Entrada etiquetada ‘series’

Hay vida más allá de la tele

Margalida Ramis. Hace semanas que no consigo mirar nada en la televisión, pese a tenerla encendida algún rato. Me duermo en caso de empezar a seguir alguna película y no he sido capaz de engancharme a ninguna serie. ¿Será por el calor? No lo sé, quizás sea porque en verano hay planes alternativos mucho más apetecibles que quedarse sentado delante del televisor. La programación actual tampoco ayuda mucho a una tarde/noche de relax frente a la pequeña pantalla. Programas enlatados, series repetidas y películas nada interesantes. Espero que el panorama cambie a partir de septiembre, que seguro que lo hará como cada año. De hecho, algunos canales ya anuncian las novedades de la programación otoñal, con bastante buena pinta. Hasta entonces, continuaré con mi retiro de la ficción televisiva y seguiré viendo solo los informativos por imperativo laboral. Y es que, de vez en cuando, una desconexión de la pequeña pantalla no viene nada mal. Y más aún cuando te das cuenta de las cosas que puedes hacer. El verano da para mucho y hay que intentar aprovechar esos dos meses para hacer algo diferente, que sienta muy bien.

05

08 2017

La sequía seriéfila de Telecinco

Urko Urbieta. En sus comienzos, Telecinco era famosa por las ‘mama chicho’. Luego, gracias a Médico de familia, la cadena destacó por contar con algunas de las series españolas de los 90 y principios de los 2000 más novedosas y de éxito. Pero en los últimos años se han empeñado en rellenar su parrilla de mil y un realities, que destapan lo peor del género humano. Los buenos réditos en audiencia de esta ‘cutretelevisión’ parecen haber conseguido que el canal apueste, poco o nada, por ficción de calidad. Y eso que El Príncipe, con sus muchos defectos, fue un triunfo y una serie bastante potable. Tras los batacazos de dos comedias malas a rabiar, como Aquí paz y después gloria o Anclados, y las poco inspiradas Chiringuito de Pepe y B&b en 2015, Telecinco lleva ya más de un año sin estrenar una serie nueva, aunque tiene en la recámara varios proyectos que, por uno u otro motivo, no ven la luz: el ‘thriller’ Sé quién eres, con Blanca Portillo, lleva meses terminado; La verdad, con Jon Kortajarena y Lydia Bosch, que rueda ahora sus últimos capítulos, tampoco encuentra sitio; lo mismo con las miniseries El hijo de Caín, Perdóname, señor o Lo que escondían sus ojos. Lo último que sabemos es que su nueva comedia, BByC, ha sido cancelada antes de su estreno… y, mientras, están al caer GH VIP o Supervivientes. Ay, señor, señor…

17

10 2016

Futuro de andar por casa

Urko Urbieta. Me voy a ganar fama de negativo, pero es que las cadenas no paran de estrenar saldos en verano y algún pobre telespectador incauto puede caer en la red de series como Minority Report, que Cuatro estrenó este miércoles. Solo tiene dos ventajas que podrían hacernos sentir curiosidad por verla: por un lado, es la ‘secuela’ televisiva de un blockbuster del mismo nombre firmado por Steven Spielberg en 2002, con Tom Cruise de protagonista; y, por otro, tiene un componente futurista que da algo aire a la típica serie, como esta que nos ocupa, con dos compañeros que investigan casos policiales y con un misterio que envuelve a uno de ellos. Nada nuevo bajo el sol. Quedan avisados. La serie arranca diez años después del final de la película, en 2065, con ‘Precrimen’ desmantelado y los precogs viviendo ocultos al resto del mundo. Uno de ellos, sin embargo, no puede resistir tener visiones, así que entra en contacto con una policía de Washington que le ayuda a detener esos crímenes.
¿Qué decir de esta serie? Se estrenó en EEUU en septiembre y antes de Navidad ya le habían dado carpetazo por las pobres audiencias conseguidas. Y no es para menos porque Minority Report es una baratija. Ni siquiera cumple en mostrar un mundo futurista atractivo; quizá por el pobre presupuesto. Todo en esta serie es muy de andar por casa, muy olvidable.

