta como ponente con sus teorías del poliamor y en el primer programa vimos a Nacho Vidal, rey del porno, o al cantante Miguel Poveda confesando temas sexuales junto a Cristina Cifuentes, la política que asumió el papel de entrevistadora para escudriñar la relación de Risto con su novia actual. Haciendo gala de la política para dar permisos, Cifuentes instruyó a Risto y, ecuánime, le dijo: «Me gusta verte enamorado, más que nada ilusionado. Me parece bien».

Más rincón

09

10 2015

Javier J. Díaz. Es muy divertido ver como Risto Mejide ‘obliga’ a sus invitados a responder a preguntas concisas sin tener que dar ningún rodeo y sin lugar donde esconderse. Al rincón de pensar, caiga bien Mejide o no, le debemos que no se escuchen preguntas estúpidas, como la mayoría de las que se hacen hoy día. Además de divertido, también es agradable poder ver una entrevista en la que el invitado va a tener que hablar de los que la audiencia desea, le guste o no, porque está dentro de un guión no escrito por él mismo. El conocido descaro y la agresividad habitual de Risto se ha visto suavizado –que no erradicado- por el sentido común, mostrando a un entrevistador coherente que atrapa al entrevistado para exprimir la parte más latente, la que no suele dejarse mostrar habitualmente, sea el entrevistado que sea.
Aunque no deja de ser televisión, con Risto Mejide es un poco más real, aunque a veces sigue dando esa sensación extraña de que todo lo que sucede es un poco mentira. La pena es que los entrevistados a veces sean personas que no se merezcan los minutos de gloria que se les ofrecen, por lo poco que aportan a la sociedad. En cualquier caso, hay que agradecer a este programa, y mucho, que el formato entrevista, real, vuelva a tener repercusión y se reivindique como un espectáculo para la televisión, porque lo puede llegar a ser.

El rincón de Risto

07

07 2015

Alfons Martí. Bajo el título Al rincón de pensar, Risto Mejide ha sido lanzado como figura de un nuevo invento televisivo. El título es evasivo, pues si bien es un rincón de desnudo verbal, el pensar es tan ajeno al programa como cualquier atisbo de seriedad y profundidad. Se trata de entrevistas que pretenden desnudar a personajes muy variopintos aunque en general dados a la polémica y al histrionismo. Sentados en un sofá o incluso una cama, se ejerce una especie de frikilogía. Risto, muy dado a la pose, pretende buscar las intimidades de estrellas del frikismo o similares. Desde el padre Fortea, un simpático buscador de demonios y exorcista, hasta la reina del porno, Amarna Miller, pasando por luminarias del dinero. Todos ofrecen sus excentricidades y se recrean en declaraciones absurdas o tópicos autoindulgentes. Y es que Risto, fiel a sí mismo, pese a haber pisoteado las gafas en arranque histriónico, lógicamente saca provecho de su linea de personaje friki, ya explotada por Sardà en sus inicios. El efecto es típico: cuanto más pose y gravedad, intimidad y sofá, más sensación de farsa, demostración de ingenio y exhibicionismo compartido tanto por el publicista camaleónico como por sus distinguidos sofistas. Pero sofistas de sofá.

Corazón partío

02

06 2015

Neus Aguiló. Alejandro Sanz fue el protagonista de Viajando con Chester (la presencia del cantante debió de ser bien fácil de tramitar pues Mediaset lo tiene más a mano ahora que trabaja para La Voz). El artista contó cómo pasó de ser Alejandro Magno a Alejandro Sanz e hizo un repaso de su evolución artística desde Viviendo deprisa hasta Sirope, su último trabajo. El músico contó también algunas anécdotas, por ejemplo, destacó el desprecio de Hugo Chávez hacia su persona y el boicot hacia su música o que su madre dejó con la palabra en la boca a Esperanza Aguirre para ir a conocer al rey Juan Carlos. Alejandro Sanz, en su momento investigado por evasión de capitales, dijo que «el dinero da la tranquilidad de no tener que pensar en el dinero» (pues debe de ser verdad, aunque ni muchos de ustedes ni yo podamos comprobarlo). Y entre las anécdotas musicales destacó que el estribillo del célebre tema Corazón partío lo compuso de manera espontánea, sin embargo, el resto de la letra le llevó dos años de trabajo. Cierto es que no fue una de las mejores entrevistas (como también lo es que Risto Mejide –el primer presentador– era más incisivo que Pepa Bueno), pero mereció la pena verla.

Presentadores especiales

08

05 2015

Alfons Martí. La televisión es entretenimiento, información, manipulación e ideología. Y fenómenos curiosos. El mayor es la presencia de presentadores raros, especiales o inclasificables. Es el caso de Mariló Montero, Michael Robinson o Risto Mejide. Son llamativos, polémicos y sobre todo, acaparan la atención. A veces absurdos, estos personajes demuestran que la pequeña pantalla no busca mostrar realidades con distancia y serenidad, sino más bien exhibir dotes de teatralidad e histrionismo. Cuando lo que se muestra no es interesante o aburre el presentador, se les ficha. Michael Robinson se interpone entre fútbol y el espectador con sus rebuscados y barrocos discursos en un español con palabras muy castizas pero totalmente inglés en sonidos. Una mezcla incomprensible. ¿Imposible pronunciar tan mal la lengua de Cervantes? Risto Mejide se autoproclama empresario de éxito, escritor y publicista. O sea, un personaje autoinventado. Su última hazaña ha sido fotografiarse pisoteando sus propias gafas. Mariló Montero no defrauda ni aburre. Es capaz de confundir el Miño con el Nilo, regañar en directo a un telespectador, o preguntarle a Anne Igartiburu si no se sentía «oxidada». Aunque son incomprensibles, los presentadores sui generis son chocantes, aburren poco y además no usan tonos inquisitoriales ni robóticos. Yo confieso: adoro a Mariló.

Exuperancia

19

05 2014

Emili Gené. Paren las máquinas. Olvídense del Barça-Atleti, de la Final Four, de Nadal entre Roma y Roland Garros o de la final de la Champions. Por fin la política desbanca al deporte en la tele. Y es que Risto entrevista a Pedrojota. No conozco otro caso de una piscina que haya movilizado a todo un Govern, de ahí que quepa inferir que el poder de Pedrojota supera el techo autonómico. Un hombre con suerte. Me refiero al caso del vídeo. Aquella cinta (eran los tiempos del GAL y del VHS) tuvo que grabarse y repartirse artesanalmente. En los tiempos de YouTube, en vez de mil o tres mil copias, el vídeo tendría millones de visitas. O sea que el abogado del diablo Mejido regresa para reparar el error histórico, desenterrar el caso y preguntar por la jeta. Por supuesto, la cadena ya ha lanzado un trailer del choque de trenes, prometiendo sangre. Pero yo me apuesto el artículo a que no vamos a ver ni escuchar casi nada. Un amago, un desplante al sol. Lo importante era pescar espectadores y el cebo ya se ha lanzado.