08

08 2016

Verano con aires nostálgicos

Margalida Ramis. A veces es bueno aprovechar el verano y las vacaciones para bucear en algunos recuerdos. Y la pequeña pantalla es una gran herramienta para ello, ya que en los meses estivales las reposiciones de series son muy recurrentes. La plataforma de series y películas en streaming Netflix también ha apostado por esta estrategia y desde el 1 de julio tiene en su oferta Las chicas Gilmore, nueve años después de su final. Esta serie americana está ambientada en un pueblo ficticio, Stars Hollow, y narra el día a día de sus habitantes, centrándose en la vida de la madre y la hija que protagonizan la serie. Aunque Las chicas Gilmore nada tiene que ver con las series típicamente veraniegas, como Los Vigilantes de la Playa, que se emitió durante años cada verano invitando al telespectador a trasladarse a las playas californianas, la apuesta de Netflix no desencaja en la oferta estival. Las chicas Gilmore es una serie que pasa con nota para poder ver de nuevo en los días más calurosos del año y recuperar así la nostalgia de las vivencias de los ciudadanos de Stars Hollow, que a veces tanto se parecen a episodios, pasados o no, de nuestras vidas.

08

08 2016

Del cine a la tele

Nacho Jiménez. Antena 3 quiere que su ficción sea la de mejor calidad, la que marque la pauta en el devenir televisivo, pero, en realidad, lo suyo es un corta y pega, y además mal hecho. Sus más importantes bazas de esta temporada, Allí abajo y Buscando el norte, son dos calcos de la arrolladora Ocho apellidos vascos y la no tan exitosa Perdiendo el norte. Diferentes perros, pero mismo collar, un collar que pasa del oro a la bisutería, una falta de ideas que estamos importando, cada vez más, del cine y la televisión de Estados Unidos. La gran María León y un actor vasco cuyo nombre ni recuerdo son los protagonistas de Allí abajo, que narra una relación entre una andaluza y un vasco… ¡qué original! Lo peor es que la audiencia acompaña, con una media de entre 3 y 4 millones de espectadores. Será la resaca de los apellidos… Sobre Buscando el norte, lo único bueno hasta la fecha fue la escena del sexo virtual entre el ‘prota’, a quien da vida Antonio Velázquez y su novia, él en Alemania y ella en España. Todo muy nuevo e, insisto, original. Yo me quedo con otra serie de la misma cadena, Bajo sospecha, que aunque no aporta nada nuevo al género negro, al menos engancha, ‘y de qué manera!

02

03 2016

De lo bueno, lo mejor

Urko Urbieta. Termina el año y es el momento para repasar los mejores programas, especiales y series del año. En esta columna de hoy solo destacamos de lo bueno, lo mejor. Empecemos por la ficción porque hemos tenido verdaderas sorpresas seriéfilas. Sin duda, una de las mejores series del año ha sido El ministerio del tiempo. Técnicamente impecable y con un reparto excelente – ese regalo que le han hecho los guionistas a Nacho Fresneda con su Alonso de Entrerríos–, la serie de La 1 es un salto al vacío con final feliz de Javier Olivares, responsable de Isabel. No hay que olvidar la adrenalítica Vis a vis, de A3, que este año se han llevado un merecido Premio Ondas a la mejor interpretación para su reparto de caras femeninas muy poco conocidas. Y, por supuesto, ‘mi niña bonita’: Allí abajo. La comedia de A3 se ha convertido en mi ‘lugar feliz’ de la televisión gracias a su galería de personajes. Guste o no, En la tuya o en la mía se ha convertido en el programa revelación de la temporada, y aunque tenga mis problemas con Bertín Osborne, es un espacio de calidad. Al igual que la cobertura informativa de laSexta la noche de las elecciones autonómicas, que dio mil vueltas al de la televisión pública; o ese imprescindible programa de Salvados, con Pablo Iglesias y Albert Rivera frente a frente. Sin duda, un año de calidad.

28

12 2015

Para corazones adolescentes

Nadie discutirá que MTV es la cadena que más directamente habla a los adolescentes de todo el mundo. La que empezó como una cadena musical ha ido evolucionando con el paso de los años hacia una perfecta maquinaria de contenido teen. Con el comienzo de la nueva temporada televisiva regresan a la parrilla dos de sus series de mayor éxito y calidad en la actualidad: Las farsantes (Faking it) y La chica invisible (Awkward). La primera es una propuesta reciente, con la que la cadena ha querido abordar la homosexualidad en la adolescencia desde la comedia. La segunda, que estrenará pronto su última temporada, es una de las veteranas de MTV, y quizá uno de los retratos más fidedignos de la adolescencia que se pueden encontrar ahora mismo en la televisión. La juventud que busque emociones fuertes también puede encontrarlas en este canal, con la reciente Scream y sus cada vez más escabrosas muertes. Los que sean más partidarios del género fantástico también tienen su porción de pastel, de la mano de las locuras que suceden semanalmente en Teen Wolf. Risas, llantos, asesinatos y licantropía tienen un solo denominador común: los pasillos del instituto.

20

08 2015